Polémica por el cambio de color de los buses del SITP sigue candente

Publicado por: sebastian.alvira el Mar, 13/10/2020 - 12:25
Share
La Veeduría le pidió a Transmilenio información sobre este proyecto y Claudia López fue tajante con el futuro de dicha propuesta.
Créditos:
Transmilenio

Teniendo en cuenta las quejas presentadas por algunos concejales y la polémica en redes sociales acerca de la entrada en operación de buses nuevos del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), la Veeduría Distrital le pidió al gerente general de Transmilenio Felipe Ramírez, que aclare si es cierto que se tiene previsto cambiar el color de los 379 nuevos buses de cero o bajas emisiones (Euro VI) y eléctricos (en adelante: "los buses"), adjudicados en 2019 y que debian entrar en operación este año.

Además, le solicitó informar cuál es el fundamento jurídico, técnico o contractual que sustenta la decisión de cambio de color de los buses. De recibir una respuesta positiva sobre dicha modificación, la Veeduría preguntó si se consideraron alternativas menos costosas que cambiar el color de los buses, por ejemplo, incluir algún distintivo claro que permitiera lograr el mismo resultado.

Por otra parte, el ente de control pidió que se informe cuándo debieron entrar en operación los 379 buses y si los contratistas cumplieron el cronograma de programación para la operación.

 

En este sentido Transmilenio tendrá que informar si la decisión de cambiar el color de los 379 buses incidió en el cronograma de programación para la operación, y si es cierto, como se ha anunciado, que la empresa Enel - Codensa cubrirá el costo del cambio de color de los buses.

Cabe señalar que los nuevos buses del SITP que permanecen en un patio en el suroccidente de la ciudad serían pintados de color verde para hacer alusión a las energias limpias. El valor de la modificación en los buses que tradicionalmente son azules costaría aproximadamente 5.300 millones de pesos. 

 

Al respecto, la alcaldesa Claudia López aseguró esta mañana que no se va a gastar un peso de los impuestos de los bogotanos en la pintura de los SITP. Sin embargo, reiteró que la propuesta es muy común y que en otras ciudades ya se ha implementado el cambio para el control por parte de los ciudadanos.

"Los buses eléctricos se señalizan justamente que para que se sepa que tienen un nivel de emisiones distinto, se señalizan por el nivel de emisiones, para que se se distingan, para que los ciudadanos además puedan hacer un control social".

Además, aclaró que desde la Alcaldía sí se está pensando hacer dicha modificación y comentó quién la financiaría: "Lo que nosotros quisiéramos es que los nuevos buses eléctricos queden con la señalización por emisiones, pero si se logra hacer por un acuerdo entre privados a cero costo por la ciudad, si no se puede hacer no hay ningún problema, será la nueva flota la que venga con la señalización de misiones que está prevista", señaló la alcaldesa de Bogotá.

KienyKe Stories