El sufrimiento silencioso de las mujeres en Yemen

Publicado por: erika.diaz el Mié, 24/02/2021 - 08:22
Share
Creado Por
Anadolu
Grupos de derechos humanos documentaron 1.181 violaciones cometidas por rebeldes hutíes contra mujeres, además de torturas, violaciones y asesinatos.
Prisioneras yemeníes y sus dolorosas historias

Tres organizaciones de derechos humanos con sede en Yemen acusaron a los rebeldes hutíes de cometer violaciones contra los derechos civiles, equivalentes a crímenes de guerra.

Un reporte conjunto emitido por estos grupos documentó 1.181 violaciones en contra de las mujeres, entre las que se incluyen asesinato, tortura, desaparición forzada y violencia sexual.

Wesam Basindowah, directora de la Unión de Mujeres Yemeníes del 8 de marzo, una de las autoras del informe, dijo que las mujeres y los niños en particular han sufrido y han sido los primeros blancos de la guerra en Yemen.

El reporte tiene como objetivo arrojar luz sobre los tipos de violaciones que las milicias hutíes cometieron contra las mujeres en Yemen, durante el período comprendido entre 2017 y 2020.

El informe ha documentado 274 casos de desaparición forzada, 538 mujeres detenidas y 71 incidentes de violación y cuatro casos de suicidio.

El informe citó testimonios de prisioneras liberadas como Nasma Muhammad, quien fue secuestrada el 24 de marzo de 2019 por Zainabiyat, un grupo militar de mujeres establecido por hutíes. Nasma está recibiendo tratamiento en El Cairo.

“Durante los interrogatorios, me acusaron de proporcionar coordenadas a la coalición árabe y ser un agente de Estados Unidos e Israel y de trabajar en una red de prostitución. Me torturaron, golpearon, electrocutaron, acosaron sexualmente y me violaron”, dijo a los grupos de derechos humanos.

Sus padres tuvieron que pagar un rescate de 3 millones de riales yemeníes (USD 6.000) por su liberación.

Asma al-Omaisi, de 22 años, madre de dos hijos, está condenada a muerte por cargos de espionaje. Fue arrestada en octubre de 2016. Después de 15 meses, un tribunal hutí de la capital, Saná, dictó la pena de muerte. Su solicitud de apelación a pesar de las solicitudes internacionales ha sido rechazada.

Al compartir su experiencia, Noora al-Jrowi, presidenta de la Coalición de Mujeres por la Paz en Yemen, dijo a la Agencia Anadolu que estaba entre las 77 mujeres arrestadas por los hutíes después de que organizaron una protesta el 6 de diciembre de 2017 en Saná contra los hutíes.

“La intervención del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos logró liberarnos. En ese momento, decidí defender los derechos de las mujeres en Yemen. A medida que continuaron las protestas, también continuaron las detenciones arbitrarias. El año 2018 fue el peor año en la historia de los derechos de las mujeres en Yemen”, aseveró Al-Jrowi.

Datos impactantes sobre los sufrimientos

“Las violaciones de los derechos de las mujeres en Yemen, especialmente los derechos de las prisioneras en las cárceles controladas por los hutíes, son indescriptibles. Hay hechos impactantes sobre el sufrimiento de las detenidas”, dijo la directora de la unión.

Citando el informe, Basindowah afirmó que las cárceles hutíes son como tumbas para las mujeres.

Después del asesinato del expresidente Ali Abdullah Saleh el 2 de diciembre de 2017, las violaciones de los hutíes contra las mujeres se han vuelto más sistemáticas, según el informe.

Las mujeres han estado pagando el precio de la guerra de seis años en Yemen. Los informes sugieren que hay 293 mujeres detenidas menores de 18 años, además de docenas de madres en las cárceles hutíes.

Un panel de expertos en su informe al presidente del Consejo de Seguridad de la ONU en enero de 2020 también confirmó las violaciones cometidas por Zainabiyat.

Basindowah también señaló que Zainabiyat estaba llevando a cabo tareas ilegales como asaltar casas y secuestrar. “Estas milicias de mujeres están acusadas de actos brutales contra otras mujeres como arresto arbitrario, saqueos, agresión sexual, palizas, torturas y facilitar la violación en centros de detención secretos”, destacó.

El informe también señaló que hasta ahora han sido liberadas 321 mujeres detenidas.

El estigma no permite que las mujeres hablen

En una sociedad conservadora como Yemen, Al-Jrowi cree que “la sociedad es el mayor obstáculo para exponer los crímenes de los hutíes contra las mujeres porque denunciar estos crímenes se considera un crimen mayor”.

Para agregar sal a la herida y alejar aún más a las mujeres detenidas de sus familias y de la sociedad, se les acusa de trabajar con redes de prostitución, por lo que permanecen detenidas por largos períodos de hasta 2 o 3 años.

“Algunas mujeres fueron asesinadas en sus hogares mientras se oponían a los arrestos”, agregó.

Además de la Unión de Mujeres Yemeníes del 8 de marzo, otros grupos que participaron en el informe incluyen la Coalición de Mujeres por la Paz en Yemen, la Organización contra la Trata de Personas y la Coalición Yemení de Mujeres Independientes.

Por: Mohammed Alragawi / Anadolu