Se hizo justicia: asesinos de Lady Johana Morales fueron condenados a 32 años de prisión

Publicado por: gabriela.garcia el Lun, 20/04/2020 - 08:53
Share
KienyKe.com le cuenta toda la historia del caso que a principios de 2019 conmocionó a la ciudad de Cali por la crueldad en la que actuaron los asesinos de la joven de 26 años.

Didier Mauricio Giraldo y Camilo Alexis Martínez fueron condenados a 32 años y cinco meses de prisión por el cruel asesinato y ocultamiento del cuerpo de Lady Johana Morales, ocurrido a principios de 2019 en Cali, Valle del Cauca.

Al momento de dictar la sentencia, el juez del caso indicó que los hombres le ocasionaron a la joven de 26 años "múltiples heridas en su humanidad", que envolvieron su cadáver en una malla atada con bloques de cemento y luego lo arrojaron a un caño de aguas residuales. 

Herminzu Morales, padre de la víctima, le dijo a KienyKe.com que la Fiscalía apeló a la decisión porque la muerte no fue juzgada bajo el delito de feminicidio y sí por homicidio.

Además, contó que los procesados también apelaron porque, según alegaron en la audiencia, "habían puntos que no se tuvieron en cuenta y que no estaban de acuerdo". 

Los dos sujetos tendrán que pagar la condena en la cárcel de Villahermosa en Cali. 

"Tenemos que esperar a la otra audiencia. Estamos esperando una pena más alta. Aunque fue duro, ya estamos un poco más tranquilos porque habrá justicia. Sabemos que no vamos a recuperar a nuestra hija, pero sentimos un alivio porque no habrá impunidad", manifestó Morales. 

La desaparición

El cuerpo de Lady Johana fue encontrado por las autoridades el miércoles 2 de enero de 2019 mientras flotaba en las aguas residuales de un canal en el corregimiento de Navarro, al norte de la ciudad.

Su cadáver se encontraba en un avanzado estado de descomposición. Tenía seis heridas de arma cortopunzante, estaba envuelta en una malla metálica y amarrada a un bloque de concreto.

La joven desapareció el viernes 28 de diciembre de 2018, sobre las 10:30 de la noche. Se dirigiría a su casa, ubicada en el sector de Desepaz, pero las horas pasaron y no se supo de su paradero.

Su madre, Rubiela Hurtado, le contó a KienyKe.com que la última vez que la vio fue a eso de las 9:00 p.m., cuando se despidió de ella y le dio la bendición antes de irse a trabajar.

Dijo que, al día siguiente, después de descansar del trabajo nocturno y percatarse de que su hija no estaba, se encontró con Herminzu, quien le comentó que la joven no había llegado a la casa y que no había recibido ninguna llamada de su parte.

El domingo 30 de diciembre la situación no había cambiado, los minutos pasaban y cada vez eran más angustiosos. En horas de la noche, Rubiela se dirigió a la Fiscalía a poner la denuncia de la desaparición de la joven y, junto a las autoridades, empezaron a buscarla a las afueras de Cali, en los municipios más cercanos y hasta en sitios de prostitución.

El miércoles 2 de enero, Rubiela recibió una llamada a su celular de uno de los policías que estaba tras el rastro de Lady Johana. Él fue quien le notificó la dura noticia: la joven estaba muerta. 

"Yo fui a reconocer el cuerpo. Ese fue el dolor más triste que he sentido en mi vida. No puedo olvidar haberla encontrado en esas condiciones, en ese estado tan horrible", manifestó.

Un testigo clave

Una serie de entrevistas a familiares, vecinos, amigos, interceptaciones telefónicas y testigos claves, le permitió a los miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, a 90 días de la muerte de Lady Johana, darle captura a los dos responsables.

La detención se realizó el viernes 8 de marzo de 2019 y dejó sorprendidos a los familiares, pues eran personas cercanas a la víctima: Camilo Alexis Martínez, quien habría sido su pareja sentimental, y Didier Mauricio Giraldo Restrepo, quien era su amigo.

El testigo clave de la Fiscalía en este caso le contó a KienyKe.com que entregó los nombres al ente investigador, ya que le generó sospecha que ninguno de los dos, cuando se supo que Lady Johana estaba desaparecida, se reportó mientras se realizaba la búsqueda.

