¿Qué es el Bitcoin? y el Riesgo de su Satanización en Colombia

Foto: Shutterstock

¿Qué es el Bitcoin? y el Riesgo de su Satanización en Colombia

26 de junio del 2017

Podría decirse que cuando empecé a operar con Bitcoins (BTC) en Colombia, existíamos muy pocos que lo hacíamos, sí, ahora el BTC es un misterio en el país, hace cuatro años era prácticamente un universo paralelo. En aquel entonces quienes nos encontrábamos en el mercado nacional no superábamos las diez personas, en su gran mayoría eran revendedores, yo era de los pocos, sino el único, que me dedicaba a la minería.

El BTC es una moneda digital perteneciente a una gran categoría denominada criptomonedas, de las cuales existen cientos de tipos, no obstante, el BTC es la más popular de todas, pues, respecto a quien le sigue en uso, el Litecoin (LTC), la diferencia de precio es abismal (1 BTC = $2.509 dólares, 1 LTC = $41 dólares).

Ninguna criptomoneda tiene un banco central o estado que la apoye, el respaldo de las mismas es el ecosistema tecnológico que las soporta, que consiste en una inmensa red de mineros regados por todos los lugares del planeta y que cada día crecen más, pues a medida que el precio del BTC sube, las comisiones por minar se incrementan, lo cual lo vuelve un negocio más atractivo. Las minas no son más que unas computadoras adaptadas para el minado de BTC, cualquiera puede tener una mina en tu casa siempre y cuando sepa crear buenos algoritmos para un minado optimo y logre un equilibrio en costos (básicamente es el costo de la mina, los costos de consumo de energía y un ancho de banda óptimo).

El intercambio de BTC se da en unos mercados on-line (btc-exchange) muy consolidados, de ellos el más popular es bitstamp.com una de las primeras plataformas de BTC, con sede en Reino Unido y quien es uno de los referentes internacionales más importantes para el precio en tiempo real del BTC, otras importantes son xapo.com, bitpay.com, okcoin.com, kraken.com, etc. En cualquiera de estas plataformas usted puede crear una cuenta gratuitamente, verificarla y comenzar a hacer intercambios en tiempo real, sin intermediación y con bajos costos operativos.

Existe una plataforma muy popular pero altamente riesgosa para el intercambio -Persona a Persona- (P2P) de BTC, se llama localbitcoins.com, en esta plataforma aparecen listados de vendedores/compradores de BTC a nivel local que, para nuestro caso, la inmensa mayoría son estafadores, jamás recomiendo utilizar esta plataforma en Colombia.

Las transacciones con criptomonedas son absolutamente anónimas, es decir, una vez envías tus BTC a alguien, jamás volverás a saber de ellos, no existe forma de hacer trazabilidad, de allí que es importantísimo saber con quién los comercias.

Todo btc-exchange cuenta con algo denominado monedero (wallet) que es la parte donde guardas tus BTC, todo btc-exchange tiene un monedero, pero no todo monedero es un btc-exchange, es el caso de blockchain.info, el ecosistema de monederos y bloques de BTC más grande del mundo, el 80% de los monederos de BTC provienen de blockchain.info gracias a su versatilidad y eficientes opciones de seguridad.

Cada monedero tiene una dirección de treinta y cuatro dígitos alfanumericos, que viene siendo como el número de cuenta a la cual me envían o desde la que envío los BTC, por seguridad, cada vez que el monedero tiene una entrada o salida de BTC, este número cambia, sin afectar operaciones pasadas o futuras.

Los BTC tienen múltiples usos en internet, el principal es ser una moneda representativa, para la compra/venta de productos o servicios, muchos de los más importantes comercios de internet aceptan al BTC como forma de pago, los pagos con BTC son instantáneos y verificables, las verificaciones se pueden seguir a través de blockchain.info y otros sitios y se basan en confirmaciones que es lo que se encargan los mineros de hacer permanentemente, muchos sitios exigen un mínimo de confirmaciones para hacer efectivo el pago.

Muchos economistas lanzan osadas hipótesis en contra del BTC como que es un riesgo y que incluso alguna vez su valor llegará a cero, pero nada más lejano de la realidad, la única forma que el BTC deje de existir o llegue a valer cero es que Internet deje de existir lo cual no sería un problema solo para el BTC.

Mientras esta criptomoneda siga prestando su función de ser representativa, dinámica y descentralizada, seguirá existiendo, pues hoy en día es la forma más fácil, económica y rápida de hacer una transacción monetaria internacional de cualquier tamaño, desde un dólar hasta millones de dólares a la cual cualquier ser humano con acceso a internet puede llegar.

El reciente crecimiento exponencial del precio del BTC que en seis meses pasó de $550 dólares a costar $3,000 dólar obedece a dos variables fundamentales, su popularización en China y que el gobierno japonés lo ha reconocido como una moneda.

El Lado oscuro del Bitcoin

Si bien el BTC es la máxima expresión de la tecnología aplicada al capitalismo, existen unos riesgos propios y externos del mismo, el más evidente es su volatilidad, el BTC puede bajar o subir de precio de manera precipitada en segundos, por ejemplo, ayer costaba $2,700 dólares y hoy cuesta $2,500 dólares, no obstante, ha pasado lo contrario, pero esto no deja de hacerlo riesgoso.

Las causas de estas variaciones obedecen a las propias reglas de la oferta y la demanda, los más grandes golpes que ha tenido el BTC en su precio se han debido la “DeepWeb”, aquel oscuro mundo de Internet en donde existen gigantescos mercados donde se trafica todo tipo de productos y servicios ilegales y el único medio de pago son las criptomonedas, principalmente el BTC. Cuando uno de estos grandes mercados desaparece, generalmente el precio del BTC se va a pique, afortunadamente no han sido muchos los casos, pero cuando han ocurrido ha sido devastadores.

El lavado de activos también es otro factor que afecta mucho la imagen del BTC, pues al no poder hacer trazabilidad de los mismos, resultan ser el medio perfecto para el blanqueo de capital, esta situación afecta especialmente a Colombia donde existe una particularidad, pues si bien, es muy desconocido e impopular el uso del BTC, es uno de los países donde más barato se consigue.

Las operaciones con BTC también son ideales para las estafas, por lo cual hacía la advertencia al principio del artículo sobre el sitio localbitcoins.com en Colombia, en donde es muy popular un método de estafa denominado “Man in the Middle” para robar BTC a incautos compradores o vendedores.

El tercer gran problema con el BTC es que pululan las plataformas en donde se prometen rendimientos exponenciales a quienes inviertan sus BTC en ellas, los grupos de Facebook de BTC como Bitcoin Colombia, abundan falsos perfiles ofreciendo negocios de tipo piramidal o ponzi a quienes inviertan en BTC.

La única solución a estas tres últimas debilidades del BTC en Colombia es que la Superintendencia Financiera, por lo menos, regularice su uso, que cree un registro único nacional de comerciantes de criptomonedas y que promueva la creación de btc-exchange debidamente vigilados y autorizados en el país. Pero cada día veo más lejana esa posibilidad pues las autoridades sufren de un analfabetismo asombroso respecto a las tecnologías blockchain y como lo desconocido produce miedo, no es de extrañar que en un día no muy lejano terminen criminalizando el uso del BTC en Colombia como ya lo hicieron con UBER, y quienes desarrollamos esta actividad de manera legal y legítima terminemos convirtiéndonos en delincuentes, en vez de reglamentar lo inevitable, lo satanizan.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.