¿Por qué es importante hacerse la citología?

Publicado por: marcela.africano el Mar, 06/07/2021 - 16:48
Share
La citología vaginal es uno de los exámenes más importantes en la salud de las mujeres para detectar posibles anomalías.
Créditos:
Pixabay.com

Dentro de los factores más importantes en la sexualidad, está la salud de los órganos reproductivos, por ello es de vital importancia establecer rutinas de consultas médicas para descartar cualquier enfermedad y/o tratarla de manera oportuna si se detecta.

La citología vaginal o también llamada prueba de Papanicolaou, es el procedimiento más eficiente en mujeres para encontrar células anómalas o cancerígenas.

 

Consiste en la toma de una muestra de las células de la vagina y el cuello uterino. El análisis indica si hay un alto riesgo de tener cáncer de útero o si por el contrario la salud de la mujer se encuentra en perfecto estado.

El examen es recomendado por los doctores puesto que las cifras de muerte por cáncer de cuello uterino son muy elevadas. Según el Ministerio de Salud, solo en el 2018 fallecieron 34.000 mujeres con este diagnóstico.

Desde las distintas entidades de salud públicas y privadas, promueven la toma del examen con campañas sensibilizadoras e incluso en consultas generales el médico transcribe la orden para que la paciente se realice la citología, la cual solo consta de un sencillo procedimiento.

En este se le pide a la mujer que se desvista de la cintura para abajo, se acueste boca arriba sobre una camilla, mientras mantiene las piernas flexionadas y el talón de los pies sobre unos estribos ubicados al borde de la camilla.

Después el médico introduce un espéculo en la vagina que posteriormente abre para poder visualizar el cuello uterino o cérvix. Por último, se toman las muestran necesarias en diferentes zonas de la cavidad vaginal y se envían a los laboratorios para ser analizadas.

¿Cada cuánto se debe realizar la citología?

Los expertos de la salud, aseguran que la prueba debe hacerse inicialmente, un año después de haber tenido la primera relación sexual.

Luego de eso, es recomendable repetir el examen cada 3 años, esto si la mujer está entre la edad de los 20 a 30 años. Posterior a esa edad y hasta los 65 se puede hacer cada 5 años para un seguimiento adecuado.

¿Es un procedimiento doloroso?

Falso. Pese a que existe un mito alrededor de la citología que habla sobre que la técnica es dolorosa, la realidad es que no. Puede ser molesto porque requiere de enseñar las partes íntimas e introducir un objeto extraño para muchos, sin embargo, la toma de la muestra solo tarda unos 3 minutos.

Recomendaciones para realizarse el examen

Antes de ir al consultorio es necesario saber que para realizarse la citología hay que tener en cuenta algunas recomendaciones importantes.

Una de ellas es no estar durante los días de periodo y preferiblemente cuando ya se halla cerrado totalmente el ciclo de ese mes. También se aconseja no haber tenido relaciones sexuales durante las últimas 24 horas para obtener mejores resultados.

Durante la prueba vaginal, se aconseja estar relajada y seguir las indicaciones del profesional para realizar el procedimiento de la manera más rápida.

KienyKe Stories