Peleas que son completamente normales entre las parejas

Publicado por: felipe.lopez el Mié, 24/06/2020 - 17:40
Share
Hasta las relaciones más saludables tienen discusiones, estos son los ejemplos de peleas más comunes entre parejas.
peleas
Créditos:
Freepik

Todas las parejas discuten, incluso las que parecen más perfectas y las que sostienen una relación sana. “Todas las parejas discuten, y eso es totalmente normal”, dice Rachel Sussman, terapeuta de relaciones en Nueva York. “Es la forma en que discuten lo que separa a las parejas sanas de las que son todo un reto”, afirma.

Lo importante de las peleas en que ambos las utilicen para comunicar inconformidades y se logren acuerdos, “Cuando sientas que te sientes frustrada o molesta con tu pareja, trata de cortarlo de raíz. responde tu preocupación”, recomienda Sussman.

“Dile a tu pareja lo que te molesta y por qué, y trata de enfocarte en la solución en lugar de simplemente hacer una descarga emocional. Luego siéntate y escucha y valida la respuesta de tu pareja. Es tan importante escuchar cómo explicar y explorar tus propios sentimientos”, agrega.

Para que tenga presente cuáles son las peleas más normales y que no deberían preocuparle, estos son algunos ejemplos:

Uno piensa en cuál es el próximo viaje que harán juntos, mientras que el otro piensa en qué deberían invertir el dinero.

Está bien que tengan ideas diferentes sobre cómo manejar el dinero, sin embargo “es importante dar a conocer tus sentimientos para que no empiecen a acumular resentimiento”, dice Rebecca Hendrix, experta en relaciones. “Puede que no ganes todas las diferencias, pero compartir tus necesidades es saludable”.

Para saber manejar la situación, “Es importante entender por qué tu pareja desea hacer lo que quiere hacer. A veces, simplemente validar su punto de vista ayudará a que se tome una decisión mutua”, menciona Hendrix. “Ayuda a tu pareja a entender por qué los beneficiaría a ambos”, menciona ella.

También son muy normales las peleas sobre nimiedades caseras, usar el lavaplatos, cómo tienden la cama, la organización de la nevera, entre otras cosas.

Para solucionar: “pregúntate cómo tu decisión de doblar la ropa o no doblar la ropa como tu pareja te afectará a ti y a su hogar”, recomienda Hendrix. “¿Realmente es un gran problema doblar la ropa de manera diferente?”.

Tome la oportunidad de cuestionarse qué tan importante o urgente es discutir al respecto, si cree que vale la pena, explíquele a su pareja lo que es importante para usted.

Igualmente, es común que tengan diferentes niveles de deseo sexual, “En cada pareja hay alguno que quiere más sexo y uno que lo quiere menos”, explica Hendrix.

“El sexo nunca es un problema hasta que dejas de tenerlo, entonces se convierte en el elefante de la habitación. Si puedes tener esta discusión desde el principio, el elefante no será tan grande”.

La solución: “Encuentra esa línea delgada de hacerlo con tu pareja sin sentirte molesta o sintiendo que se aprovechan de ti”, aconseja la experta.

“Muéstrale a tu pareja que lo escuchas y que te importa (…) Si dices que no, regresa al día siguiente para ver si el momento es mejor para los dos”, solo no tenga sexo por sentir una obligación.

Las parejas también suelen pelear por diferentes horarios sociales, es decir, “La mayoría de las parejas tienen algún grado de desacuerdo sobre cuánto tiempo quieren pasar juntos o solos”, explica. Recuerde hablar de esto desde un principio y no más adelante cuando de repente ambos estallan.

Para manejar la situación: “Comparte cómo pasar tiempo insuficiente o excesivo con tu pareja afecta su nivel de conexión”, dice Hendrix.

Se recomienda encontrar un punto en el que se apoyen en cosas importantes e identifiquen los momentos en que pueden estar a solas, “Hagan una lluvia de ideas sobre cómo mantenerse conectados y cumplir sus objetivos individuales”.