Mugre Diamante y Green Amarilla, derribando los estigmas del grafiti

Publicado por: felipe.lopez el Sáb, 13/02/2021 - 10:00
Share
Creado Por
Felipe López
Mugre Diamante y Green Amarilla son dos artistas expertas en grafiti que llevan el arte urbano más allá de las paredes y las calles.
grafiti
Créditos:
Ipanema

En un país en el que revelarse a injusticias sociales, políticas, económicas, entre otras índoles, es pan de cada día, resulta evidente la presencia de la protesta, y en ese mismo aspecto podría encontrarse el grafiti como un medio de expresarse.

Lastimosamente, el arte urbano es injustamente entendido como vandalismo por algunos, y los mismos medios de comunicación han ayudado a reproducir este estigma en contra de una expresión con siglos de existencia y profundidad.

Tener una visión blanco y negro de la vida es bastante limitante y parece más provechoso ver los matices, es ahí donde es importante recalcar a las protagonistas de esta historia, Mugre Diamante y Green Amarilla.

Estas artistas no solamente resaltan por su arte, también por su interés en llevar el grafiti a otros espacios, como podría ser el de la moda. Así llega la colaboración de este dúo dinámico, exactamente para reconocida firma brasilera de sandalias, Ipanema.

La marca le apuntó a una iniciativa llamada ‘Ipanema Graffiti Colombia’, destacando el empoderamiento femenino y la libre expresión artística como motor de desarrollo cultural y social. Como resultado se obtuvieron varios modelos estampados con el arte urbano y la alegría latina, estas sandalias ya están a la venta a nivel mundial.

grafiti
Créditos:
Ipanema

KienyKe.com conversó con las dos grafiteras, no solo para conocer más de este proyecto, también de su arte y como a través de su trabajo logran derribar prejuicios innecesarios.

Pero primero, Mugre Diamante da unas definiciones oportunas para adentrarse mejor en su contexto:

Dentro de las instalaciones urbanas, hay ciertas diferencias, grafiti es una cosa y muralismo otra. Yo inicié haciendo grafiti, que es el grafiti ilegal, que de pronto no está muy bien aceptado en la sociedad, pero que siempre tiene algo para decir e igual hace parte de una cultura visual y una cultura urbana”.

KyK: ¿Cómo fue su formación en el arte? ¿Creen en la academia o prefieren instruirse de manera empírica?

MD: Yo realmente nunca tuve formación en artes, nunca estuve en una academia de arte porque mis inicios en las intervenciones callejeras fueron con grafiti y pues el grafiti se aprende en la calle (…) Mi universidad fue la calle y aunque nunca me dieron título de ahí, siento que gracias a lo que aprendí en la academia, pude formalizar mi quehacer. Siento que cada cual aprende a su manera, para mí un título no define lo que alguien es o lo que alguien sabe, sino lo que su trabajo demuestre, las formas en que se relaciona con otros colegas.

GA: Yo estudié Artes Visuales en la Pontificia Universidad Javeriana, me siento muy agradecida y orgullosa de haber podido sacar el título y haber tenido la oportunidad de estudiar allá con gente maravillosa. Igualmente, siempre he pensado que la universidad te da muchas herramientas y que tú tienes la oportunidad de escoger y crear tu camino profesional. De todas maneras, todo está en uno, en la disciplina y la constancia con el trabajo propio. Las cosas que aprendí fuera de la universidad fue pintar en la calle y empezar a entrar al universo del estampado textil.

KyK: ¿Cómo definirían su estilo? ¿Fue fácil encontrar esa voz en el mundo del grafiti?

MD: Siento que el estilo es una búsqueda constante de cómo expresar esa personalidad y esa esencia que tienes, mi estilo gráfico sí lo define mucho la escuela inicial del grafiti, de letras, de netamente aerosol y cómo luego esa herramienta del aerosol la implementé en la ilustración que llevé a gran formato, que es a lo que me dedico en estos momentos. Yo creo que uno se da el lugar es trabajando duro, con esfuerzo, respetando a las personas que estuvieron primero que uno y que se esforzaron por abrirnos un camino, entonces es pintando, pintando, pintando, es difícil, pero creo que se puede con constancia y disciplina.

GA: Yo desde un principio, al entender el lenguaje del grafiti y todo lo que representa en la calle y en sus paredes, no empecé haciendo writing sino simplemente ilustración teniendo presente todas las dinámicas que conlleva estar y pintar en la ciudad. Mi estilo lo defino colorido, vibrante, alegre… que transmita sensaciones positivas para la gente.

KyK: ¿Por qué el grafiti y no otro tipo de arte?

