Impotencia es…

30 de julio del 2012

Si de diagnosticar pandemias en este mundo de complejidades y detalles se trata, podemos hacer un mínimo esfuerzo para proponer un listado de impotencias a las que nos vemos expuestos en estos tiempos fugaces. La impotencia, en su versión más simple del diccionario de la RAE, es la “falta de poder para hacer algo”. ¿Hacer […]

Si de diagnosticar pandemias en este mundo de complejidades y detalles se trata, podemos hacer un mínimo esfuerzo para proponer un listado de impotencias a las que nos vemos expuestos en estos tiempos fugaces.

La impotencia, en su versión más simple del diccionario de la RAE, es la “falta de poder para hacer algo”. ¿Hacer algo? No es el VIH con sus inquietantes amenazas a la diversidad. No es la gripe aviar y su velocidad para traspasar fronteras con el viento. No es un virus en Internet que atente contra la seguridad nacional de los norteamericanos obsesionados con su inseguridad nacional. No es un twitter de un exnotable contra el próximo ex porque no comparte la traición entre notables.

Hemos llegado a un estado de postración como individuos y masas senti-pensantes, a cambio de asumir posturas de gleba digital, de colectividad en hologramas y de falsas redes sociales que se conforman más por el repentismo de la muchedumbre atómica que por el nivel de conciencia adquirida como ciudadanos.

Revisemos un listado propuesto y después armemos el caos, pero en carne y hueso, ese es el escenario ideal:

1. Impotencia es la que produce la intervención del Estado en el Cauca cuando no sabe y desconoce las cosmovisiones indígenas y la perversidad de los medios de comunicación para hacer parecer a los nativos como subversivos.

2. Impotencia da el que los supuestos orientadores de opinión pública en el país de los impotentes, no sean capaces de explicar la complejidad del conflicto entre el ejército, la guerrilla y los indígenas del Cauca; ¿por qué no recurren a lo cultural y a las razones de los pueblos nativos, en el debate globalización-economía-narcotráfico-guerra interna, en vez de acusar a la ligera?

3. Impotencia produce el tiempo que dedican en las oficinas, en la casa, en la ruta de transporte, en la cola del banco y en cualquier escenario de diálogo aparente; a comentar los últimos actos circenses de los protagonistas de los reality show como si fuesen acciones trascendentes y de suma importancia para el continuum del día a día.

4. Impotencia es ver que todo eso pasa y ninguna autoridad de televisión interviene para ajustar esos contenidos a horarios apropiados para televidentes impotentes y no exponer a los niños y jóvenes a que se les anticipe su futura impotencia.

5. Impotencia es la que tienen las familias que en las noches no son capaces de proponer otras alternativas de entretenimiento para sus hijos y los dejan atrapar por la venta de mundos fugaces, falsos e hipócritas.

6. Impotencia es seguir soportando la imagen de un país que se descuaderna solo entre los datos de los medios de comunicación manipulados por la polarización y la realidad alejada de las cifras de la prosperidad.

7. Impotencia da cuando se plantea una lucha en defensa de lo público y de un mejor Estado y que equivocado se está, a ese Estado que solemos defender no le interesan las gestas territoriales para su modernización como tampoco marcar diferencias que atenten contra el establecimiento perverso que se cocina allá adentro; y que decir de la soledad de esa lucha, los que hacen alarde de solidaridad al inicio por el impacto de las “canalladas”, luego son acallados cuando son amenazados en su seguridad alimentaria familiar. Y hasta razones tendrán.

8. Impotencia produce la temprana impotencia de muchos gobiernos territoriales porque a seis (6) meses de iniciado su recorrido público, solo muestran lo grave que está nuestra democracia (de orín y perfume) local.

9. Impotencia produce ver que tan lejos estamos de las potencias olímpicas y eso ya de por si es una radiografía de los fracasos con los que alimentamos los sueños los pueblos condenados a la tierra de los espejismos.

10. Impotencia da que el gobierno se haya inventado unas locomotoras imaginarias, en el país donde no hay locomotoras de verdad, que son las que se necesitan más allá de las apologías a la prosperidad que tanto representan. Peor nosotros, impotentes esperamos su paso por rieles de fantasía.

11. Impotencia es… seguir viviendo en un país de impotentes que se reproducen a pesar de contradecir a las leyes biológicas.

Coda: retomo este generoso espacio de opinión después de un silencio merecido. Ese silencio que a veces necesitamos para poder gritar calladamente a nuestros oídos las cosas que mejor sabemos decir.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO