Hogares geriátricos privados solicitan apoyo del Distrito para proteger a los adultos mayores

Publicado por: german.alarcon el Vie, 27/03/2020 - 13:47
Share
KienyKe.com dialogó con la vocera de varios hogares geriátricos privados en Bogotá para conocer la situación que viven bajo las medidas preventivas.
Hogares geriátricos coronavirus

Las restricciones en la cantidad en las compras que pueden hacer los colombianos durante el aislamiento impuesto por el gobierno, ha significado para algunos sectores dificultades para mantener a personas que tienen a su cargo, como los hogares geriátricos que no logran adquirir alimentos y elementos de protección en el número que requieren. 

Los encargados de casas de retiro de adultos mayores aseguran que en los supermercados normalmente compran un buen número de productos que necesitan, pero que en esta cuarentena se encuentran con que las cadenas no les permiten llevarse más de los establecido, lo que pone en riesgo la seguridad alimentaria de estas personas. 

 

 

Esta situación la están viviendo varios  hogares geriátricos privados de Bogotá que solicitan ayuda del Distrito para abastecer a los adultos mayores y al personal con los productos sanitarios que exige la Organización Mundial de la Salud, como es el caso de tapabocas, gorros quirúrgicos y guantes; además de los alimentos que requieren a diario. 
  
Ese llamado de alerta crece al no estar dentro de un plan de contingencia como ocurre con las poblaciones en condición de pobreza o vulnerabilidad de la ciudad.

KienyKe.com conoció el caso de un hogar geriátrico ubicado al norte de Bogotá y que pertenece al estrato 4. La persona que está a cargo de este recinto afirmó que para ellos resulta peligroso salir varias veces a adquirir los elementos necesarios, por cuanto en las grandes superficies y mercados  del vecindario no les venden sino un número reducido de productos.

La directora del centro geriátrico señaló que en la zona son muchas las casas en las que viven personas de la tercera edad que están encerrados con quienes los atienden y están en riesgo ante la necesidad de hacer compas al menudeo porque se exponen ellos, y por lo tanto, a las personas que están bajo su cuidado. 

 

Del propio bolsillo

 

Estas casas de retiro no les pueden exigir un mayor monto económico a las familias y muchas veces tienen que poner de su propio bolsillo recursos para suplir las necesidades de las personas a su cargo. 
 
En la mayoría de supermercados las compras se limitan a cierto número de productos por comprador para evitar un desabastecimiento interno. Alimentos de gran consumo como la leche, el pan, la carne y los huevos no pueden ser adquiridos en el número que requieren para la cantidad de personas que viven en el hogar.

Marcela Carrillo, quien está a cargo de este hogar, solicita un diálogo entre el Distrito y los supermercados para adquirir la cantidad que ellos necesitan llevarse. “Debería haber una excepción con nosotros”, afirmó en diálogo con KienyKe.com

De igual forma, a través nuestro hizo una petición para que la Policía Nacional no les ponga trabas a la hora de transitar por la ciudad en búsqueda de productos alimenticios y de sanidad. “Las autoridades ponen un comparendo porque la orden que mostramos no es de un médico o enfermero y no nos creen que trabajamos en un hogar geriátrico”, manifestó. 

El problema no solo se enfoca en los dos ítems anteriores sino también a lo expuestos que quedan al coronavirus al momento de salir a abastecerse, pues deben realizar esa labor en varias oportunidades debido a que no pueden acceder a la cantidad que solicitan por los límites en la venta. 

Asimismo ocurre con los domicilios. Piden la cantidad que necesitan pero las cadenas no permiten la venta del requerimiento. 

Hogar geriátrico coronavirus

Sin apoyo de la Secretaría de Salud

 

Marcela cuenta que la Secretaría Distrital de Salud dejó de visitar el lugar desde que se decretó el aislamiento obligatorio en Bogotá. Ahora solo se comunican a través de videollamadas para examinar que el hogar esté cumpliendo con las medidas sanitarias. 

Sin embargo, el dinero parece no dar abasto teniendo en cuenta que deben cumplir con los gastos de los servicios públicos, el abastecimiento hasta finales de mayo y los impuestos. 

“Si nos exigen poner tapabocas todos los días, no me van a alcanzar”, señaló. En este momento ninguno está contaminado, pero si se llega a presentar el primer caso el contagio pasa a ser un dominó y termina afectando a todos los integrantes. 

Un hecho que podría resultar aún más costoso y terminar en una emergencia sanitaria en caso de no contar con un apoyo por parte del Distrito.

 

 

Marcela Carrillo es vocera de varios hogares geriátricos en Bogotá y de las más de 30.000 personas que integran esta población a nivel local; por eso la situación es de alerta, ya que los estratos 2 y 3 también urgen de un auxilio para esta cuarentena. 

“Nosotros aplaudimos cuando decretaron el aislamiento obligatorio para la tercera edad, pero también necesitamos de una colaboración”, agregó. 

Otro de los temas que resalta Marcela es la falta de apoyo psicológico. “Se puede presentar un síndrome por permanecer tanto tiempo encerrado”, indicó. 

Durante estos días de aislamiento Marcela ha intentado comunicarse con la línea directa que la guíe en caso de que algún adulto mayor presente un colapso mental. Por más intentos que ha realizado, le ha sido imposible encontrar una respuesta. 

No estamos pidiendo plata, solo queremos que hablen con los supermercados para que nos dejen comprar y con las autoridades para andar sin restricciones”, puntualizó. 

 

Precios por las nubes


Marcela y demás personas a cargo de los hogares han buscado proveedores para abastecerse con elementos sanitario, pero se han encontrado con precios muy elevados. 

2 cajas de guantes $ 100.000; 10 batas quirurgicas  $ 180.000; 15 tapabocas lavables $ 90.000; 15 polainas $ 45.000; 15 gorros quirúrgicos  $ 45.000 total, para un total de $460.000. 

“Esos son los valores que nos están vendiendo. Una caja de guantes se conseguía a $18.000”, aseguró.

 

¿Qué opina el Distrito?

 

KienyKe.com dialogó con una fuente de la Alcaldía Mayor de Bogotá y verificó que por el momento no hay ayuda directa hacia estas instituciones, ya que están enfocados en suministrar alimentos y dineros a las poblaciones en condición de pobreza y vulnerabilidad. 

Sin embargo, no descartan que más adelante se centre una atención a la población adulta privada.