Tenemos derecho porque estamos preparadas

15 de julio del 2014

Retomando la escritura para el blog de Kienyke me debatía si escribir de la Copa del Mundo y las manifestaciones que existen en contra de la misma, si escribir sobre María del Pilar Hurtado y la situación en Panamá, sobre la paz, sobre la adhesión del ELN a esta apuesta de paz con justicia social, […]

Retomando la escritura para el blog de Kienyke me debatía si escribir de la Copa del Mundo y las manifestaciones que existen en contra de la misma, si escribir sobre María del Pilar Hurtado y la situación en Panamá, sobre la paz, sobre la adhesión del ELN a esta apuesta de paz con justicia social, en fin. Pero decidí empezar con un tema mucho más tranquilo, quizás un poco más lacso para algunos, pero al fin de cuentas un tema con el que he tenido que vivir durante los últimos tiempos.

¿A que me refiero?, pues aquí voy. Quizás algunas de mis lectoras se sientan identificadas, pero quizás el tema también sirva para que muchos hombres o mujeres dejen de hacerlo, y es que déjenme decirles que es bastante molesto e incómodo escuchar decir: “¿Usted tan bonita escribió eso?”, “¿Usted ha hecho todo eso que asegura en su currículum?”, “¿Usted es capaz de hacer eso?” , “¿Usted si sabe del tema?” eso por un lado, y no es nada raro que incluso, seamos excluidas de conversaciones, de círculos sociales, de temas claves que se debaten en equipos de trabajo por nombrar algunas cosas.

Yo he sido testiga directa de lo que relato anteriormente, pero las cifras también demuestran cómo en algunos círculos aun debemos combatir con ese machismo imperante en nuestra sociedad, con esos estereotipos que aún viven en muchos cerebros que andan por las calles. Por ejemplo, para el periodo 2010 – 2014 las curules femeninas de Senado y Cámara aumentaron en 14 según datos de la Registraduría Nacional, sin embargo continuamos ocupando el último lugar entre los países suramericanos en cuanto a equidad de género en órganos parlamentarios se trata.

En 2011 con la Ley estatutaria 1475 o Reforma Política, se consagró el principio de igualdad de género desde su artículo primero, que estipuló que “los hombres y las mujeres gozarán de igualdad de derechos y oportunidades para participar en las actividades políticas y acceder a los debates electorales, así como obtener representación política”, hay que ver por encimita nada más para darse cuenta que es mucho de papel y poco de acción.

Pese a los avances legislativos para nosotras las mujeres en el país, como bien lo ejemplifica el anterior párrafo, es importante, que también se empiece a trabajar en otra serie de cosas que van más allá de las leyes, como por ejemplo, cuidar lo que se dice.

Las mujeres tenemos el derecho y estamos en la capacidad de hacer diversidad de cosas, porque estamos preparadas, porque nos hemos ganado a pulso el lugar en el que nos encontramos actualmente, porque somos capaces de debatir, de criticar, de corregir, de enmendar, de aceptar errores y la historia lo ha demostrado.

Así que regreso a estos blogs con mis invitaciones respetuosas como siempre, esta vez incitándoles a que cuidemos las palabras con las que nos referimos al trabajo que las mujeres desempeñamos en la sociedad, no por sensibles, sino porque desde el lenguaje también construimos una sociedad diferente, un país más justo, un camino de igualdad, más allá del género, entre seres humanos, entre pares.

Una invitación a confiar en el poder de las mujeres, en sus capacidades y porque no decirlo en reconocer que históricamente las cosas nos han costado más y quizás, sólo por eso, ya merecemos un punto extra. Pero también nuestros actos valerosos demuestran porqué debemos dejar los estereotipos, el lenguaje sexista, las acciones machistas.

Twitter: AnaRizoD

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO