Ciudad Bolívar a una nueva cuarentena en medio de la necesidad

Publicado por: juan.sacristan el Mié, 13/01/2021 - 18:12
Share
Ediles de Ciudad Bolívar explicaron a KienyKe.com en qué condición afrontará esa población el confinamiento del 18 al 28 de enero.
Ciudad Bolívar
Créditos:
bogota.gov.co

A partir del próximo 18 de enero seis localidades del sur y suroriente de Bogotá entrarán en cuarentena por 10 días. Entre ellas se encuentra la localidad de Ciudad Bolívar que es la cuarta más poblada y que agrupa viviendas del estrato 0, 1 y 2.

La primera cuarentena para esta población produjo una afectación para los ingresos de los habitantes, por esa razón, antes de iniciar el aislamiento de este primer mes del 2021, algunas viviendas ya exhiben en sus ventanas el trapo rojo que representa la necesidad económica y alimentaria de sus habitantes. 

Los ediles Cristian Robayo y Oscar Duarte de la localidad de Ciudad Bolívar explicaron a KienyKe.com los riesgos que representa para la población de ese territorio un nuevo confinamiento, como el que está por empezar.

Miles de ciudadanos de Ciudad Bolívar no tienen condiciones económicas para soportar las medidas que se quieren implementar, no es que no se esté haciendo nada, sino que simplemente la magnitud del problema es tan grande que se requeriría una política pública de inversión en economía social y solidaria que fortaleciera la situación económica de la gente, que le permitiera afrontar con o sin pandemia las posibilidades de tener una renta básica para solventar realmente sus necesidades familiares, sociales y de bienestar”, señaló el edil Robayo a este medio.

“La situación para la localidad no es la más favorable, en el entendido de que si bien hoy, en el país, la tasa de desempleo es alta, no menos será en la localidad donde la gran mayoría de las personas que habitan allí son personas que realizan labores no calificadas en empresas que hoy afrontan una difícil situación financiera”, señaló por su parte el edil Oscar Duarte.

Ambos coincidieron en que en Ciudad Bolívar vive una gran parte de la población que se dedica a labores informales como vendedores ambulantes, rebuscadores, recicladores, trabajadores independientes, madres cabeza de hogar, servicio doméstico y de vigilancia, quienes no tienen una economía personal estable y en un confinamiento verían afectados sus ingresos.

“Ciudad Bolívar debe tener alrededor de 800 mil personas de las cuales, yo creo, que un 60% está en situación de riesgo y esa situación no es cubierta por el conjunto de estrategias que hoy se están implementando”, señaló el edil Robayo y agregó: “Hay doble escenario, una ciudad formal donde aparecen los datos, usted está registrado, y una informal que son miles de barrios donde ni siquiera hay servicios públicos. Entonces el acceso a estos subsidios es muy difícil que lleguen a todo el mundo”, sostuvo.

Según la Encuesta Multipropósito de Bogotá en 2017, Ciudad Bolívar es la localidad que alberga la mayor cantidad de hogares estrato 1 en la ciudad, con un 54,6% de sus viviendas; le sigue el estrato 2 con 39,6% y estrato 0 con el 0,07% del total.

Así mismo, según el mismo estudio poblacional, esa localidad del sur de Bogotá es la que contiene más tasa de informalidad, pues según el DANE, 158.212 personas son catalogadas bajo esa definición. También presenta alta informalidad fuerte con 171.804 habitantes en esa categoría.

Por esos índices demográficos, una cuarentena estricta para la población podría resultar en graves consecuencias para los ingresos de las familias e incrementar sus necesidades, sumado a que gran parte de la población también pudo verse afectada por las cuarentenas de otras localidades de Bogotá por cuenta de su lugar de trabajo.

“Si bien es cierto que estas medidas las recibimos con optimismo de que puedan tener el contagio, no son unas medidas que se hayan realizado de manera técnica por cuanto algunos habitantes de la localidad no solamente van a enfrentar diez días de aislamiento, sino que van a llevar cerca de 24 días, si a eso le sumamos que muchos trabajaban en las localidades que tuvieron primero 14 días de cuarentena como Suba, Usaquén y Engativá, que albergan 33% de las empresas que hay en Bogotá”, señaló el edil Duarte.

Por esa razón, los ediles advirtieron de la necesidad de implementar políticas de asistencia para las familias vulnerables en la localidad, como fortalecer el sistema de salud y revivir los centros de salud barriales, o que se hagan transferencias por medio de Bogotá Solidaria y el plan de desarrollo del 2021 a Ciudad Bolívar.

Esto con el fin de mitigar las consecuencias que podrían traer la profundización de la crisis en esa población, como un agravamiento de la violencia. “Lo que va a pasar es que va a haber un recrudecimiento de la violencia, el despertar de las necesidades de muchos sectores que pueden terminar en hechos de convivencia fuertes. Lo que ocurrió meses atrás es que la gente empezó a organizarse para protestar por alimentos”, advirtió el edil Robayo.

Esta nueva jornada de cuarentenas ha recibido críticas por varios concejales y ediles de Bogotá, quienes consideran que las medidas debieron tomarse en el mes de diciembre, para evitar el repunte de casos en el mes de enero en la capital.

Esa crítica también la sostuvo el edil Duarte de Ciudad Bolívar con respecto a la localidad, quien señaló: “La medida, si bien es cierto es necesaria, porque no podemos mentir que el alto índice de contagio preocupa hoy a Bogotá, creemos que sí es una medida que se pudo contemplar en el mes de diciembre. Le faltó prevención y planeación a la administración distrital frente a cómo iba a afrontar el mes de enero. Lo cierto es que hoy hay un panorama incierto para los habitantes de la localidad”.

Ciudad Bolívar, Usme, Rafael Uribe Uribe, Bosa, Puente Aranda y San Cristóbal tendrán cuarentena a partir del próximo 18 de enero hasta el 28 del mismo mes. Las primeras localidades en tener restricción focalizada fueron Suba, Engativá y Usaquén, hasta el pasado 12 de enero y hasta el 17 de enero tendrán confinamiento Kennedy y Fontibón.