"Eso se me hizo muy extraño, sobretodo de Didier Mauricio. Él se la pasaba con Lady, rumbeaba con nosotros, y en ese momento nunca estuvo presente, ni en el velorio, ni en el entierro", indicó.

Agregó que días anteriores, cuando conoció a Camilo Alexis, lo había visto en un mazda de color rojo, dato que la Fiscalía también utilizó para la investigación y que fue clave para desenredar los hilos del caso.

El trabajo de los investigadores

Francisco Forero, asesor jefe del CTI y coordinador de la policía judicial de esa ciudad, le explicó a este medio que gracias a los datos que dio el testigo, se logró establecer que el 3 de enero de ese año, Didier Mauricio y Camilo Alexis huyeron hacia el departamento de Antioquia, a un corregimiento donde "solo se accede en motocicleta o en mula".

Aseguró que desde allí los hombres se comunicaban con gente de la ciudad por si se presentaba alguna situación que los involucrara.

"Intervenimos sus líneas telefónicas y ahí notamos que ellos daban visos de lo que pasó con Lady Johana y revelaban más detalles", contó.

Mencionó que cuando Camilo Alexis y Didier Mauricio se dieron cuenta del operativo que estaba desarrollando el CTI, decidieron dirigirse para Cartagena (Bolívar), pero para el día 24 de enero, las autoridades ya los tenían plenamente identificados, localizados y en sus manos ya estaba la orden de captura.

"A los 22 días de la muerte de Lady Johana nosotros ya teníamos las pesquisas y la investigación en marcha para capturarlos, fundamentados en la información que teníamos. Por esa razón, empezamos a hacer la búsqueda y capturamos a uno en Cartagena y al otro en Baranoa, Atlántico", mencionó.

Un crimen planeado

Según Forero, el asesinato de Lady Johana fue planeado con "crudeza y con una sed de venganza impresionante".

Mencionó que, ese 28 de diciembre 2018, cuando la joven se dirigía para su casa, fue interceptada por Didier Mauricio, quien se fue con ella a un rumbo que en ese momento era desconocido.

"Nosotros tenemos testigos de cuando Didier Mauricio es observado abordándola e incluso abrazándola", afirmó.

En ese momento, Didier Mauricio la lleva al sitio en el que los esperaba Camilo Alexis en un carro de marca mazda, en el que luego de unos minutos suben a Lady Johana y la dirigen hacia el corregimiento de Navarro, donde infortunadamente "le propinaron seis heridas con arma blanca, hasta causarle la muerte".

Forero detalló que cuando Lady Johana ya estaba muerta, fue envuelta en una malla metálica que los dos sujetos llevaban en el vehículo, le colocaron un palo de valso y un bloque de concreto, con el fin de colocarle el peso suficiente para que su cuerpo se sumergiera en la profundidad de las aguas residuales y así no pudiera ser hallada.

Según las versiones que estableció la Fiscalía, una vez tiraron a la mujer de 26 años al caño, pensaron que el cuerpo se hundiría y se consumiría, pero "el peso no fue suficiente y por el avanzado estado de descomposición, sumado al bajo caudal del caño, el cuerpo de Lady Johana flotó y es en ese momento cuando la encuentran".

En un principio, las autoridades indicaron que la mujer tenía fuertes signos de tortura, que había sido encontrado con varias extremidades fracturadas, sin cabello, con un seno cortado y amarrada a un alambre de púas. Sin embargo, Medicina Legal descartó esas afirmaciones.

El móvil

Todo indica que la muerte de Lady Johanna Morales se debe a un acto de venganza por parte de Camilo Alexis Martínez, con quien sostenía una relación sentimental.

Según Francisco Forero, en un momento dado, Camilo Alexis negó frente a sus padres que Lady Johana fuera su novia y por esa razón ella comenzó a hacer comentarios en contra de él.

A través de redes sociales, en medio de su cólera, la joven habría publicado que Camilo era homosexual y que "tenía el pene pequeño", lo que habría generado la ira del joven, tanto que lo llevó a planear este macabro asesinato.