Filosofía en pandemia, ¿para qué?

Publicado por: erika.diaz el Jue, 19/11/2020 - 14:31
Sharekyk
Creado Por
Erika Mesa Díaz
Hoy se celebra el Día Internacional de la Filosofía. Kienyke.com revisa la importancia para la sociedad de la madre de las ciencias.
Banner del Día Internacional de la Filosofía
Créditos:
UNESCO

La UNESCO estableció desde el año 2002 que el tercer jueves de cada noviembre se celebraría el Día Internacional de la Filosofía, la madre de todas las ciencias y, quizá, la menos valorada por el público general ante la poca demanda de filósofos en el mercado laboral.

 

 

¿Para qué destinar un día a la filosofía? La fecha se dedica a reflexionar sobre la importancia de la filosofía, estimular la enseñanza y la investigación en esta área del conocimiento y alentar su uso para resolver los problemas de la actualidad.

Lea también: Shakira recibió diploma de filosofía y las redes se llenaron de comentarios

La filosofía y la pandemia

Por supuesto, el centro de las discusiones filosóficas este año es la pandemia. La crisis sanitaria pone en duda algunas partes de nuestra sociedad que parecían imposibles de cuestionar. También puso a la vista de las personas algunas problemáticas que siempre estuvieron presentes, pero que se notan más en tiempos de escasez económica y peligros inmediatos para la salud.

A lo largo de este año, los filósofos más importantes de nuestra generación se atrevieron a pronosticar lo que pasaría durante y después de la pandemia. Algunos de ellos acertaron en sus predicciones; sin embargo, las ideas de otros cuantos no envejecieron tan bien.

Por ejemplo, el filósofo surcoreano Byung-Chul Han planteó este dilema: las sociedades orientales enfrentarían mejor la pandemia porque son más obedientes y no cuestionan lo que podría ser una invasión excesiva a la privacidad. Mientras tanto, en las sociedades occidentales apreciamos mucho las libertades personales y nos resistiremos más a usar tapabocas, aislarnos, cerrar nuestros negocios y reportar nuestros síntomas en una aplicación estatal.

Los estadounidenses protestaron por las medidas sanitarias para contener la covid-19.
Créditos:
The New York Times

Se ha cumplido esta predicción: con el paso de los meses, los países occidentales se convirtieron en los focos de la pandemia y se manifestaron en contra de las medidas sanitarias tomadas por los Estados. Por su parte, la mayoría de países orientales aplanó la curva de contagio, esquivó la segunda ola y pudo reanudar la vida productiva con seguridad.

En Asia hubo una contención temprana del virus.
Créditos:
The New York Times

La filósofa estadounidense Judith Butler decía que la covid haría más evidentes los límites del capitalismo. Por un lado, haría más evidente la necesidad de que los servicios de salud tengan cobertura universal. Por el otro, causaría el disgusto de los estadounidenses hacia Trump y su interés en garantizar su reelección mediante la vacuna. En efecto, el mal manejo de la pandemia por parte del presidente saliente en Estados Unidos, que ahora es primero en contagios y muertes por covid-19, pudo costarle las pasadas elecciones.

Parte del fracaso de Trump en las pasadas elecciones pudo deberse a su mal manejo de la pandemia.
Créditos:
The New York Times

Una predicción incumplida fue aquella que soltó Slavoj Zizek. Según el pensador esloveno, esta pandemia acabaría con el capitalismo y con el régimen chino para dar lugar a un comunismo ampliado; un sistema de colaboración internacional. El mejor ejemplo de que esa predicción no se cumplió es una postal de la primavera pasada, que mostraba largas filas para entrar a comprar a tiendas de artículos que no eran de primera necesidad una vez les dieron permiso para vender.

Además, el filósofo Giorgio Agamben decía que esta pandemia haría que las personas se alejaran de los espacios comunitarios. Si bien los eventos públicos siguen teniendo restricciones, los empresarios del entretenimiento se las han ingeniado para mantener vivo el negocio y las protestas sociales volvieron a las calles. Entonces, esta predicción tampoco se cumplió del todo.

El valor de pensar

Entonces, si es tan susceptible de fallar, ¿por qué la filosofía es importante en nuestra vida? La filosofía ayuda a sostener conversaciones con más argumentos que pasiones, cuestionar nuestras realidades y respetar las ideas de otros.

En pequeña escala, ayuda a que la gente no se vaya a las manos durante una discusión. A gran escala, educar a los pueblos en filosofía podría remover élites políticas completas. Aunque la filosofía no resuelve necesidades inmediatas, sí puede organizar las mentes para que lleguen a mejores soluciones. 

Carlos Granada, candidato a doctor en Filosofía de la Universidad Nacional de Colombia, remata con lo siguiente: “Uno no debe mostrarse remiso para filosofar, porque para alcanzar la salud del alma nunca se es ni demasiado viejo ni demasiado joven. La filosofía, en la medida en que resuena con la propia vida y la modifica, es una vía para la felicidad”.