¿Que la cambien por vieja?

30 de agosto del 2018

Por Hernán López.

¿Que la cambien por vieja?

El que dijo que Mónica Rodríguez, presentadora del programa de televisión ‘Día a Día’, debía dejar el espacio por ‘vieja’ está más perdido que la mamá del ‘Chavo del 8’. Esta ‘vieja’ ha sabido ‘meterse en los hogares colombianos’ con su espontaneidad, sus arranques deschavetados, su facilidad ante las cámaras, su tono de voz y ese acento paisa que, a pesar de los años en Bogotá, sigue siendo atractivo para muchos televidentes.

La conocí como reportera de deportes, en la primera redacción de Citynoticias, por allá en el año 1999. Rodríguez, como algunos solíamos llamarla, se abrió campo en una fuente que, por muchos años, fue exclusiva de los hombres. Cubrió, como reportera novata, las ‘jartísimas’ asambleas de la Dimayor; o los entrenamientos de Los Piratas, en el Palacio de los Deportes. Y logró que los bogotanos recibieran la información de otros deportes diferentes al fútbol.

Si no estoy mal una vez, al tratar de hacer un paso en cámara, recibió un pelotazo en la cabeza que fue la nota de abrir la sección deportiva del noticiero de inocentes, en el 99. Es una madre de familia berraca que, a punto de trabajo, ha forjado su carrera y ha adquirido la experiencia que la tiene en el espacio de la mañana.

No estoy seguro de cuántos años de vida tiene Mónica. Pero ¿que la saquen del espacio porque esta pasada de años? ¿o porque no es tan bonita, según algunos televidentes? Pues esta vez ejerceré como abogado del diablo. Y ante este tribunal de juzgamiento, montado en las redes sociales, presento tres argumentos (pruebas) que, en mi concepto, destruyen la absurda sugerencia:

¿Algunos de los que propusieron el retiro supieron de una presentadora estadounidense llamada Barbara Walters?

Walters es considerada una de las pioneras del periodismo televisivo en los Estados Unidos. Presentó los programas matutinos Today y The View; y fue la presentadora del espacio noticioso 20/20 durante 25 años. Se retiró en 2014, a los 84 años, después de 53 de carrera periodística.

¿Quiénes se atrevieron a realizar el comentario conocen a una mujer llamada Ángela Patricia Janiot?

Janiot arrancó su carrera periodística en 1987 y, cinco años después, se sentó en el set de CNN en Español. Trabajó 25 en la cadena de noticias y, en 2017, decidió irse para Univisión en donde, actualmente, ejerce como presentadora y corresponsal senior. Tiene varios abriles, de experiencia.

¿Alguien sabe de Adriana Vargas?

Adriana comenzó su carrera en una pequeña productora bogotana, a la cabeza del periodista Óscar Ritoré. De ahí dio el salto a Séptimo Día y compartió set con Manuel Teodoro. Trabajó en RCN Televisión, Caracol Radio y RCN Radio; en la Presidencia de la República; y desde 2011 está en Univisión, en Nueva York, como presentadora de noticias y periodista. Apenas pasa los 40.

Si necesitan más argumentos, representados en nombres, podemos seguir con Yolanda Ruiz, directora del noticiero de RCN Radio, por ejemplo, y quien trabajó durante años en televisión. O Diana Calderón, directora de noticias de Caracol Radio. O con reporteras de vasta experiencia como Martha Elizabeth Camargo, Esperanza Rico, Yanelda Jaimes, Adriana López Correa, Sonia Rodríguez, Giselle Aparicio, Sandra Vergara, Sandra Cardona, Martha Beltrán, Ángela Pardo y Erika Fontalvo, entre otras. Y todas, ejercen.

Más nombres: Cecilia Orozco, María Cristina Uribe, Inés María Zabaraín, Mabel Lara, María Lucía Fernández, María Isabel Rueda, Claudia Palacios, María Beatriz Echandía, María Elvira Samper, María Jimena Duzán, Salud Hernández… y la lista continúa.

Entonces, ¿desde cuándo la edad es un argumento para despedir a alguien de su trabajo? ¿La belleza prima, antes que la experiencia y las cualidades? A quienes estén educando a los futuros periodistas y a los futuros productores de medios de comunicación les aconsejo que no dejen de lado el camino recorrido por estas profesionales, que se han encargado de demostrar que la ligereza no va como complemento de la belleza.

Por fortuna la Rodríguez, haciendo gala de su repentismo, contestó a la sugerencia con mordaz humor y dejó, a más de uno, aburrido. Ella escribió: “Cuando algunas me escriben diciendo que deberían cambiarme en el trabajo por una más joven y bonita, les digo que de acuerdo; y que, a ellas, el marido también debería cambiarlas por una más joven y bonita… y se emberracan”.

Seguramente, seguirá por muchos años en la televisión y en la radio. Y dejará viendo un ‘chispero’ a los que la critican, sin piedad, a través de sus teléfonos celulares o sus computadores.

La experiencia es necesaria. Las ‘comunicadoras veteranas’ continuarán informando y opinando acerca de lo que pasa en el país; y las que están comenzando o ya comenzaron, si así lo quieren, podrán seguirlas en su manera de hacer periodismo.

¡Anímense!

@HernanLopezAya

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO