Alas de libertad

6 Julio 2022, 09:27 AM
Share
Creado Por
Armando Martí
No evites ningún pensamiento por bueno o malo que este sea, pues esa energía abre en ti una puerta interior que necesitas para explorar tu ser y ampliar tu entendimiento.
Créditos:
Karl Fredrickson

Necesitas de la soledad cuando ya no toleras el drama y la manipulación de las personas superficiales y falsas. Entrénate en el arte de no preocuparte por lo que otros dicen o hacen, sin dejarte afectar por su ser enfermo e irónico.

Deja de cargar los problemas de los demás, cuida de ti. La vida es muy corta, decide dejar de sufrir. ¿Qué te da paz? ¿Qué te gusta hacer? ¿Qué deseas en verdad de la existencia?

Si puedes expresar lo que sientes, superando el temor hacia las reacciones del otro, por fin estarás despojándote del tigre de papel creado por tu propia mente, que te impedía experimentar la libertad de ser tú mismo.

No evites ningún pensamiento por bueno o malo que este sea, pues esa energía abre en ti una puerta interior que necesitas para explorar tu ser y ampliar tu entendimiento.

Exigirás la perfección en otra persona, en la medida que puedas alcanzar la tuya. como esto es imposible, aprenderás a aceptarlo. Cada defecto que reconozcas es una oportunidad para superarte. Una persona valiente es la que hace lo que quiere y necesita, a pesar del temor que exista en su interior.

La forma más directa para enfermar es negarle a tu cuerpo todo placer. Los “deberías” y “no deberías” son creencias limitantes que impiden el florecimiento de la creatividad y la fuerza interior, pues el miedo y la represión anulan la pasión y el amor.

La serenidad me enseña, que debo dejar de buscar mi sentido existencial en los placeres superficiales que me ofrece el mundo, pues soy libre si tengo alguno o ninguno. Si aprendo esta lección, puedo elegir realizar mis deseos y sueños, sin temor a fracasar.

“Alas de libertad” en la voz del Terapeuta y Coach de Vida Armando Martí©, para la sección Konciencia de KienyKe.com. Escúchalo, disfrútalo y compártelo:

Sólo a través de la piel, el alma conoce el mundo. Lo que sabes guárdalo, lo que necesites aprender experiméntalo sin miedo. Crecer es el camino y celebrar la verdadera naturaleza es uno de los encantos de la vida.

Recuerda, siéntete satisfecho de haber nacido como ser humano y estar en el proceso de conciliarte con quien realmente eres, al aceptar tus límites, defectos y virtudes. Lo que verdaderamente da tranquilidad es haber elegido poner la vida y planes en manos del Dios de tu entendimiento.

La autoconciencia, es la capacidad para sostenerse a uno mismo y a su realidad, sin manipular a los demás. La verdadera libertad interior es elegir sentirte bien o mal en la vida. