Receta de helado de vino tinto, una opción perfecta para hacer en casa

Publicado por: felipe.lopez el Mar, 09/06/2020 - 12:39
Share
Si busca una receta dulce y fácil para hacer en este aislamiento preventivo, el helado de vino tinto es perfecto para tardear.
helado
Créditos:
Freepik

Puede que le parezca un poco excéntrica la idea de que exista un helado con sabor a vino tinto, pero si lo piensa bien, es una mezcla hecha en el paraíso, por un lado, ese elemento fundamental de las reuniones entre buenos amigos y por otro la frescura de uno de los postres más clásicos en la historia de la humanidad.

Para aquellos que quieran aprovechar mejor el tiempo de aislamiento desde casa y aprender a elaborar un helado de vino tinto primero debe tener en cuenta que se recomienda usar un buen vino, aunque sea casero, intente lograr un acabado casi profesional.

Se recomienda que la opción de vino sea joven y con sabor a fruta, los que tienen toque amaderado no son una buena alternativa, mejor un vino aromático, como el Cabernet Sauvignon, al probar el resultado final se dará cuenta de la razón detrás de esta sugerencia. También se recomienda mover la mezcla con unas varillas una vez cada tres o cuatro veces para que el helado quede más cremoso, o así lo recomiendan los expertos en helados artesanales.

A continuación, estos son los ingredientes que debe tener a la mano para hacer esta deliciosa receta: una botella de vino tinto, canela, 4 yemas de huevo, 150 gramos de azúcar, 300 ml de crema de leche y 250 ml de leche (de su preferencia).

Para la preparación, ponga el vino y la canela a hervir a fuego bajo hasta que logre medio vaso (150 ml de líquido). A tal punto el alcohol ya se habrá evaporado, es decir, unos 40 o 50 minutos.

Luego retire la rama de canela, guarde el líquido y déjelo enfriar. En otro recipiente, caliente la leche con la crema a fuego medio.

En un bowl bata las yemas de juego con el azúcar hasta lograr aumentar el volumen y una mezcla consistente.

Antes de que la crema y la leche hierban, apártelas en un bowl con la mezclar de yemas y azúcar, vuelva a mezclar.

El resultado de esta mezcla se pone en una olla, a fuego medio y revuelva hasta que logre una consistencia espesa, no deje que hierva, de lo contrario los huevos se cortarán.

Apenas esté lista la mezcla, viértala en un bowl y deje que enfríe. Ahora es momento de mezclar el vino con esta crema y luego llevar a la nevera.

Deje que pasen cuarenta minutos, saque el bowl de la nevera y revuelva, repita este paso tres veces, dejando pasar una hora entre cada intervalo.

Ahora congele el helado de vino tinto y ya está listo para disfrutar.