Túnel de la línea: larga espera que llega a su fin

Publicado por: sebastian.alvira el Vie, 19/06/2020 - 13:32
Share
Será el túnel vehicular más largo de América Latina con una longitud de 8.65 km.
La primera parte que entra en funcionamiento va en el sentido Buenaventura-Bogotá.
Créditos:
Ministerio de Transporte

Después de más de diez años de aplazamientos en la finalización de la obra del túnel de la Línea como consecuencias de problemas en la construcción del proyecto, en la primera semana de septiembre, por fin, los colombianos podrán disfrutar del primer cruce subterráneo de 8,5 kilómetros, y de tres túneles adicionales, cinco viaductos y 13 kilómetros de doble calzada.

 

La primera parte que entra en funcionamiento va en el sentido Buenaventura-Bogotá. Se prevé que el proyecto total estará finalizado en el 2021 todo el proyecto tiene 30 kilómetros, que es la doble calzada entre Cajamarca y Calarcá.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, y la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, hicieron el anuncio durante el programa ‘Prevención y Acción’, donde resaltaron que para el primer trimestre de 2021 se hará la entrega completa del proyecto de la doble calzada entre Calarcá y Cajamarca.

Descripción del proyecto 

 

La parte que se pondrá en funcionamiento consta de un túnel de 8,65 kilómetros de longitud, cuya excavación arrancó en agosto de 2009 y sus obras civiles finalizaron el pasado 8 de febrero. Cuenta con dos carriles y 17 galerías que lo comunican con el túnel de rescate y operará unidireccionalmente en sentido Buenaventura – Bogotá. Su ejecución fue llevada a cabo por el Ministerio de Transporte a través del Instituto Nacional de Vías (INVÍAS), con inversiones que alcanzaron los $2,9 billones de pesos.

También se anunció la entrega del túnel de rescate, de 8,5 km,  así como de tres túneles cortos con longitudes de 343 metros, 904 metros y 627 metros. Cinco puentes y 13,4 kilómetros de doble calzada que conformarán un par vial con la vía actual de La Línea.

Beneficios de la obra

“El proyecto no solamente representa un ahorro en términos de tiempo y competitividad, sino también de siniestralidad vial. Es importante decir que es un trayecto que en día lleva a 16 kilómetros por hora de velocidad, pero con su entrega llegaríamos a velocidades de 60 kilómetros por hora”, destacó la ministra de Transporte.

Lea también: Caso Hyundai: las razones por las que Alex Vernot quedó en libertad

Le puede interesar: Colombia tendría 40 mil muertos por Covid-19 si no se hace nada: Carlos Álvarez

Historia de la licitación

El proyecto del Túnel de la Línea arrancó su licitación en el año 2008, en el mandato de Álvaro Uribe, fue adjudicado al consorcio Segundo Centenario, liderado por el empresario Carlos Collins. En la primera etapa, el valor de la adjudicación fue por 629.000 millones de pesos y se esperaba que estuviera terminado en julio de 2013.

En septiembre de 2014 en el Gobierno de Juan Manuel Santos, se anunció que la obra estaba retrasada  cerca de un año y seis meses y que, además, necesitaría una inversión cercana a los 160.000 millones de pesos adicionales para ser concluida en su totalidad.

Después de realizarse dicho anuncio, se esperaba que la obra fuera entregada en 2016, pero pasaron los años y el consorcio liderado por Collins intentó negociar la caducidad del contrato, argumentando que se había pasado de la fecha, aduciendo fallas y retrasos en la ejecución. Al final, el consorcio Segundo Centenario salió del contrato y el Gobierno Nacional asumió la construcción a través del Invías.

Cabe recordar que, al terminarse su construcción será el túnel vehicular más largo de América Latina con una longitud de 8.65 km. La entrada occidental del túnel se encuentra en el Portal Galicia, a 2.420 metros sobre el nivel del mar a 11 km de Calarcá (o 19 km de la ciudad de Armenia). La entrada oriental del túnel se encuentra en el Portal Bermellón, a 16 km de Cajamarca (o 37.8 km de la ciudad de Ibagué)