¿Por qué se celebra el cinco de mayo en EE. UU.?

5 de mayo del 2018

Una fiesta a la mexicana.

Cinco de Mayo

El cinco de mayo es una fiesta especial para los mexicanos. Mariachis, bailes, comida, tequila y mucha cerveza son los ingredientes comunes de esta gran celebración que se originó en la Batalla de Puebla de 1862. Un festejo nacional, ceremonial, aunque alegre, que fue capaz de traspasar fronteras.

En Estados Unidos son muy comunes en esta fecha los tacos, burritos, cerveza y margaritas, que se toman restaurantes y calles que son adornados con la bandera de México y demás íconos y emblemas de esta cultura.

En las principales ciudades norteamericanas, en especial en el estado de California, miles de latinos marchan y celebran sus orígenes mestizos, sin importar si son colombianos, mexicanos, cubanos, panameños o guatemaltecos. Y como suele suceder con los latinos, lograron contagiar a los gringos, quienes suelen festejar con igual entusiasmo.

La cultura popular estadounidense se impregna cada año de todo este ambiente mexicano. Presidentes como Geroge W. Bush y Barack Obama han celebrado esta fiesta. Incluso la banda Maná visitó un 5 de mayo la Casa Blanca, donde dio un concierto para el presidente y los miembros del gobierno.

Pero pocos saben que esta celebración tiene un origen bélico, la Batalla de Puebla del 5 de mayo de 1862. Ese día un grupo de 2.000 soldados y 2.700 campesinos armados con machetes, comandados por Ignacio Zaragoza, se enfrentaron a los invasores franceses, que batallaron fuertemente armados.

Un conflicto que nació en el momento en que Napoleón III tomó la decisión de invadir México y terminar con el gobierno del entonces presidente Benito Juarez, que en esa época era un gran aliado de los Estados Unidos. El plan era lograr invadir suelo norteamericano entrando por Texas.

El triunfo de los mexicanos era una posibilidad remota. Los franceses contaban con gran armamento y muchos más hombres en el campo de batalla. Para apaciguar el miedo cundía entre sus filas, Zaragoza entonó el siguiente grito de batalla: “Nuestros enemigos son los primeros soldados del mundo, pero vosotros sois los primeros hijos de México y os quieren arrebatar vuestra patria”.

De manera heroica y contra todos los pronósticos, Zaragoza llevó a sus hombres a la victoria, haciendo retroceder al enemigo. Este episodio marcó el fin de la invasión francesa.

Cuenta la leyenda que cinco años después, un cinco de mayo, unos mexicanos celebraron la batalla en Texas, que para la época pertenecía a México. La fiesta se expandió por muchas regiones, y en el momento en que la zona se convirtió en suelo estadounidense ya era todo un festejo.

Sin embargo, la fiesta es diferente en ambos países. Mientras en México se hacen grandes desfiles y se trata de la conmemoración de la Batalla de Puebla, en Estados Unidos es una fiesta que fue evolucionando con el tiempo.

En los años treinta significó nostalgia, luego pasó a ser una expresión de patriotismo por parte de inmigrantes, en los sesenta ya representaba el orgullo chicano en el estado de California. Con el tiempo se convirtió en orgullo latino y hoy en día es una gran fiesta a la mexicana, llena de diversión, licor, bailes, piñatas, expresiones artístiscas y culturales que se toman ciudades como Los Ángeles y Nueva York.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO