Gobierno prioriza relocalización de comunidades damnificadas por lluvias

23 Noviembre 2022, 06:58 AM
Share
El Presidente de la República, Gustavo Petro, solicitó que el traslado de damnificados se haga en condiciones dignas y seguras.

Priorizar la relocalización permanente de las comunidades damnificadas por las lluvias en el país es la decisión que adoptó el Gobierno de Gustavo Petro que además ordenó que debe aplicarse de forma urgente.

Así lo indicó el Director General de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Javier Pava Sánchez, quien, junto al Presidente de la República, Gustavo Petro, lideró la Mesa de Seguimiento de la declaratoria de Situación de Desastre de Carácter Nacional.

Este seguimiento al Decreto 2113 de 2022, expedido para enfrentar esta emergencia nacional, busca definir y desarrollar el Plan de Acción Específico de atención a los afectados y damnificados por la temporada de lluvias y el fenómeno de La Niña en Colombia.

“Por instrucción del Presidente las entidades del Sistema deben apoyar a la UNGRD, en la implementación de esta medida, que en primera instancia como lo establece la Política Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, se deben proteger a las familias en predios o inmuebles que se encuentren en zonas aledañas y que sean seguras para que garanticemos de forma inmediata, y no en una fase posterior su traslado”, manifestó Javier Pava Sánchez.

Por su parte, para el Presidente Petro, los alojamientos temporales se deben hacer en inmuebles o predios privados que se encuentren en un proceso establecido y reglamentado por la Ley 1523 del 2012, en lo relacionado con la adquisición de inmuebles para la ubicación temporal de familias evacuadas e, incluso, con la reubicación de viviendas de manera definitiva.

Además, el Jefe de Estado les solicitó a las entidades que conforman el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (SNGRD) que la respuesta a la emergencia que se vive en el territorio nacional esté basada en el apoyo a las organizaciones sociales y comunitarias.

“Las organizaciones de base son nuestras aliadas estratégicas en este momento de la crisis y con ellas vamos a trabajar, no una propuesta complementaria para resolver la crisis alimentaria en sus municipios, sino que sea con ellas con quienes creemos, a través de los recursos de la Unidad de Gestión del Riesgo, ollas comunitarias y comedores comunitarios para brindar asistencia de comida a las comunidades afectadas por los deslizamientos e inundaciones que han obligado a la evacuación de muchas familias”, señaló el director Pava.

En este sentido, Pava aseguró que se avanzará de manera muy rápida en la formalización de la vinculación de las Juntas de Acción Comunal, de organizaciones de mujeres, sociales y comunitarias para que sean quienes suministren la comida caliente, con mínimo dos raciones diarias, que permitan superar la crisis alimentaria que viven los afectados y damnificados por la temporada de lluvias.

Finalmente, la UNGRD y las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo garantizarán que antes de finalizar el 2022 se avanzará en la entrega de alimentos a las comunidades a través de los productores locales y así contribuir a la reactivación económica de Colombia.

Queremos revitalizar las Juntas de Acción Comunal: Presidente Petro

 

El Presidente de la República, Gustavo Petro, confirmó que el Gobierno del Cambio quiere revitalizar a las Juntas de Acción Comunal (JAC) en dos tareas que hoy apremian: enfrentar el hambre y la reubicación de poblaciones damnificadas por la intensa temporada de lluvias y el fenómeno de La Niña.

El Jefe de Estado hizo este planteamiento durante el diálogo que adelantó este martes con los líderes comunales y voceros de las JAC, en Barrancabermeja, Santander. Ambos objetivos son financiables por el Gobierno Nacional, reiteró.

En el Puerto Petrolero, el Presidente Petro manifestó que “el hambre no da espera”, en especial en la población infantil; y cuando sucede en los adultos crece el fenómeno de la violencia.

“Porque la gente se va desesperando. Perdemos la oportunidad de salidas pacíficas. Cuánta gente desesperada no termina reclutada, por alguien que da dos millones de pesos mensuales y ‘salga de ese chiquero y véngase con nosotros’, a cuidar rutas, o a producir masacres, o tanta barbarie alrededor de las economías ilegales”, aseveró.

Dijo que es posible que el fenómeno de La Niña siga hasta marzo, debilitado, pero en ese mes empieza la nueva temporada de lluvias.

Por eso, enfrentar este problema es urgente; ya no es una prevención del riesgo, es una emergencia que genera hambre, agregó. Razón por la cual se adoptó la declaratoria de emergencia nacional y se logró disponer de $2 billones del presupuesto vigente para este año, que fue definido por el Gobierno pasado.

Reveló que de todas formas el Gobierno solicitará una adición presupuestal en 2023, con el fin de contar con los recursos que demanda la atención de la urgencia.

“Si en un mes, el 31 de diciembre, esos recursos no se han ejecutado se perdió la urgencia y se perdió la emergencia, porque ya lo que sobreviene, a partir del primero de enero, es el otro presupuesto del otro año que tampoco se pensó en términos de esto que está pasando;(…) será tarea de una adición presupuestal que se presentará el año entrante, espero que en el mes de febrero, a discusión del Congreso de la República y saldrá como ley hacia marzo, hacia junio, es decir ya ha pasado un tiempo de lo que estamos viviendo hoy. La rapidez para este mes es fundamental”, puntualizó.

El Mandatario reiteró que trabajar conjuntamente con las JAC también es fundamental para atender la emergencia del hambre con los mismos productos de las regiones afectadas; y no privilegiar a los mismos 20 contratistas que manejan este tema de los alimentos, como el PAE, y otros más.

“La organización que creemos está en el territorio es la Acción Comunal. Puede cubrir el territorio, viviendo ahí mismo, padeciendo como todos, la inclemencia”, añadió. En este aparte, el Presidente solicitó identificar los escollos que impiden la rápida contratación con las JAC, debido a la multiplicidad de requisitos, que pueden durar meses, como las licitaciones, y la urgencia es manifiesta.

“Solicitaría dónde están las bases que dificultan la contratación con las JAC para ser removidas en la brevedad del tiempo”, apuntó, porque con estos requisitos el instrumento “se volvió ineficaz”.

El segundo objetivo para revitalizar las JAC, y mencionado por el Presidente Petro, es la reubicación de las comunidades damnificadas por las lluvias. Manifestó que la construcción de las llamadas vías terciarias o los antiguos ‘caminos vecinales’, las vías del campesinado, es el otro componente de trabajo mancomunado entre el Estado y la organización popular, que, dijo de paso, debe organizarse.

“Queremos contratar directamente con la Acción Comunal para las vías del campesinado”; y resaltó que estas obras serán más económicas, con buena calidad y aportarán para el mejoramiento de las condiciones de rentabilidad para esta población del país.

 “Cumplir con transparencia, la máxima transparencia posible; las mismas sociedades en los barrios, las veredas serán las controladoras de la Acción Comunal. Si esto lo levantamos bien, si funciona bien, nosotros vamos a tener una poderosa organización de la sociedad para los años que están por venir”, concluyó.

KienyKe Stories