El perfil de Facebook que vende fotos de una niña a depravados sexuales

Publicado por: gabriela.garcia el Sáb, 25/07/2020 - 07:00
Share
El perfil de Facebook que puso a la venta fotos desnudas de una niña fue identificado en medio de una investigación que trata seguir los pasos de diferentes redes de pedofilia en Santander.
El perfil de Facebook que vende fotos de una niña a depravados sexuales

KienyKe.com conoció los detalles de “Pedofilia en línea”, una investigación liderada por el equipo de trabajo del concejal de Bucaramanga Jaime Andrés Beltrán en la que se ha puesto al descubierto el modus operandi de varios criminales que operan en Santander y que se dedican a explotar sexualmente a menores de edad en redes sociales.

A los investigadores les llegó de manera reiterada una denuncia que alertaba sobre un perfil de Facebook que aparecía bajo el nombre de Juliana Barrero y que, aparentemente, ponía a la venta fotos desnudas de una niña a depravados sexuales. 

El concejal Beltrán le compartió a KienyKe.com algunos pantallazos que los denunciantes lograron obtener del perfil de Facebook de la cuenta identificada como Juliana Barrios. En una conversación, la persona, que al parecer es la madre de la niña, dice que “la presta por plata”, que por cada foto cobra 200 mil pesos y que “por media hora con ella cobra un millón”

Los hechos ocurrieron hace algunas semanas en Charta, un municipio ubicado a dos horas de la ciudad de Bucaramanga. El caso ya está bajo la lupa de la Fiscalía General y del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF).

El perfil de Facebook de Juliana Barrios fue bloqueado, pero en redes sociales quedó evidencia de su actuar criminal por poner a la venta fotos desnudas de una niña para satisfacer los vejámenes de los depravados sexuales. Las imágenes de la menor eran publicadas en grupos de esa red social, Instagram y WhatsApp. 

“Está en investigación si el perfil de Facebook de la persona identificada como Juliana Barrios sí es de la mamá de la niña, un familiar o una persona cercana. Todos esos datos son materia de investigación por parte de las autoridades, la idea es encontrar y judicializar a la persona detrás de esta práctica aberrante de poner en venta fotos desnudas de una niña en el municipio de Charta y en todo Santander”, afirmó. 

El perfil de Facebook que vende fotos de una niña a depravados sexuales

Tras la pista de un pedófilo
 

Miguel Alcala, investigador del equipo del concejal  Jaime Andrés Beltrán, se puso en la tarea de ingresar a la deep web y contactar a un supuesto pedófilo que, al parecer, vende fotos de niñas desnudas y hace montajes a cambio de dinero. 

En el video que conoció KienyKe.com se evidencia la conversación que tuvo con un hombre que le ofrece “sus servicios”, que tiene fotos de niñas de todas las edades y que “hace montajes para satisfacer sus fantasías”.

Al final, el sujeto se da cuenta que es una trampa y decide bloquear de WhatsApp al investigador. 

Preocupación por pedofilia y prostitución de menores 
 

El concejal Jaime Andrés Beltrán le explicó a KienyKe.com que desde hace tres meses adelanta la investigación “Pedofilia en línea” para conocer quiénes son los responsables de explotar sexualmente a los niños y niñas en redes sociales en Bucaramanga y en todo el departamento de Santander.

Mencionó que en este tiempo han recolectado varias denuncias en las que se evidencia la forma en la que algunas personas venden fotos y videos de menores desnudos para lucrarse y así satisfacer los vejámenes de los depravados sexuales. Indicó que, incluso, los prostituyen por Facebook e Instagram a cambio de “200 o 500 mil pesos”.

Según dijo, uno de los aspectos más preocupantes es que estos criminales “ya no se esconden en el mundo de la deep web”, pues muchos han salido de manera abierta a redes sociales y, bajo un perfil de Facebook falso como el de Juliana Barrios, han vendido este tipo de contenidos, vulnerando así los derechos y la integridad de los menores de edad. 

“Esto sucede mucho en la deep web pero ahora hemos visto cómo las mafias se apropiaron de las redes sociales para vender a los niños y niñas. En Santander empezamos a ver un incremento significativo de la pedofilia y prostitución de menores. Son redes estructuradas que se han venido tejiendo de una manera muy sólida, y para la Policía es un tema muy complejo, porque estos delincuentes crean una cuenta, hacen sus fechorías y luego desaparecen casi sin dejar rastro. Es como si estuviéramos siempre un paso atrás de ellos”, manifestó. 

El concejal Beltrán aseguró que, lastimosamente, la explotación sexual de los menores sigue siendo una “práctica rentable” y que por esa razón es necesario que las autoridades desarticulen estas organizaciones criminales para proteger a todos los niños y niñas del país.