Elkin de la Hoz, el cerebro detrás de Dímelo King

19 Septiembre 2022, 11:30 AM
Share
Creado Por
Andrés Romero Cuesta
Conozca la historia detrás de Dímelo King, el fenómeno digital que se tomó las redes sociales y que busca darle un giro al género urbano en Colombia.

En un mundo donde constantemente se dice que “todo está inventado” es difícil buscar innovación debido a los límites que se le pone a la creatividad. Sin embargo, para Elkin de la Hoz, conocido popularmente como ‘Dímelo King’, literalmente “nada está inventado” y los límites son los mismos que uno se establece.

Este hombre nacido en la costa caribe colombiana y que ya tiene 35 años de edad, es un apasionado por la música y el periodismo. A pesar de que la vida no le dio la oportunidad de estudiar esta carrera, hoy en día la ejerce con creces, y se puede decir que, es uno de los referentes digitales en cuanto a entretenimiento se refiere.

Dímelo King, se enamoró de la música desde temprana edad gracias a su padre, un hombre que vivía la salsa y que coleccionaba vinilos, le transmitió este amor sin importar el género musical, por lo que Elkin se fue directamente con lo urbano.

“Arranqué este proyecto hace aproximadamente cinco años, y es un sueño. Siempre me gustó la radio, siempre quise estudiarlo, pero en los tiempos que me tocó, mis papás, cuando les hablaba de comunicación social, querían que me fuera por otro tipo de cosas”, cuenta Elkin de la Hoz, conocido como Dímelo King en entrevista con KienyKe.com.

Vea la entrevista completa a Dímelo King:

A pesar de que la vida lo llevó por otro camino, en el fondo siempre estaba esa necesidad de mezclar sus dos pasiones, la música y el periodismo. Después de muchos intentos, y participar en negocios que en teoría eran más lucrativos, pero que al final no se traducían en algo, decidió apostar por su sueño,

Hace cinco años decidió darle vida a Dímelo King, una apuesta que nació como emergente con el propósito de brindar un espacio a artistas alternativos del género urbano, de exponer su música y darse a conocer.

“Una golondrina no hace verano”, esta frase parece calar con Elkin quien reconoce que en la construcción de este proceso ha sido fundamental el acompañamiento de su equipo, que hoy en día es integrado por 10 personas.

“Hace año y medio conocí a David Barreto, quien por mucho tiempo fue corista de Nicky Jam, y él ya había conocido lo que es la industria de la música, ya había escuchado muchas cosas que en el momento yo no sabía. Fue fundamental mis ideas con lo que él ya había vivido, y desde su compañía decidimos aterrizar las cosas que teníamos en mente”.

El crecimiento de un sueño llamado Dímelo King

 

En cualquier proyecto, el factor económico es algo a tener en cuenta. Esta dupla que conformaron Elkin y David, les permitió ir mucho más allá de lo que habían soñado. Lo que empezó como un espacio de artistas emergentes, hoy en día puede decir con total autoridad que por ahí han pasado figuras de la talla de J Balvin, Jhay Cortez, Nicky Jam, Maluma, J Álvárez, entre otros, y lo mejor, es que esto lo han conseguido sin perder su esencia de alternativos.

“La empresa sigue creciendo y hemos hecho cosas increíbles”.

A pesar de que en un principio su familia no estaba muy de acuerdo con el tema de la comunicación, hoy en día son los primeros que celebran sus logros. Esa desconfianza por el periodismo que había en ellos, se transformó en orgullo, y se lo hacen saber cada que pueden. 

“Mi madre falleció y ella si no pudo ver nada de lo que está sucediendo con esta carrera tan hermosa que estamos viviendo, pero si mis hermanos, mi padre, demás familiares, están muy contentos con todo esto que está pasando, porque todo esto fue algo muy empírico”.

Ese conocimiento y aprendizaje empírico, lo llevan a decir que en su caso no ve la necesidad de estudiar periodismo. En su momento, si fue algo que lo llevó a un debate mental, pero al hacer cuentas analizó, que debido a su edad, sumado a los gastos que esto le iba a representar, y a las escasas oportunidades laborales, optó por ir aprendiendo sobre la marcha.

Particularmente, su crecimiento se dio en medio de la pandemia, un momento en el que mundo vivió situaciones bastante complejas, pero que para él representaron el crecimiento de todo su ecosistema digital.

Los peldaños de su sueño

 

Uno de los momentos más felices que recuerda de esta etapa es cuando el mismo J Balvin, lo buscó y reconoció el trabajo que realiza en Dímelo King. El cantante antioqueño, le dijo que quería concederle una entrevista, y que una vez llegara a Medellín, se la iba a dar.

Cumpliendo su palabra, cuando Balvin pisó territorio antioqueño, lo buscó nuevamente para confirmar su entrevista. Todo esto se dio en medio de un momento complejo que vivía el intérprete de grandes éxitos como ‘Safari’, ‘Amarillo’, ‘Mi gente’, entre otros, por una tiradera muy sonada de Residente en su contra.

La entrevista, que además de hacerse muy viral, tuvo un gran manejo debido a que le preguntó lo que había que preguntarle, y se podría decir que fue el primer gran pronunciamiento de J Balvin sobre la tiradera de Residente.

“Cuando él me dice que la entrevista, era mi primera entrevista con un artista super top, y tenía miedo de las preguntas porque seguramente me iba a decir “yo no te la di para eso”, pero cuando vi que nadie de su equipo de trabajo me dijo nada, yo fui para adelante”.

Al hablar de la entrevista más incómoda que vivido en este proceso, no duda en asegurar que fue con Nicky Jam, ya que le preguntó sobre por qué creía que no había vuelto a tener canciones en el número uno, y el boricua se molestó.

Hoy en día sigue trabajando para que Dímelo King continué con los éxitos conseguidos. Más allá del nicho comercial, sabe que se debe a los artistas emergentes, y por ellos es que ahora incursiona con los shows en vivo en lugares de entretenimiento, con el fin de que quienes lo siguen, conozcan a las estrellas del futuro.

Asimismo, sueña que su proyecto sea ese medio vinculante entre los artistas emergentes y los consolidados, para que la cultura urbana se consolide y sean más las colaboraciones y los espacios entre unos y otros.

Por: Andrés Romero Cuesta.

KienyKe Stories