Desplante a la familia López en Festival Vallenato

29 de abril del 2017

Juan Manuel y otros parientes regresaron a Bogotá.

Desplante a la familia López en Festival Vallenato

Los cincuenta años del Festival de la Leyenda Vallenata le rinden homenaje a sus tres fundadores: el expresidente Alfonso López Michelsen (como gobernador de la época), Consuelo Araújo Noguera (periodista y folclorista) y Rafael Escalona, el más grande compositor vallenato.

Fallas en el protocolo –pensaría uno- ocasionaron el enfado (la molestia) de Juan Manuel López Caballero y otros parientes que llegaron desde principios de la semana, pero entendieron como un desplante que no los tuvieran en cuenta –formal y anticipadamente- en los actos protocolarios oficiales.

López y sus invitados regresaron a Bogotá, según amigos cercanos, “bastante incómodos” por la forma distante como venían siendo tratados, la demora en recibir las invitaciones y otros gestos que consideraron inaceptables.

Rodolfo Molina, hijo de “La cacica” Consuelo Araújo, es el presidente de la Fundación que organiza el festival y obviamente mantiene una buena relación con los descendientes del expresidente López. Al fin y al cabo las dos familias no solo compartieron años de esfuerzos por el departamento del Cesar sino también unas cuantas parrandas.

No hay, como es de suponer, “versiones oficiales” sobre el impasse, pero como si tratara de un vallenato, la canción está en formación y en sus primeras estrofas aparece un desplante, un viaje de regreso y quizá unos directivos sorprendidos.

Obviamente el festival continúa para elegir “el rey de reyes” y en las tarimas y discursos se sigue haciendo homenaje a López Michelsen, pero sin los familiares del estadista que vinieron temprano pero –como está dicho- retornaron abruptamente.

“Molestia” es una palabra varias repetida en el festival vallenato y también el titulo de la canción de Emiliano Zuleta Diaz: Yo tengo una pena que no se/ si será posible de curar….

Molestia fue lo que expresó Miguel Morales por esto y aquello. La molestia de Jorge Oñate por tal cosa. Pipe Peláez expresó su molestia en un restaurante porque discriminaron a su niñera.

Pero esta molestia es superior, porque se trata nada menos que la del  hijo de López con el hijo de Consuelo, cuyos padres nunca se pelearon e hicieron grande el festival vallenato y el Cesar.

Y aunque Rodolfo Molina no haya tenido tiempo de prevenir la situación (y menos de ocasionarla) el disgusto está planteado.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO