Una Copa América con jugadores como árbitros

Publicado por: juan.leon el Mar, 22/06/2021 - 13:03
Share
La primera edición de la Copa América en 1916 contó con la presencia de un entrenador y un jugador como árbitros.
Copa América 1916

La celebración del primer torneo de la Copa América estuvo marcada por múltiples hechos que marcaron un antes y después del fútbol en este continente. La iniciativa de crear un campeonato sudamericano fue de Argentina, quien también se encargó de organizar el novedoso certamen que contaría con la presencia de Chile, Uruguay y Brasil.

El torneo en sí era bastante precario, no sólo a nivel de cantidad de equipos o instalaciones sino también en cuanto a los miembros que harían parte de la competición.

La idea de Argentina provino especialmente del ministro de Relaciones Exteriores, José Luis Muratore, quien vio en la Copa América una oportunidad para estrechar los lazos con Brasil y Chile; países con los que había tenido un vínculo complicado en el pasado.

Teniendo todo pactado entre estas tres selecciones, más la invitación realizada a Uruguay, el Campeonato Sudamericano tuvo su inauguración el 2 de julio de 1916. Los dos equipos que se enfrentaban era Uruguay y Chile, donde la ‘celeste’ pasó por encima de sus homólogos, 4 por 0, en el Estadio GEBA de Buenos Aires.

Copa América 1916

Cuatro días más tarde, la selección local debutaba en el mismo escenario deportivo ante ‘la roja’, aunque el certamen contaba con una dificultad: la falta de árbitros. Para este segundo compromiso, los organizadores de la Copa América tuvieron que suplir la ausencia de colegiados utilizando al jugador brasileño Sídney Pullen como juez central.

Con una goleada más, Argentina se impuso ante Chile 6 a 1, encaminando su favoritismo a llevarse el trofeo. A pesar de que el torneo contó únicamente con seis partidos en total, la escasez de jueces fue tanta que, además de Pullen, fue necesario recurrir a Carlos Fanta, entrenador de la Selección Chilena, quien ofició como árbitro en dos enfrentamientos.

Además, en el clásico de la ‘albiceleste’ contra el elenco de Brasil, ocurrió otro hito que quedó para la historia. En el comienzo de la contienda, los ‘gauchos’ se quedaron sin un futbolista y no vieron otra opción de convocar a José Laguna, un espectador que se encontraba en las tribunas y quien terminó anotando el gol de la victoria 1 por 0 ante la ‘verde-amarela’.

Pasaron las fechas y llegó la hora de la verdad. Argentina y Uruguay se medían cara a cara. El conjunto ‘charrúa’ tenía únicamente un punto de ventaja sobre sus adversarios, por lo cual, el ganador del compromiso se proclamaría como primer campeón de la Copa América en 1916.

Copa América 1916
Créditos:
conmebol.com

Aunque todo parecía estar listo para que el director técnico de Chile diera el silbato inicial, a los cinco minutos del partido tuvo que suspenderse la acción. El motivo de lo anterior fue la invasión de campo por parte de los aficionados que se hallaban en una tribuna abarrotada de hinchas.

Carlos Fanta resolvió postergar el encuentro para el siguiente día, cambiando de estadio a la cancha de Racing Club, donde Argentina y Uruguay firmaron un empate 0 a 0 que le dio el triunfo definitivo al conjunto ‘celeste’ en la primera Copa América de la historia.