Caso Juan Carlos Granados y Odebrecht: Corte Suprema perdió la competencia

Publicado por: gabriela.garcia el Mié, 24/02/2021 - 17:29
Share
La Corte Suprema de Justicia remitió el proceso contra el actual magistrado Juan Carlos Granados a la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.
Caso Juan Carlos Granados y Odebrecht: Corte Suprema perdió la competencia

La Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia resolvió declararse incompetente para seguir conociendo el proceso que se adelanta en contra del actual magistrado de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial Juan Carlos Granados por su supuesta participación en el escándalo de corrupción de Odebrecht. 

La alta corte tomó esta determinación conforme a la solicitud elevada por el presidente de la Comisión de Investigación y Acusación de la Cámara de Representantes.

Ante la sala se alegó que la investigación contra Juan Carlos Granados por la presunta comisión de los delitos de interés indebido en la celebración de contratos, concierto para delinquir y tráfico de influencias de servidor público cuando se desempeñó como gobernador de Boyacá (2012-2015) debía ser remitida a su corporación en condición a su fuero actual.

La Corte Suprema le dio la razón y, en consecuencia, envió el proceso en contra del hoy magistrado de la Comisión Nacional de Disciplina Judicial a la Comisión de Acusación para que esta, como su juez natural, siga con la actuación.

Un nombramiento cuestionado


La elección de Juan Carlos Granados como juez de jueces ha recibido varias críticas debido a que la Comisión de Disciplina, creada en 2015 por reforma constitucional, entró a reemplazar a lo que era la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura y tiene el objetivo de juzgar disciplinariamente a abogados, fiscales y otros funcionarios judiciales del país.

En 2018, la Fiscalía General le imputó cargos ante el Tribunal Superior de Bogotá por los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos y tráfico de influencias.
 
Según la investigación, el hoy magistrado habría sido uno de los funcionarios que favoreció a Odebrecht, investigada por el pago de coimas para obtener millonarios y apetecidos contratos de infraestructura en el país. 

Al parecer, cuando fue candidato y luego gobernador de Boyacá (2012-2015) recibió un soborno de 200 millones de pesos para que la constructora brasileña se quedara con la adjudicación de la obra vial Duitama-Charalá-San Gil.

Sin embargo, el también excontralor de Bogotá no aceptó los cargos que le fueron endilgados por el ente investigador y aseguró ser inocente de todas las acusaciones en su contra.

Defensa de su inocencia


A finales de enero, Juan Carlos Granados se presentó al XV Encuentro de la Jurisdicción Constitucional y allí se defendió de los señalamientos hechos en su contra por el caso de corrupción de Odebrecht. 

Según dijo, se presentó para ser magistrado de la nueva Comisión Nacional de Disciplina Judicial porque "tiene la plena convicción de que demostrará que es totalmente inocente".

"Fui ternado y lo hice no solo con el propósito de demostrar mi inocencia sino también por la demostración que se generó con la controversia de hechos y de pruebas sobre un expediente de este mismo tema que dio la absolución de un exsenador. Son las mismas circunstancias y por esa razón, entendiéndose que era la misma Corte Suprema la que había planteado que ahí no había tipo penal es que nosotros nos presentamos", indicó.

En ese entonces aseguró que se presentará, sin problema alguno, a la instancia correspondiente para resolver su caso. "Vamos a estar en la labor de atender el llamado de cualquiera de las autoridades porque somos nosotros precisamente quienes debemos dar ese ejemplo y vamos a estar ante las instancias respectivas", finalizó.

Esta es la decisión completa: