Presos usan TikTok para mostrar su vida desde una cárcel colombiana

Publicado por: daniel.guerrero el Lun, 22/02/2021 - 17:11
Share
No es uno, son varios los presos que a través de TikTok y desde las entrañas de las cárceles colombianas, dan muestra de cómo se vive allí.
Presos usan TikTok para mostrar su vida desde una cárcel colombiana

En el mundo de TikTok hay millones de videos que muestran recetas de cocina, tutoriales para aprender a bailar, videos motivacionales, bromas e incluso hay usuarios que, desde las cárceles colombianas, comparten con los demás la experiencia de pasar sus días privados de la libertad en estos recintos.

Uno de ellos es John Jairo Rivera Ríos, recluso de la cárcel Villahermosa de Cali y quien acumula más de 3 mil seguidores en esta plataforma. Este comunicador social y docente, que según los registros se encuentra pagando una condena por delitos sexuales con menor de 14 años (aunque nunca aceptó cargos), utiliza un celular con navegación a Internet dentro del penal para mostrar al mundo un lugar al que –seguramente– nadie quisiera ingresar algún día.

Son varios los videos en los que Rivera Ríos muestra a los internautas los baños, celdas y otros espacios del lugar. De hecho, no es el único contenido creado por él que ha logrado ver la luz desde que purga su condena allí, pues hay un texto escrito publicado en el Diario Occidente, en el que relata cómo se viven las navidades desde la prisión de Villahermosa y que titula 'Una navidad entre rejas.

Sin embargo, no es el único perfil que se dedica a retratar su vida ante los ojos de las redes sociales y desde una cárcel, pues solo basta con hacer una búsqueda en TikTok para hallar varias cuentas, como la de Stiven García, quien sin dar mayor información de la cárcel en la que se encuentra, ha logrado sembrar una comunidad de casi 6 mil seguidores.

En sus videos, al igual que John Jairo, este joven muestra la rutina diaria de un preso: cómo se ejercitan, qué comen y en qué invierten su tiempo. Hay videos en los que se les ve bailando, riendo, gastando bromas a sus otros compañeros y hasta pintando cuadros.

Lo que resulta sorprendente para la comunidad que se encuentra con los videos de estos personajes, es cómo han logrado ingresar diferentes elementos que en las grabaciones se aprecian: celulares, televisores y parlantes de sonido para cada celda, y hasta lo que parece ser marihuana, que fuman en sus videos.

Mientras pasan los días y John Jairo y Stiven restan fechas en el calendario, sus seguidores están al pendiente de los contenidos que suben a diario para así acompañarles a la distancia y de manera virtual en el diario vivir dentro de una cárcel colombiana.