El oro estiércol del diablo

16 de agosto del 2019

Opinión de Alonso Ojeda Awad

El oro estiércol del diablo

Fue el escritor y poeta italiano Giovanni Papini quien, a comienzos del siglo XX, acuñó en una de sus novelas, esta lapidaria sentencia, que todos los días cobra más vigencia: “El oro es el estiércol del demonio”, “que me contamina el alma con su hedor y putrefacciones”. Su Santidad el Papa Francisco nos dice: “El dinero es el excremento del diablo. Es así. Porque nos hace idolatras y enferma nuestra mente con el orgullo, nos hace maniacos de cuestiones ociosas y nos deja de la fe. Corrompe. La riqueza nos lleva a la vanidad y al orgullo”.

Por lo tanto sucede, simple y llanamente, que por el oro que sale del orificio excremental del diablo es que las transnacionales mineras como la AngloGold Ashanti, AGA y otras iguales de corruptas, quieren dinamitar nuestras sagradas montañas y corromper para siempre nuestras aguas, con el fin de extraer el oro, estiércol del demonio, y llevárselo, en pesados lingotes para guardarlos en las amplias bóvedas de seguridad, de los bancos gringos y europeos, mientras aquí nos dejan nuestras feraces tierras, de bosques y montañas, convertidas en verdaderos desiertos, donde muere y desaparece la vida.

Eso es lo que pretenden hacer en municipios ya clasificados, como el caso del lindo y agrícola municipio de Cajamarca, situado en el departamento del Tolima. Por contener en sus hídricas montañas centenares de onzas de oro fue orientada para ser devorada por el monstruo de las mil cabezas en que se personifican las transnacionales mineras, y a la cabeza de ellas, la tenebrosa Anglo Gold Ashanti, que tiene todo el poder económico y político para hacer valer sus insaciables proyectos de extracción minera aurífera.

El proyecto de esta transnacional minera es crear un amplio corredor o distrito minero entre los departamentos del Quindío y el Tolima que involucra a los municipios de Salento, Pijao, Calarcá, Cajamarca, Ibagué y Piedras. “La pretensión es construir un mineroducto, extraer aquí la roca desde Cajamarca, pasando por Ibagué, el plan del Tolima hasta el municipio de Piedras. Pero Piedras hizo una consulta y rechazó la minería porque la empresa pretendía construir allá las piscinas de lixiviación y la infraestructura para coger la roca,  triturarla, echarle el cianuro y dejar allá las montañas de roca muerta”, explicó Julio Roberto Vargas, uno de los lideres naturales de esta región y quien es a la vez candidato a la Alcaldía de Cajamarca, Tolima. (Tomado de VOZ. Territorios. Trayectorias de Resistencia. Cajamarca: Entre el agro y el oro).

Esta es la sentencia verdadera que pende sobre la cabeza de nuestros lindos y hermosos municipios que han vivido durante años del cultivo de la tierra, produciendo sus frescas verduras, sus frutas como las mandarinas, los limones y las naranjas, el frijol y la lenteja, y el delicioso café colombiano, cultivado en las entrañas de sus montañas, trayéndolos a la plaza de nuestros pueblos, punto centenario de encuentro de nuestra nacionalidad.

El municipio de Cajamarca impulsó en el año de 2017, una consulta popular que rechazó tajantemente dar continuidad al megaproyecto para la extracción de oro a cielo abierto por parte de la multinacional minera AngloGold Ashanti.

Todos los colombianos de buena voluntad debemos expresar nuestra solidaridad y apoyo a la justa petición de los habitantes de Cajamarca diciendo:

“No al proyecto minero de la Colosa”. “Si al agua”. “Si a la vida”.

Nota luctuosa:

Hoy hace 20 años fue asesinado Jaime Garzón, conciencia ética y solidaria de nuestra nación. Sus compañeros y amigos de “El Rotundo Vagabundo” lo recordamos con profundo afecto. Siempre Heidi, siempre amigo.

¡HONRA Y HONOR ANTE SU INOLVIDABLE RECUERDO ¡

EX. EMBAJADOR DE COLOMBIA EN EUROPA

VICE.PRESIDENTE DEL COMITÉ PERMANENTE DE DEFENSA DE LOS DERECHOS

HUMANOS. (CPDH)

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO