Santos vs. Uribe, el conflicto terrorista

16 de mayo del 2011

Santos es un traidor, eso es lo que debe estar pensando Uribe y miles de colombiano más que, al votar por él, pensaron que su gobierno iba a ser la continuidad de los 8 años anteriores. Nuevo mejor amigo de Chávez, ahora aliado de quienes antes lo criticaban, Santos sorprendió a mas de uno. Y como si las sorpresas no fueran suficientes, ahora, cerca de cumplirse su primer año de gobierno, con su idea de que en Colombia existe conflicto armado ha declarado formalmente que sin importar lo que piense su antiguo jefe él gobierna como quiere.
Determinar si existe un conflicto armado o amenaza terrorista no es fácil, afortunadamente no es el tema de este articulo. Dependiendo de el punto de vista en que se vea, de acuerdo a la corriente política que cada uno tenga o la ideología que siga, ambas tesis se pueden demostrar y hacer creíbles. Algunos argumentos de que existe conflicto tienen lógica pero las afirmaciones de que lo que vivimos es una amenaza terrorista también tiene sentido (personalmente me inclino por la segunda opción).
Lo interesante de este asunto es que ambos políticos, tanto Uribe como Santos, parecen no querer ceder en sus tesis. Ambos han convertido esta confrontación en una cuestión de honor. Uribe se ha reunido con senadores de la U (¿qué se supone es su partido? O por lo menos fue creado basado en sus ideas), ha escrito innumerables tweets sobre el tema, ha hablado por radio y expedido comunicados en donde quiere dejar clara su posición: en la ley de victimas no se debe aceptar la existencia de un conflicto interno. Por su parte Santos, que es quien manda, quien es quien gobierna y tiene las mayorías en el congreso, ha dicho que el reconocimiento del conflicto no tiene marcha atrás.
Uribe esta preocupado de que a las FARC se les de reconocimiento político, que pueden llegar a tener estatus de beligerancia. Le preocupa que un día de estos, debido a la cada vez más débil postura del actual gobierno, se pueda amanecer con la sorpresa de que la guerrilla ha montado oficina en el centro de Bogota, que sus emisoras estén autorizadas y que los asesinatos de policías y militares son legales porque cumplen con las normas del Derecho Internacional Humanitario. Claro, ya no se matarían civiles, simplemente se toleraría que mediante las armas fuera valido llegar al poder.
Santos ve los temores como infundados, casos extremos, situaciones poco probables. El simplemente considera que de no aceptarse la existencia del conflicto ya no sea legal bombardear a la guerrilla. No puede dormir tranquilo con la idea de que, por hacerle caso a Uribe (por llamar terroristas a quienes infunden terror), un día de estos amanezca él, Uribe y supongo que por analogía también los demás ex presidentes, con una orden de captura por combatir a quienes agreden a la sociedad colombiana. Debe ser algo realmente preocupante acostarse cada noche con la misma idea (lo considero un héroe al arriesgarse a pasar unos años en la Picota por ordenar bombardear al Mono Jojoy).
Básicamente así están las cosas, con argumentos tan convincentes. Eso si, hay algo que ambos tienen en común: infundir terror para que sus postulados sean aceptados. Valdría la pena preguntarle a los actores-del-conflicto/amenaza-terrorista, que calificativo quisieran que se les diera a ellos y la situación actual en la que se encuentra Colombia. Conociéndolos como los conozco supongo que la respuesta que darían sería algo así como:
“En Colombia estamos bajo una nueva colonización por parte del imperio, disfrazada de democracia y autonomía. Nosotros somos los representantes del pueblo que busca su libertad.”
Cada quien puede pensar lo que quiera, el hecho es que la realidad es una sola, no cambiará por más que se intente maquillar con palabras. Las definiciones son importantes, de eso no hay duda, pero parece que el gobierno estuviera más preocupado en cómo llamar al problema que en acabarlo.
Entonces ¿qué es lo que hay en Colombia? Un próximo post puede que me atreva a dar mi versión (diccionario en mano y conociendo ambas definiciones), por ahora lo único claro es que existe un conflicto de poderes entre presidente y ex presidente, veremos con que mas salen.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO