La inspiración detrás de la moda en la posesión de Gustavo Petro

8 Agosto 2022, 10:33 PM
Share
La posesión presidencial no solo estuvo marcada por el cambio político, sino también por las sorprendentes prendas que lucieron algunas de las mujeres protagonistas.

Más allá de la definición de lo más usado o deseado del momento, la moda también está atravesada por un significado social y hasta político. El vestir es una forma de expresión llena de diversos sentidos que sobrepasan su valor estético.

Durante la ceremonia de posesión que se llevó a cabo el pasado domingo 7 de agosto, los colores fueron protagonistas, así fue como los organizadores de la ceremonia procuraron convertir el evento en una fiesta popular.

Y aunque en algunas ocasiones al hablar sobre moda lo popular pase desapercibido o incluso sea rechazado, lo cierto es que muchos diseñadores buscan en todas partes formas, colores, historias y sentidos para sorprender con nuevos elementos dentro de la industria textil.

Eso fue precisamente lo que pudo verse durante la posesión de Gustavo Petro; varias mujeres exhibieron prendas que no pasaron desapercibidas, no solo por la variedad de diseños, sino también por las historias detrás de cada traje.

El reconocido diseñador Diego Guarnizo fue el encargado de vestir a la senadora María José Pizarro, la persona encargada de colocarle la banda presidencial al presidente Petro para consagrarlo como mandatario.

La senadora hizo gala de la nueva colección Feliza, vistiendo un blazer rojizo y en la espalda el rostro de su padre Carlos Pizarro, líder del M-19 asesinado luego de firmar la paz con el estado colombiano, elaborado con chaquiras por Mateo Perea y Juan Heredia, excombatientes de las FARC y con el mensaje “Que la lucha por la paz no nos cueste la vida”.

Sofía Petro, hija de Gustavo Petro y  Verónica Alcocer, lució un top elaborado en Putumayo por la comunidad Indigena KÄMENTSÁ. Según la especialista en moda, Beatriz Arango, “de chumbes y tejido en telar vertical”. Además, su blazer fue hecho por la comunidad Emberá Chami, bordado artesanalmente y con dibujos alusivos a la vida campesina; en sus mangas resaltaba el mensaje “Justicia social y ambiental”.

La vicepresidenta Francia Márquez fue vestida por el diseñador Esteban Sinisterra. Lució un vestido largo en el que resaltó el color azul, pero que combinó muy bien con un atuendo blanco en el pecho y la parte baja, para dar un mensaje de paz, el mismo que mantuvo durante la campaña.

Antonella Petro, la menor de las hijas del presidente, vistió para la fiesta un traje que tenía impreso una carta que su padre le dio para celebrar su cumpleaños número 14. Diseñada también por Diego Guarnizo y elaborada con poliéster reciclado. Además, durante la posesión, la menor utilizó un vestido inspirado en los tejidos Wayúu.

“Cada día que llegaba cansado, a veces derrotado; cada día que había un problema dentro de mí y fuera de mí, yo llegaba a cogerte la mano, a darte un beso para calmarme, para agarrarme de ti y salir a flote….has sido como la balsa para un náufrago, nada hubiera sido posible si no estuvieras”, se lee en dicha carta.

El glamuroso traje de la primera dama Verónica Alcocer no solo sorprendió por el espléndido color blanco que simboliza la paz, sino también por las finas joyas, entre ellas, una de la virgen con la que sacó a relucir su fe. Además, resaltó la parte superior de su vestido que, según los especialistas, es una muceta, muy utilizada en los trajes de los sacerdotes durante el medioevo.

La posesión de Gustavo Petro pasará a la historia por el protagonismo que tuvo la moda, pero no la moda hegemónica, sino aquella moda desconocida por muchos, pero valorada por los diseñadores más famosos del país y aquellos que siguen apostando por la paz.

KienyKe Stories