¿Cómo afrontar la soledad durante la cuarentena?

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 26/03/2020 - 17:42
Share
La soledad es algo que muchos experimentan al estar lejanos de sus seres queridos en tiempo de crisis.
Soledad

Es evidente que la raza humana está enfrentando una pandemia que parece salida de una película distópica, casi como del estilo de ‘Contagio’ (2011) de Steven Soderbergh, todo a causa del coronavirus, que deja un escenario que al menos para estas generaciones vivas es completamente extraño.

La zozobra de ver cómo cada día hay más víctimas no preocupa solo a los que lo padecen, pero también a cada persona que tiene miedo de saber qué deparará el día siguiente.

Esa sensación naturalmente deja estragos en la salud mental de las personas, tal vez, aún más en aquellos que deben enfrentar la crisis en soledad, teniendo presente las medidas de cuarentena y aislamiento social tomadas por los diferentes gobiernos.

Como expresa Robin Wright en su artículo reciente para The New Yorker, este es el momento en que más gente vive sola, según Our World in Data, en 2019, un porcentaje de 28 de hogares son conformados por una sola persona, 23% más que en 1980. Estocolmo, Suecia, es el epítome de esta tesis, en 2012, el 60% de las casas suecas son habitadas por una sola persona.

Ahora la vida parece estar más concentrada en sobrevivir que simplemente vivir, y los actos se ven limitados a las precauciones, las decisiones de salir, interactuar, abrazar y hablar, están enmarcadas en el temor que provoca el COVID-19.

La ciencia ha demostrado que la ansiedad y la soledad tienen consecuencias en el cerebro. Aumentan la vulnerabilidad a enfermarse, al desencadenar una presión sanguínea más alta y frecuencia cardíaca, estrés e inflamación.

De esta manera, KienyKe.com conversó con David Bonilla, psicólogo y docente de la Universidad del Bosque, para conocer un poco más del impacto emocional que deja la pandemia.

“Dependiendo el manejo que se le den a la cuarentena, el resultado al final puede ser positivo o negativo, entendiéndolo en el tema de la salud mental. Entender que la soledad por sí misma no es un problema, una cosa es el sentirme solo y la otra cosa es disfrutar la soledad, o el concepto solitud, que es un tema más complejo, en el concepto de solitud tú encuentras espacio para ti, para comunicarte con otros, disfrutas ese tiempo que tienes para hacer cosas que en otro momento no hubieses podido hacer”.

“Digamos que en este caso que es súper atípico, que no lo habíamos vivido nunca se relaciona con que las personas que están solas puedan tener una tendencia a enfermar o sufrir una patología mental, y no necesariamente, porque de alguna manera lo que estamos hablando aquí es de un aislamiento y no sobre que se les quitaran todas las posibilidades de comunicación”.

Ante esto, el experto hace una serie de recomendaciones para sobrellevar la situación. “Hay que prestar atención a esas personas que por un caso fortuito les tocó quedarse solas, por ejemplo, estaban llegando a Bogotá y les tocó quedarse aquí porque no podían salir, no podían estar con sus familiares, es decir, no tienen una red de apoyo, tienen una pero no la tienen cerca. Lo que hay que recomendarles a los que se tuvieron que quedar solos, o que se fueron a otro país y les cogió el tema del coronavirus y no pudieron hacer nada para estar con sus seres queridos, que mantengan un contacto permanente con sus redes de apoyo social, que hablen con sus familiares, hagan videollamadas, para que ese vínculo disminuya el malestar emocional que pueden llegar a sentir, por un lado, la persona que está sola y por otro lados los familiares que están preocupados porque esa persona está sola”.

Bonilla hace hincapié en no dejarse consumir por la idea tentadora de quedarse 24/7 postrados en una cama.

“Para las personas que están solas en su casa es importante que mantengan una rutina, muchas veces cuando pasan estas situaciones, pasa que las personas que están frente a este tipo de contingencias, duermen mucho, se quedan mucho tiempo en la cama, solo están en un lugar de la casa y eso hace que la rutina empiece a generar algunos indicadores de salud mental, entonces hay que pedirles que, por ejemplo, en la habitación traten de estar el menor tiempo posible para que en las noches cuando vayan a dormir el cerebro entienda que ese es el lugar para dormir y que no empecemos a tener problemas de insomnio, que no sea como ‘vamos a aprovechar para ver televisión en el cuarto’, entonces todo el día están en la cama, y cuando llega la noche empiezan a tener problemas con el sueño”.

Mantener unas rutinas medianamente coherentes a lo que se hace en la vida normal, levantarnos, bañarnos, si hacemos alguna práctica de actividad física en estos momentos puede ser muy bueno por lo que estamos tan sedentarios en nuestras casas. La mayoría son casas pequeñas o apartamentos, donde tenemos un espacio muy reducido para movernos, entonces el hecho de que mantengamos tanto sedentarismo puede acarrear a largo plazo algunas dificultades en los temas de salud física”, expresa el psicólogo.

Luego Bonilla hace referencia a no sobreexponerse a la información, no revisar las noticias o redes sociales constantemente, porque esto le haría angustiarse exponencialmente cada vez más y más, recomienda que disponga solo un momento al día para mantenerse informado.

“El concepto que manejamos en salud mental es trabajar en la aceptación, en estos momentos es algo supremamente importante, hay cosas que nosotros controlamos, nuestras emociones, pensamientos y las acciones que generamos frente a los otros, ¿qué no controlamos? El medio ambiente, las emociones de los otros, los pensamientos de los otros y las acciones de los otros. Aquí es súper clave entender que este fenómeno no depende de nosotros, que pareciera que en este momento lo que podemos hacer es un control de un comportamiento nuestro, del lavado de manos y quedarnos en casa. Desde ahí aceptar que la situación se está dando, porque podemos estar todos los días en negación. Cuando nosotros no estamos en aceptación, vamos a estar peleando todo el tiempo con lo que sucede afuera”.

Escuche las recomendaciones del psicólogo y docente David Bonilla en 'Hoy hablamos de':