Malejo Cangrejo, estilista de las estrellas, una vida dedicada al arte y la belleza

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 16/09/2021 - 15:40
Share
Creado Por
Felipe López
Alejandro Romero, mejor conocido como 'Malejo Cangrejo', se ha hecho un nombre en la industria por maquillar a personalidades como Greeicy Rendón o Andrea Serna.

Puede que una de las razones principales por la que el mundo del maquillaje y el estilismo es tan popular y representa un negocio tan lucrativo es por cómo hace que las personas se sientan, no por cumplir con un estereotipo de belleza comúnmente aceptado, sino por esa facilidad de sentirse cómodos bajo la misma piel que se habita. Esto es algo que Alejandro Romero, mejor conocido como 'Malejo Cangrejo', conoce a la perfección.

Este maquillador y estilista se ha hecho tremendo nombre en la industria del entretenimiento por hacer que celebridades como Greeicy Rendón, Andrea Serna, Carolina Cruz, Daniella Álvarez, Paola Jara, Laura Acuña, entre otras, luzcan su mejor versión. 

KienyKe.com entrevistó al artista para conocer un poco más de su historia de vida y las técnicas que utiliza para elevar la imagen de sus clientes.

Para empezar, Romero conversó sobre cómo cree que le llegó el mundo por la belleza, el pelo y los maquillajes: 

“Mi mamá es estilista y mi papá es carpintero metálico, entonces estuve muchos años ayudándole a mi papá, pero llegó un momento en el que no me divertía y no me la pasaba muy bien ayudándole, entonces él me obligó a ayudarle a mi mamá y al principio no me gustaba nada, me parecía el peor plan ir ayudarle a mi mamá en su peluquería, pero igual desde chiquito le había sentido esa magia al hecho de que una persona arrancara en un proceso de cierta manera y terminara en lo que termina un peinado, un maquillaje, entonces creo que un poquito fue, en un principio, por herencia, por un tema hereditario, de negocios familiares y por otro lado ir descubriendo la magia que tiene este arte que está en las manos de uno y que a este momento”.

A continuación puede ver la entrevista completa con Malejo Cangrejo:

Por otro lado, Malejo Cangrejo habló sobre si se instruyó en una academia o si su aprendizaje es meramente empírico: 

“Yo en realidad fui a la universidad para ser diseñador industrial y me gradué como diseñador industrial. Paralelamente a la universidad, estuve haciendo de manera empírica, como adquirir todos esos conocimientos, además al mismo tiempo estaba pagando mi universidad. Estaba todo muy enlazadito, y al mismo tiempo, no solo el tener a mi mamá que tenía tanta experiencia, fue mi fuente de conocimiento, también las marcas tienen sus programas académicos para todas las personas que están en una peluquería, también tuve la oportunidad, no solo de quedarme con lo que me enseñaba mi mamá, también poder asistir a los programas que tenían en coloración, maquillaje, las diferentes marcas que en esa época trabajaban con la peluquería de mi familia”.

La carrera del protagonista de esta historia fue avanzando a medida que la gente a su alrededor destacaba la calidad de su trabajo, fueron recomendándole hasta que llegó al punto de trabajar con grandes personalidades colombianas.

De esta manera, Cangrejo reveló lo que para él es lo más difícil, o el reto más grande al trabajar con una celebridad:

“Lo más difícil, primero, tener un equilibrio de saber que estás con una persona muy importante, que seguramente tiene como unos compromisos a nivel estético o que quiere comunicar puntualmente, entonces mantenerte en esa línea, desarrollar alrededor de ese concepto de cómo se quiere ver y cómo se quiere transmitir y cómo quiere que le sientan, es el desafío más grande porque a partir de eso tienes que crear, no puedes quedarte en lo mismo y también, si tú eres curioso con tu trabajo, siempre quieres hacer un poquito más, yo quisiera muchas veces ponerles colores que para mí representan ‘vamos a arriesgarnos’, pero no siempre son los lineamientos que se pueden manejar con cada talento”.

Malejo Cangrejo es muy consciente de la gran plataforma que ha logrado al trabajar con famosos, esto lo ha llevado a ser muy consciente lo expuesto que está su trabajo, algo que le inspira a superarse cada vez que tiene una tarea nueva.

Por otro lado, el maquillador habló de cuáles son las tendencias en esta materia que más le atraen o resuenan en él: 

“Algo que pasa en el mundo del maquillaje ahora mismo es que siento que hay muchos estilos, siento que el abanico ahora tiene muchas posibilidades, entonces las tendencias que más me gustan y con las que vibro mejor es el equilibrio de la cantidad de producto, para mí la tendencia de pocas capas de maquillaje y de piel que respira es la tendencia que más me gusta, todas estas texturas y productos que han salido, que han ido evolucionando y cambiando sus formulaciones para que cada vez el maquillaje se vea más actual, más moderno, y que las pieles se vean tal cual como son. 

También, más allá de una tendencia de maquillaje puntual, la tendencia de la belleza a mostrarse natural, imperfecta, con pecas, con manchas, a pesar de todos los filtros que vemos a diario, que todos los usamos, porque a la final es la cereza del pastel, a pesar de todo eso me gusta que la gente crespa celebra sus crespos, la gente pecosa está celebrando sus pecas”.

Algo que muchos quieren saber es la técnica que esconde el maquillaje que este personaje hace en Greeicy Rendón, una de sus clientas más asiduas, un estilo que resalta por su naturalidad pero belleza difícil de no percibir: 

“No hay pieles perfectas, Greeicy no tiene la piel perfecta, no la tiene perfecta Cindy Crawford, no la tiene perfecta ningún ser humano sobre la faz de la Tierra, a no ser que tenga 12 años, que es cuando las pieles están inmaculadas, pero si vamos a ver con lupa las pieles, todas tienen textura, zonas donde hay poritos más abiertos, donde hay diferencia de color, de pigmentación. 

La piel de Greeicy es muy linda, es una piel sana, no tiene brotes de acné, que de pronto sería algo difícil de trabajar cuando uno quiere lograr una piel perfecta, eso de entrada ya es clave, cuando las pieles son más lisas y no tienen tanta textura, es mucho más fácil que logres ese acabado porcelanizado, pero el secreto está en la cantidad perfecta de capas de producto, un maquillaje como el que hago con Greeicy tiene varias capas de producto, yo lo que hago es que trato de identificar, cuáles son esas zonas que necesitan más producto y cuáles definitivamente no, para no hacer un sobreuso. 

Lo otro que también me gusta hacer es no inventarme muchas formas con las técnicas de visagismo, con eso soy más reservado, si bien son técnicas que funcionan mucho para moldear y modificar las formas del rostro, cómo la luz incide en el rostro, muchas veces llegan a un punto donde tú dejas de ser tú.

Asimismo, como Alejandro Romero es un verdadero apasionado por su oficio, también es conocedor de otros profesionales en su área alrededor del mundo, entonces habló de cuáles son esos estilistas a los que más admira:

“Así cerquita, Patrick Ta, tiene su marca, es muy de todo mi gusto, los empaques, como soy diseñador industrial, él me parece que es de mis referentes más cercanos, me gustaría ser como él, me gusta cómo maquilla, cómo se comunica, la energía que tiene, cuando lo veo en sus videos conecto muy bien.

Me gusta también Priscila Ono, ella también está haciendo reseñas de todo lo de Fenty Beauty, siento que tiene un estilo definido, con mucho carácter, siento que tienen esos estilos que están muy alineados con lo que a mí me parece que es lindo, que es armonía”.

Para finalizar, Malejo Cangrejo habló de cómo le gustaría llevar su carrera al próximo nivel o cómo la sueña en el futuro:

“La verdad, yo me sueño muchas cosas, a veces me imagino trabajando con artistas internacionales, Beyoncé, cosas así, eso es un sueño, pero uno empieza a soñar más aterrizado, entonces pasa por dirigir algo, dirigir equipos, de creación de contenido, de pronto ser director creativo de una marca de maquillaje, tener esa oportunidad de desarrollar y crear un universo ya con todas las herramientas, porque hay algo al día de hoy que sí puedo constatar es que uno gana conocimientos es con la experiencia, con el paso de los años.

Hay muchas situaciones que yo digo: ‘si me hubieran dado esta oportunidad hace cinco años la hubiera botado’, es más, ni siquiera por el tema de habilidades, incluso por la madurez (…) Me gustaría utilizar esa experiencia en un proyecto con magnitudes gigantes”.