Navarro Wolff busca la pensión y la candidatura presidencial

Publicado por: admin el Mar, 26/02/2013 - 01:06
Share
La pensión que hace año y medio viene tramitando el ingeniero sanitario Antonio Navarro Wolff anda más coja que el propio dirigente de izquierda, a quien le amputaron la pierna ídem (la izquierda)
La pensión que hace año y medio viene tramitando el ingeniero sanitario Antonio Navarro Wolff anda más coja que el propio dirigente de izquierda, a quien le amputaron la pierna ídem (la izquierda)  tras el atentado sucedido en Cali el 7 de mayo de 1985, en sus tiempos de guerrillero del M-19. “Así es la vida. La burocracia puede con todo”, comenta Navarro, a media lengua, como quedó hablando para siempre después del bombazo que casi le quita la vida. Toño ha podido con todo: Alcalde de Pasto, Gobernador de Nariño, Representante, Senador, Ministro, Presidente de la Constituyente del 91, Secretario de Gobierno de Petro, dos matrimonios, dos divorcios, dos hijos.  Pero no ha podido que el Estado lo pensione, no obstante que ya tiene la edad requerida (anda por los 65 años) y tramitó todos los documentos exigidos. Le pidió ayuda al Ministro de Trabajo Rafael Pardo, compañero de curul en el Senado pero como ocurre con muchos funcionarios le prometió “averiguar” y no pasó nada. Optó entonces por buscar un político con buena palanca en las oficinas de pensiones y estableció que Aurelio Iragorrri era el hombre. Lo llamó y tampoco pasó nada. O sea que su pensión está coja…  Pues más coja que yo, porque yo soy como la justicia, cojeo pero llego… pero la pensión no.  ¿Y no será que le están cobrando la toma del Palacio de Justicia, en supuesta alianza con el narcotráfico?  Lo de la alianza es paja. Eso no está probado en ningún lado, son versiones que surgieron por declaraciones del Gobierno, pero eso no tiene sentido. Si Pablo Escobar hubiera querido quemar los archivos del Palacio de Justicia, como se dice, simplemente había metido un par de personas por la noche y habían prendido candela al edificio. Semejante toma para quemar los archivos no tiene ni pies ni cabeza como explicación lógica. ¿Está de acuerdo en continuar el debate sobre la toma del Palacio de Justicia?  No es bueno para el proceso de paz. Hay que decirlo con sinceridad. Todos los participantes en la toma están muertos, los autores materiales o intelectuales o desaparecidos. Quienes estuvieron del otro lado estén condenados. ¿Cómo va las conversaciones de paz en la Habana? En este proceso de paz hay una serie de actores que están con los dedos cruzados tratando de que la cosa salga mal y cada hecho que pasa la magnifican, hacen un escándalo, hacen todo lo posible para decir que las cosas están mal. Hay que terminar el conflicto, por el bien del país. ¿Usted tiene algunos nombres de esos enemigos de la paz? Dios los hace y ellos se juntan y usted y todos sabemos quiénes son. Más allá de eso, hay que llamar a la grandeza. Las víctimas, cuántas víctimas podemos ahorrarnos si el conflicto termina anticipadamente,  si se encuentra una manera abreviada de terminar con el conflicto. O para ponerlo en términos de los empresarios antioqueños, cuánto dinero nos ahorramos si  encontramos una salida, en vez de prolongar la guerra por otros veinte años. ¿Cuando hablamos de gente metiéndole palos a la rueda del proceso de paz estamos hablando del expresidente Uribe? Estamos hablando de un grupo de personas que cada vez que pasa algo dicen que ese proceso de paz no ha dejado avances. ¡Hombre cómo así! ¡Espérese! Yo no estoy seguro que vayan a salir bien, nadie cree en Colombia de que eso vaya a salir bien pero evidentemente si hay una oportunidad hay que jugársela. ¿Usted será candidato presidencial en las siguientes elecciones? Déjeme quietico ahí. Habrá un fenómeno de opinión, y el más probable candidato del centro democrático se llama Francisco Santos. Cómo le parece a usted una elección presidencial donde sea Santos Vs. Santos, usted cree que el país esté tranquilo o que una sola familia  se va a quedar con la presidencia a ojos cerrados? Habrá entonces una tercería, una opción distinta, ¿quién es? Espérese a ver, pero los procesos de  los políticos son lentos. ¿Pero usted se está preparando?  Es muy temprano para cualquier tipo de decisiones, he sido tres veces candidato,  he perdido todas las veces y ya aprendí. Uno no puede andar afiebrado detrás de una candidatura porque eso no le sale. Esperemos a ver como se dan las cosas. ¿Y cómo van los acercamientos con distintas fuerzas políticas?  Estamos en los hervores, conversando. Hay diversas opiniones y el sentimiento de que hay una oportunidad que no se puede dejar pasar. Finalmente pienso que habrá una alianza para competir por la Presidencia en el 2014 y tener una buena representación en Senado y Cámara. ¿Y qué clase de candidato y Presidente están buscando?  Estoy convencido de que Colombia tiene que dejar de ser la excepción de América del Sur. En todos los países han llegado gobiernos alternativos menos en Colombia, es hora de que dejemos de ser la excepción y la oportunidad viene, sin duda.