MD: Yo me topé con el grafiti por pura coincidencia, yo estaba empezando a explorar varías técnicas de intervención, como esténcil, dibujando sobre carteles y pegándolos en las calles, pero nunca exploré a fondo, entonces nunca tuve tantos elementos como para decir ‘quiero dedicarme a esto o no’ (…)Empecé a hacer nombres, a escribir letras, a conocer todos esos códigos de las calles, o sea, gracias al grafiti pude entender la ciudad de otra manera, ya después usando el aerosol, entendiendo un poco más la imagen, no solo centrándome en las letras, sino entendiendo otro tipo de elementos gráficos que me gustaba hacer, pues me dediqué 100% a pintar con aerosol y con otras herramientas en muros principalmente (…) Por qué eso y no otra cosa, no lo sé, fue lo que me llegó en el momento que debió llegar y a eso me dedico y me he dedicado en los últimos once años.

GA: Por querer compartir e interactuar con la calle y con la gente. Por tener una voz, dejar huella y marcar un momento de la vida en la ciudad.

KyK: ¿Cómo fue el acercamiento para trabajar con Ipanema?

MD: Trabajar con Ipanema fue una sorpresa para mí porque fue casi cuando iba a iniciar la pandemia, entonces recibir esta noticia fue de mucho agrado para mí. Creo que en ese momento Ipanema estaba desarrollando su campaña, entonces buscando artistas urbanas, mujeres, porque su marca es direccionada principalmente a las mujeres, sin embargo, puede usar la marca cualquier persona y la marca se contactó con Green Amarilla, ella recomendó mi trabajo, ellos lo estudiaron, lo revisaron y lo aprobaron.

GA: Rodrigo Barcarollo, Gerente Comercial de Ipanema Colombia, nos contactó contándonos de este maravilloso proyecto que ya realizaron en Brasil y que querían realizarlo en Colombia. Todo este proyecto fluyó de una gran manera, contamos con guías de Rodrigo como líder del proyecto y del equipo de diseño en Brasil (Karoline Trombini) para crear las piezas de manera libre al crear los artes de las sandalias.

grafiti
Créditos:
Ipanema

KyK: ¿Ya habían trabajado juntas?

MD: A Green Amarilla yo la conocía desde antes, pero nunca había tenido la oportunidad de diseñar algo con ella, de trabajar algo solamente con ella (…) Esta es la primera vez que trabajamos solo ella y yo, aunque no trabajamos en el mismo diseño las dos, sino que cada una hizo su propuesta, aquí fue cuando la conocí más porque compartí con ella más, viajé con ella.

GA: Con Mugre, nos conocemos hace un buen tiempo, pero no había tenido la oportunidad de trabajar de una manera tan cercana con ella. Fue un gran apoyo en Cartagena. Admiración y respeto por su trabajo.

KyK: ¿Cómo son vistas las mujeres en el mundo del grafiti?

MD: No sé porque en realidad no trato de fijarme en cómo nos ven, sino más en qué hacemos nosotras para mostrar que estamos trabajando codo a codo, solas, acompañadas, juntas, con chicos, con otras chicas y que nuestro trabajo, nuestra trayectoria, hable por nosotras, más allá de que netamente seamos un cuerpo femenino, sino que poco a poco vamos conquistando con más fuerza esos ámbitos que tal vez son en su mayoría practicados por hombres. Creo que me he concentrado más en hacer un trabajo, en proponer, en pintar, más que en lo que digan u opinen por si soy mujer o no.

GA: Hoy en día, hay demasiadas mujeres cogiendo mucha fuerza, que son demasiado talentosas y es genial que estemos al mismo nivel o mejor aún que los hombres.

KyK: ¿Qué opinas sobre los estigmas que persisten sobre los grafiteros y cómo erradicarlos?

MD: Yo creo que los estigmas se radican, en cuanto al arte y estas expresiones, en el día que a la gente le duela más un asesinato, una violación, un robo, a una pared pintada. Ese día creo que va a haber realmente empatía y se va a entender que estas expresiones urbanas, así pueda que sean ilegales o que sean invasivas, son expresiones del ser, son expresiones de una sociedad que está queriendo gritar algo y no como un comportamiento de desadaptación. Considero que los estigmas se pueden erradicar el día que le demos prioridad a lo que realmente debería ser, siento que igual en Colombia hay mucho talento de exportación y mucha gente se está encargando de demostrar que Colombia tiene con qué construir país y tiene también con qué denunciar ciertas disonancias y el arte debe resistir, el arte es una expresión que creo que en esta pandemia estuvo más que claro que el arte no se ve como una actividad de primera necesidad, aunque debería porque se encarga de mantener a la gente cuerda y libre dentro de tanta opresión.

GA: El grafiti siempre será un lenguaje contestatario e ilegal que siempre será parte de todas las ciudades pero que también gracias a él, se ha transformado a lo que llamamos arte urbano que esto es lo más aceptado por la sociedad. El grafiti por ser un lenguaje que no todos entienden, la gente lo repele y lo rechaza.