Filofobia, cuando las personas tienen terror al amor

Publicado por: felipe.lopez el Mar, 14/04/2020 - 16:27
Share
Para las personas que evitan tener cualquier vínculo romántico profundo, es seguro que tengan filofobia, miedo al amor.

Dependiendo de las experiencias que se tienen con el amor o, por ejemplo, siempre existe esa persona que esta teniendo una historia romántica maravillosa, pero de repente se asusta y abandona la escena. Con todas las nuevas formas y apps de citas que existen, las reglas en el amor parecen haber cambiado. Muchas personas se vuelven frías al intentar tener un romance, pero el evitar verse relacionado con alguien románticamente puede estar relacionado con un miedo irracional, la filofobia.

“Conocemos como filofobia el intenso temor que sentimos cuando nos gusta una persona, pero iniciamos ciertos mecanismos de defensa para alejarnos de ella”, explica Sandra Farrera Sabioncello, psicóloga experta en terapia de pareja de Top Doctors.

“Esto sucede porque al igual que nuestro cuerpo se tensa en situaciones en las que se siente amenazado, las personas con filofobia activan este sistema defensivo cuando sienten que se van a enamorar”, agrega la especialista.

Las causas de este trastorno se deben a un fracaso en el amor en ocasiones anteriores, o situaciones románticas que han resultado traumáticas y no han podido ser resueltas, como el divorcio de los padres, la muerte de un familiar, entre otras cosas.

Según Farrera, el ejemplo más conocido de la filofobia se encuentra en la Reina Isabel de Inglaterra, a quien nunca se le conoció una relación sentimental o matrimonial. “Algunos historiadores piensan que podría estar causado porque su madre, Ana Bolena, fue ejecutada por su esposo por haberse enamorado de su primo. Se cree que este hecho trágico pudo hacer que renunciara a las relaciones románticas”.

Los síntomas pueden ser que los niveles hormonales estén alterados. “Esto se debe porque les aumenta el cortisol, la hormona del estrés, en vez de la oxitocina, la dopamina y la serotonina, provocando que la persona sienta ganas de huir”, dice la experta.

Entonces dejan de visitar a su pareja, evitan sus llamadas, inventan excusas para no verse a medida que la relación se vuelve más profunda. “Estas personas sienten miedo a perder la individualidad, a no sentirse libres, ser abandonados, etc. Todos ellos infunden este miedo irrefrenable al compromiso que provoca en la persona la sensación de que estaría mejor sola”.

KienyKe Stories