Nuevas perspectivas de la cultura física en la academia tomasina

Publicado por: nicolas.cruz el Vie, 30/07/2021 - 12:12
Share
La oferta académica en Cultura Física y Deporte de la Universidad Santo Tomás, brinda alternativas novedosas de formación para enfrentar los retos del mundo contemporáneo.
Cultura Física, Universidad Santo Tomás

En la actualidad, la cultura física ha tomado una mayor importancia en el ámbito social, no solo por las repercusiones del confinamiento estricto que atravesó el mundo, sino con el fin de mantener una vida activa y saludable.

La dependencia de procesos virtuales hizo que distintas disciplinas deportivas tuvieran que adaptar sus rutinas para no perder el ritmo y habilidades tradicionales. Igualmente, para la Facultad de Cultura Física, Deporte y Recreación de la Universidad Santo Tomás, fue todo un reto seguir con su método de enseñanza práctica y la formación integral del individuo.

¿Quieres conocer más sobre los programas de la Universidad Santo Tomás? ¡Clic aquí para más información!

Francisco Fonseca Zamora, Decano de la Facultad de Cultura Física, explicó los componentes esenciales para llevar a cabo el pregrado y la influencia de aspectos como la ciencia y la tecnología en los diferentes procesos de entrenamiento personal.

“A través de la historia, la actividad física ha sido un fenómeno social en beneficio de salud como se está promoviendo actualmente. La Facultad no desconoce ese fenómeno, por tanto, para las personas que se formen como profesionales, tienen ingredientes de formación como lo ético, filosófico y práctico de las acciones motrices. Los factores de salud, técnica y ciencia, son los que se suman en una formación en cultura física y recreación”, indicó.

Con el fin de adaptarse a las obligaciones virtuales impuestas por la pandemia y teniendo en cuenta que las actividades de la Facultad van de la mano con la acción, el Decano indicó que la mejor forma de no perder el hábito deportivo es a través de los simuladores, es decir, utilizar los recursos de máquinas tecnológicas que imitan el ejercicio físico de las disciplinas.

No obstante, en algunos casos existen deportes que no se pueden simular con estos elementos. Sin embargo, esto no fue impedimento para que los aprendices de la Facultad pudieran mantener un estado óptimo en las acciones deportivas.

“No es posible enseñar a nadar sin agua, eso es totalmente claro, pero sí puedo hacer simulaciones que te acerquen. Tuvimos que ser muy creativos para utilizar las alternativas. ¿Cómo hacíamos las prácticas? Integrábamos las familias de los estudiantes en los ejercicios. Entonces, esa práctica que debe tener un profesional en correspondencia hacia al otro empezaban a hacerla directamente con sus familiares. Se creaban juegos, entrenamientos, test de pruebas.” explicaba el Decano.

Luego del periodo de confinamiento, la alternancia logró que los estudiantes pudieran asistir al Campus de la Universidad Santo Tomás para poner en práctica las experiencias que habían vivido simuladas, con el fin de hacerlas realidad, ahora con sus compañeros de clase.

Deporte sin público, ¿Ventaja o desventaja?

En medio de las restricciones en las competiciones deportivas está la no asistencia de espectadores en tribunas o espacios deportivos. Esta imposibilidad, de una u otra manera, afecta el rendimiento de los deportistas en su disciplina correspondiente. El caso más notorio es en el fútbol, donde tradicionalmente, en cada transmisión se percibía que el público era fundamental e incluso podía llegar a incidir en el resultado.

Para Francisco Zamora, es un tema que requiere un análisis científico más allá de lo deportivo y para ello existen especialistas en psicología o sociología del deporte, que indagan los factores de la lógica externa que pueden influir al momento de la competencia.

“Hay un capítulo en juegos mentales en donde se hace un ensayo con un atleta que tiene los ojos vendados. Este atleta tiene alrededor un público y el objetivo es que enceste la mayor cantidad de balones. Inicia el ejercicio y así él fallara, el público lo aplaudía. Luego le quitaron la venda e hizo el mismo ejercicio y tuvo una mayor seguridad y capacidad de logro”, aseveró el Decano.

Igualmente, Zamora hizo énfasis en que el factor psicológico es muy importante y por eso en la Facultad también se aprende de estos aspectos, para que en etapas posteriores los estudiantes se den cuenta que existen más profesionales que apalancan el rendimiento deportivo.

El mercado laboral

Además de los retos deportivos, psicológicos y sociológicos con los que sale un profesional en cultura deportiva y recreación, la Facultad tomasina prepara a los aprendices para impactar el entorno laboral.

Por lo general, se creía que la formación en cultura deportiva estaba ligada a tener que ser un educador de temas físicos. Ahora, la Universidad Santo Tomás, bajo su formación humanista deja un espíritu emprendedor en todos los estudiantes para que trasciendan en otras áreas empresariales.

“Nuestro profesional sale preparado con una visión de empresa. En ese deseo de verse bien, sentirse bien y estar saludable, la actividad física y el deporte se volvieron un factor importante, por lo tanto, hay mayores posibilidades de ocupación. La visión se amplía para que el estudiante aprenda de manera humanista a ser crítico en un contexto de las necesidades”, concluyó el Decano.