El próximo presidente de Colombia

17 de mayo del 2013

Al que sentenció: “En el amor y en la guerra todo se vale” le faltó añadir la política, que es una extensión de la guerra del amor al poder.

Hasta ahora, en vísperas del inicio de las campañas electorales, comienzan a entenderse palabras y actuaciones aparentemente insustanciales, que en el contexto electoral tienen lógica y descubren las estrategias del camino a la presidencia, muchas de ellas extraídas de El arte de la guerra del general Sun Tzu.

Primero tendremos elecciones de congreso y enseguida para presidente, así que el alboroto comienza, y candidatos y candidotes cañan como en el póker, mientras llega la hora de mostrar su verdadero juego, durante el segundo domingo de marzo y el último domingo de mayo del año entrante.

En las elecciones pasadas contendieron Santos con Uribe, en estas serán Santos contra Uribe. Santos reeligiéndose, o por medio de candidato contra el candidato del expresidente. Lo demás será escarceo vano, ilusos gastando plata y otros buscando salir del anonimato. Ya recibieron su  formulario de inscripción presidencial: John Jaime Beltrán, del Movimiento Social Presente Colombia; Mauricio Velázquez, del Movimiento Tu Eres Colombia; Néstor Gustavo Pérez, del Partido Político Social Demócrata; y David Corredor Cuéllar, del Movimiento Social Bolivariano, a quienes no conocemos, pero conoceremos por cuenta del erario público.

Otros candidatos son más fuertecitos, pero sin posibilidades. El Polo, con imagen negativa gracias a las trastadas secuenciales en la Alcaldía de Bogotá, por Lucho, Moreno y Petro, ya demostró ser más demagógico que eficaz, y ser permeable a la corrupción, como cualquiera de los partidos que critica. El Polo asoma a Clara López, la de mostrar en su colectividad, nieta del presidente López y trastaranieta de una de las bellas hermanas Ibáñez de Ocaña, cuyos descendientes han dirigido y dirigen los destinos de Colombia a lo largo de dos centurias.

Otras tendencias mencionan los nombres del General Oscar Naranjo, de Antonio Navarro, de José Antonio Ocampo, de Fernando Londoño, de Luis Carlos Restrepo, de Juan Lozano y del inefable Mockus, buscando todos donde acomodarse.

Por el lado de la izquierda se mueven toldas con Piedad Córdoba, Gloria Inés Ramírez e Iván Cepeda, que muy poco podrán hacer, aunque la Corporación Nuevo Arco Iris afirmó que el 30% de los colombianos votaría por un candidato de esa tendencia y porque el destino de Latinoamérica es el socialismo. ¿?

Cambio Radical espera la renuncia del Ministro Germán Vargas Lleras, con genética presidencial, quien se opuso a Uribe por el mismo motivo que ahora baja la cabeza ante Santos, la reelección. Vargas Lleras comenzó campaña cobijado por el presidente con la plata de las casas de interés social, es un delfín por cuyas venas corre la sangre presidencial del estadista Carlos Lleras Restrepo y la iracundia imbécil de Carlos Lleras de la Fuente, es un antiuribista medular cuyo verdadero propósito lo sabremos en los próximos días, porque tiene hasta el 24 de mayo para renunciar sin inhabilitarse.

El Partido Liberal Colombiano respalda la reelección y la permanencia en el solio de Juan Manuel Santos, pero Eduardo Verano de la Rosa arguye que la decisión es de una minoría del partido y se auto proclama precandidato presidencial del liberalismo.

Los que tienen alguna posibilidad se alinean en el conservatismo y Puro Centro Democrático. Entre los conservadores hay cinco precandidatos, cuatro de ellos cercanos a Uribe: Carlos Holguín Sardi, ex ministro del interior; Martha Lucia Ramírez, ex ministra de defensa; Fernando Araujo ex canciller y Ángela Ospina, ex consejera de programas especiales, y desde Puro Centro Democrático están  Carlos Holmes Trujillo, Francisco Santos, Juan Carlos Vélez y Oscar Iván Zuluaga.

Quien reciba la bendición de Uribe podrá enfrentar a Santos con relativas posibilidades, pero francamente, entre todos los postulados, ninguno tiene la contextura capaz de vencer al presidente en ejercicio. Los recursos del Estado cumplen su función y de ello dan testimonio reciente el mismo Uribe, Evo, Chávez y Correa.

Sin embargo la política es sorpresiva y Andrés Pastrana Arango dio unas declaraciones inesperadas que pueden modificar el paisaje de las candidaturas, estas fueron sobre la peligrosidad de los diálogos de la Habana y su solicitud a Santos, para que se pronunciara ante las ofensas que hizo a Uribe el presidente Maduro.

Nada es gratis. La repentina cercanía a Uribe y la falta de un candidato con verdaderas posibilidades de ganarle a Santos, puede convertir a Pastrana en el candidato que necesita Uribe. No es absurda la lucubración, que ya se escucha entre bambalinas por parte de reconocidos consuetas.

Seguiremos discutiendo Ocaña, durante el Primer Reinado y Festival Nacional del Bambuco Caribe, del 28 de junio al 1 de julio.

@mariojpachehcog

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.