Un monstruo llamado agujero negro

10 de abril del 2019

Una estrella muerta es el nacimiento de los agujeros negros que se tragan todo lo que esté a su alrededor.

Un monstruo llamado agujero negro

Es considerado por científicos uno de los misterios más grandes de la historia. Literalmente, un agujero negro es una bestia que se traga todo lo que se encuentre en su onda gravitacional y cada elemento que caiga en él lo hace crecer y crecer.

Este miércoles se conoció la noticia de que el telescopio Event Horizon captó, por primera vez, la imagen de un agujero negro, en el corazón de la lejana galaxia Messier 87. El profesor Heino Falcke, precursor del proyecto, dijo en una entrevista que el hoyo negro captado es un “absoluto monstruo, el campeón de peso pesado de los agujeros negros del Universo”.

Por ser un gran misterio, ni los más expertos en la materia saben realmente qué es un agujero negro, aunque sea un tema del que se habla desde hace más de un siglo.

Escuche qué implica el hallazgo de un agujero negro:

El primero en concebir la idea de un agujero negro fue el  el religioso, geólogo, astrónomo y científico ingles John Michell, quien basado en teorías de Newton, en 1783, habló de “estrellas oscuras”, elementos con un campo gravitacional tan amplio que nada podía escapar a su fuerza, ni siquiera la luz.

Después, en 1915, el físico más importante del siglo XX, el alemán Albert Einstein, publicó la ley de la relatividad general con la que explica el funcionamiento de estos agujeros y su atracción gravitacional.

Todas la galaxias que existen en el universo tienen agujeros negros. La Vía Láctea donde está el planeta Tierra y los otros de nuestro sistema solar tiene un agujero negro negro muy grande, según los expertos no es un peligro para el sistema solar ya que se encuentra muy lejos.

¿Cómo se forman los agujeros negros?

Los agujeros negros son la última fase en la evolución de estrellas gigantes que al menos  10 veces más grandes que el sol del Sistema Solar.

Cuando una de estas estrellas entra en su etapa final, explota. Sus capas externas se esparcen en el espacio pero dentro de ella ocurre un proceso de implosión, que se vuelve más y más densa.

Llega un momento en el que dentro de esta anterior estrella hay tanta materia concentrada en un espacio reducido que el núcleo de esta colapsa ante su propia fuerza de atracción gravitacional, originándose así el agujero negro.

Este nuevo elemento, debido a esta misma fuerza de atracción absorbe todo lo que esté a su alrededor. Un agujero negro no deja de crecer nunca, porque siempre está comiendo.

Agujeros negros hay de dos clase: uno llamado masa estelar y otro supermasivo. Los primeros tienen la masa de varios soles y se forman cuando las estrellas más grandes mueren y colapsan. Los supermasivos tienen  100.000 veces la masa del Sol de Sistema Solar. Al parecer se forman y evolucionan a través de las galaxias.

Según la Nasa, no es probable que un agujero negro pudiera destruir la tierra, porque estos no recorren el universo, los agujeros negros siguen las leyes de la gravedad como lo hacen los demás elementos que están en el universo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO