13 militares irán a juicio disciplinario por chuzadas a periodistas

Publicado por: richard.ladino el Mié, 20/05/2020 - 12:57
Share
La Procuraduría General de la Nación llamó a audiencia de juzgamiento a dos generales, cinco coroneles, tres mayores, un teniente y dos suboficiales del Ejército.
Ejército

La Procuraduría General de la Nación llamó a audiencia de juzgamiento disciplinario a dos generales en retiro, cinco coroneles, tres mayores, un teniente y dos suboficiales por su presunta participación en el episodio revelado por Revista Semana sobre chuzadas a ciudadanos nacionales y extranjeros.

Estos 13 militares están adscritos a la Jefatura del Estado Mayor Operaciones, el Comando de Apoyo Combate Inteligencia Militar, Comando Brigada #1 de Inteligencia Militar y los batallones de Ciberinteligencia, Inteligencia Militar Estratégico #4 y de Contrainteligencia de Seguridad de la Información. 

 

El Ministerio Público aseguró que investiga la presunta obtención, durante el año 2019, de información de carácter personal, tanto de los aparentemente perfilados de periodistas, políticos de oposición y hasta líderes sociales, lo que fue calificado como una falta gravísima a título de dolo.

"En el juicio disciplinario deberán responder por la presunta recolección de información de carácter personal e íntimo de periodistas nacionales y extranjeros, integrantes de organizaciones sindicales, ONG, políticos y congresistas, en la que se habrían desconocido los requisitos y límites que fija la Ley de Inteligencia y el respeto a los derechos fundamentales de los ciudadanos", indicó la Procuraduría. 

Así mismo, por presuntamente haber dispuesto en el mes de noviembre de 2019 el desplazamiento de personal del Batallón de Ciberinteligencia para realizar labores de inteligencia que favorecerían a un funcionario de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales, falta que fue catalogada como gravísima a título de dolo, por constituir una transgresión del numeral 80 del artículo 79 de la Ley 1862.

Desde el 9 de enero de 2020 el despacho del procurador General de la Nación, Fernando Carrillo Flórez, ordenó el inicio de una indagación disciplinaria para esclarecer los hechos y actividades presuntamente irregulares que se estarían desplegando desde unidades de inteligencia militar, en las que al parecer eran utilizados equipos tecnológicos para elaborar perfilamientos e interceptaciones.