Lindo gesto, pero no para el TLC

9 de enero del 2011

La visita del ex-candidato presidencial y Senador de Estados Unidos John McCain a Colombia es sin duda un gesto importante, aunque más que un cambio o acercamiento en las relaciones bilaterales, es una reafirmación del compromiso de este político estadounidense con el país.

McCain, el republicano de mayor rango en el poderoso Comité de Servicios Armadas del  Senado, visitó Colombia en el 2008 durante su campaña presidencial contra el hoy Presidente de Estados Unidos Barack Obama. Dos años después, regresa como parte de una visita oficial a América Latina en la cual parará en Brasil, Chile, México y Panamá.

En Cartagena el Senador volverá a ver el hoy Presidente Santos, con quien podrá continuar conversaciones pasadas sostenidas con el entonces Ministro Santos. Durante la reunión reiterará la importancia de las relaciones entre los dos países, en especial en los temas de competencia del Comité que lidera para los republicanos,  como son seguridad, contra-terrorismo y lucha contra las drogas. Adicionalmente, sin duda revisará los retos que tiene Colombia al enfrentar la dura ola invernal, y reiterará el apoyo de su partido por el Acuerdo de Libre Comercio paralizado desde el 2006.

Aunque es importante consolidar las relaciones con los aliados tradicionales, dentro de los cuales se cuenta sin duda a McCain, es claro que no tiene el poder de movilizar el estancado TLC, ni siquiera en este momento donde su implementación podría generar empleo importante en Colombia, especialmente trascendental en el marco del devastador impacto del invierno en el país.

La visita del Senador McCain consolida su posición como un líder en los temas regionales y de seguridad ante sus colegas en el Congreso, incluso frente a quienes no son de su partido, y ante el público en Estados Unidos. La visita a la región no representa el interés del Congreso por Colombia, o siquiera del Senado o los republicanos en el Senado. Un cínico diría que la visita le sirve más al Senador McCain que a Colombia. Sin embargo, el compromiso y constancia del Senador McCain es algo que se debe apreciar y valorar.

Aunque él no será quien destrabe el TLC, sin duda su conocimiento de nuestro país será reconocido y lo posicionará como una fuerza valiosa cuando finalmente llegue a un voto.

* Los comentarios, textos, investigaciones, reportajes, escritos y demás productos de los columnistas y colaboradores de Kienyke.com, no comprometen ni vinculan bajo ninguna responsabilidad a la sociedad comercial controlante del medio de comunicación, ni a su editor, toda vez que en el libre desarrollo de su profesión, pueden tener opiniones que no necesariamente están acorde a la política y posición del portal.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO