Riesgos que se presentan en un niño por nacimiento prematuro

20 Febrero 2022, 09:00 AM
Share
Los embarazos prematuros requieren de más cuidado y atención, ya que podrían presentar varias secuelas.

Tener un embarazo apresurado presenta complicaciones en la vida del niño más adelante al trascurrir los años, lo que implica que estaría más expuesto a presentar parálisis cerebral, autismo, trastornos de déficit de atención, síndromes relacionados a la obesidad o a la anorexia, entre otras más.

Esto principalmente depende de la cantidad de semanas en las que se haya adelantado el feto. Se considera nacimiento prematuro por debajo de las 37 semanas.

Por su parte, el límite de semanas que se ha llegado a adelantar un bebé ha sido de 32 semanas, lo que agravaría más la situación a futuro, considerando que el tiempo de un embarazo normal es de 38 a 42 semanas.

Estos  casos, podrían tener aún más consecuencias aparte de las que ya se mencionaron anteriormente. Sin embargo, todo depende del prematuro y sus condiciones con las que nació, por ejemplo; mal formaciones o alguna patología, como enfermedades cardiovasculares.

Para esto, el tratamiento es muy complicado a la hora de hablar de resultados o de avances, pues aquí también volvería a entrar el tema de las semanas de gestación que alcanzó a tener, dependiendo de esto, aumentarían sus posibilidades o en su defecto, serían mínimas lograr estar exento a esto.

Sin embargo, se recomienda llevar una vida saludable, donde no se haga el consumo del cigarrillo o similares, llevar una dieta cero dañina y sobre todo el ejercicio, principalmente el cardio, para poder prevenir este tipo de riesgos.

José Figueras, director del informe SEN 1500 de la Sociedad Española de Neonatología, comunica que: "La mujer que se queda embarazada con mayor edad, la probabilidad de prematuridad es mayor, ya que son más frecuentes los problemas asociados, como la diabetes o la hipertensión del embarazo".

Por otro lado, se le recomienda a los padres del niño, llevarlo a terapias donde se le haga un seguimiento de estimulación para el cerebro, lo que evitaría secuelas cognitivas para su diario vivir, ya que por su condición sus órganos no se terminaron de desarrollar por completo. Por lo general, estas consecuencias se comienzan a presentar a partir de los 5 años.

Aun así, gracias a la medicina y a los expertos, este enfoque cada vez avanza más, lo que aumenta las oportunidades de salvar y mejorar las vidas de los bebés prematuros y mejorarlas.

KienyKe Stories