Japon 1941

19 de noviembre del 2015

Presenta con crudeza la dramática incapacidad de decisión y de dejarse llevar por las circunstancias.

Este año 2015 se cumplen 70 años de culminar las acciones bélicas de la Segunda Guerra Mundial. La rendición del Imperio Japonés en Agosto de 1945 fue el final de uno de los periodos más aciagos de la  historia de la humanidad. Más de 60 millones de muertos, dos bombas atómicas explotadas, millones de viviendas y fábricas destruídas, producción alimenticia deficiente con su consecuente hambruna en muchas partes del mundo, institucionalidad destruida, entre otros aspectos, fueron (o han sido) la herencia de esta confrontación global.

Muchas hojas y tinta han corrido en las imprentas narrando en detalle batallas, alianzas, luchas intestinas, la resistencia;  analizando las causas y consecuencias; mirando retrospectivamente y reescribiendo con el paso de tiempo y otras informaciones (por desclasificación de los archivos) asuntos con otra óptica.

Pocas veces se encuentra una evaluación desde el lado no occidental de los países en contienda. Y ese, además de la estupenda capacidad analítica y narrativa, es una de las cosas que llama la atención de este libro de la joven historiadora japonesa Eri Hotta.

Nos muestra Hotta las previas al ataque a Pearl Harbor en Hawai el 8 de diciembre de 1941. Japón llevaba más de cuatro años estancado en guerra con China, e incluso a mediados de 1939 había sido derrotado en la Alta Mongolia por el Ejército Rojo Soviético. Es decir no había sido exitoso el desempeño del ejército y la armada imperiales. Incluso había una pugna por la preeminencia entre las dos instituciones militares.

Japon 1941 El Camino a la infamia- Pearl Harbor

Surge entonces la pregunta del Por Qué la dirigencia japonesa se sintió eventualmente atraída de generar un conflicto en otro frente, nada más y nada menos, que con los Estados Unidos de América.

Claramente que Japón era un país limitado en recursos naturales y por lo tanto su dependencia de otros países generaban sobre el alma de la nación dudas y temores sobre su futuro económico. Además cohabitaban en la política nipona dos vertientes enfrentadas: la militarista con el destino manifiesto de lograr un imperio fuerte y extenso, por un lado; y la que entendía claramente las limitaciones para enfrentar bélicamente a otras naciones más poderosas en población y recursos.

Nos muestra Hotta con buen detalle los interiores del gabinete japonés. Las características, miedos, habilidades y personalidades de quienes lo integraban. Igualmente, presenta con crudeza la dramática incapacidad de decisión y de dejarse llevar por las circunstancias.

Presenta también la problemática planteada desde los ámbitos diplomáticos tanto desde la alianza tripartita, El EJE con Alemania e Italia, como de la Unión Soviética y los Estados Unidos. Tantos ires y venires, diálogos interesados y desinteresados, propuestas descabelladas y otras reflexivas, muestran las ansias de paz y de guerra, sin distingos y con muchas ambigüedades.

Igualmente, la autora señala la figura divina del Emperador. Y surge la pregunta si pudo haber hecho más o se dejó también llevar por las circunstancias, que al final significó la destrucción y muerte de países y personas.

Todo el libro es un relato que termina en un hecho que ya se conoce y que desencadenó el infierno en el Pacífico.

Después de la lectura, la cual me atrevo a decir que es obligada referencia para seguir entendiendo la Segunda Guerra Mundial en toda su dimensión, siempre queda la duda de que algo quedó por hacer para evitarla y que se hizo después al desencadenar los horrores. Y que en el caso japonés, “con su improbable historia de cómo fue posible la guerra, se convirtió en otro país”.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO