Al aire: Las nuevas apuestas de la Radio Pública en Colombia

10 de febrero del 2013

Kaliman, los hechos del Bogotazo, las colecciones musicales de Otto de Greiff. Por más de siete décadas la Radiodifusora Nacional de Colombia ha llevado la cultura a los colombianos. Ahora se moderniza sin perder la riqueza de su pasado.

Catalina Ceballos

Por @Lauquiceno

“La Radiodifusora Nacional de Colombia esta noche inicia sus labores. Es la culminación de un largo esfuerzo destinado a dotar al Estado de un poderoso y eficaz instrumento de cultura”. Las anteriores fueron las primeras palabras de la radio pública en Colombia. Se oyeron a través de los parlantes el 1 de Febrero de 1940 a las 8 de la noche. Una obertura de Beethoven “La consagración de la casa”, y la voz del presidente Eduardo Santos fueron los primeros sonidos en vivo que escucharon los colombianos en Antena Modulada.

Hoy, 73 años después, la música sigue siendo el eje de la Radio Nacional de Colombia, Radiónica y la Fonóteca de RTVC, que desde el 2009 se encuentra al mando de Catalina Ceballos, Subgerente de Radio Nacional: antropóloga, especialista en gestión de recursos internacionales y con más de 17 años en la administración de proyectos culturales.

Radio Nacional

Así era la Radiodifusora un año después de su fundación.

Para Catalina la radio pública en Colombia, además de cumplir una función educativa y cultural, debe difundir y acercar el patrimonio cultural sonoro a todos los colombianos. Para eso los locutores, las consolas y los micrófonos se salen de los estudios de grabación y se toman las calles, los auditorios  y la web, en una estrategia para difundir lo patrimonial de una manera dinámica y conseguir más audiencias:

-Nosotros somos emisora educativa y cultural de estado, no se nos puede olvidar eso, pero en todo caso somos emisoras, entonces, ¿cómo conseguimos audiencias? Además debemos hablar y representar lo que está pasando en las regiones. Hay que mirar todos los elementos, juntarlos para que en la parrilla de programación se vea reflejado eso: que sea formativo, que sea entretenido, y  que nos consiga oyentes.

La primera iniciativa de llevar la radio pública a la calles nace en el 2009, con el primer Concierto Radionica enla Media Torta, cuando se realizó una gestión con las bandas, con el Instituto distrital de las artes (IDARTES) para divulgar los nuevos sonidos hechos en Colombia y la marca de Radio Nacional.  Aproximadamente 2000 personas llegaron a ese primer concierto, y en el 2012, cerca de 8000 asistentes confirmaron el crecimiento de este tipo de iniciativas.

Salva tu mundo, usa Radiónica, Conversaciones de Radio Nacional y la exposición Caratulas Radionica: La tapa del Rock en las estaciones del Metro de Medellín y en Transmilenio integran esta apuesta de RTVC. Por ejemplo, en el programa Conversaciones, los sonidos de la cultura popular colombiana, desde Jorge Velosa y Totóla Momposina hasta Andrés Cepeda y Choquibtown, han pasado por este formato que permite un acercamiento entre los creadores y los oyentes.  La digitalización de los archivos de la fonoteca, desde la primera transmisión en vivo hasta las radionovelas, el radioteatro y las cuñas con jingle, se integran a la estrategia de transmitir simultáneamente contenidos en la radio, la web y la televisión.

-La música vendría a ser como el eje central de lo cultural, lo patrimonial; en algún momento dado personas de las nuevas generaciones, pudieron haber dicho, ¿Totóla Momposina?, ¿quién es? Hoy en día estamos tratando de comunicar que su música  hace parte de nuestra identidad.

Catalina Ceballos

Foto: Lina Rozo

Según Catalina Ceballos, es necesario difundir más el patrimonio cultural sonoro de los colombianos.

En la primera emisora, que funcionó en la Biblioteca Nacional bajo la dirección de Gustavo Santos, y en el edificio más reciente de RTVC, muchos periodistas e intelectuales han puesto su firma en cada uno de los programas. Otto de Greiff y León De Greiff prestaron sus colecciones musicales para el programa Historia Ilustrada de la Música con los sonidos del barroco, el romanticismo, el nacionalismo y la música moderna. Cerca de 7000 discos de larga duración se usaron para las emisiones.  Hoy, voces como las de Juan Carlos Garay, Margarita Posada, Judith Sarmiento y ‘El Profe’  hacen parte de la parrilla de programación.

Los contenidos más escuchados en la Radio Nacionalson: Las noticias de Radio Nacional, Ondas sonoras de Jaime Andrés Monsalve y Juan Carlos Garay, y el Top 20 de Luisa Piñeros. Por otra parte,  en Radiónica, 99.1 fm, el programa A la carta, con Dahiana Rodríguez, el Top 25 de los sábados y el uso de la franja del domingo son los de mayor audiencia.

Para Catalina, además de lograr la ampliación de cobertura regional, y  transmitir desde San Andrés, Choco, Amazonas y  Putumayo,  la radio pública en Colombia debe demostrar su capacidad de hacer contenidos convergentes y digitales, con emisoras online y especializadas. Seguir combinando la tradición con lo contemporáneo.

Kaliman, la radionovela de las amas de casa en los años setenta, los discursos políticos, el sonido solemne de la música fúnebre desde la 1:30 en el Bogotazo,  el zumbido y la estática de las primeras transmisiones en AM y las voces ceremoniosas de los locutores de la época, son algunos de los programas que llenaron el espacio de los hogares colombianos. Hoy pueden ser escuchados a través  del iPod,  el computador o el móvil. La radio pública, pues, demuestra que evoluciona sin perder su principal objetivo: divulgar los contenidos culturales del pasado y el presente.

Lea también
Alerta, el original

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO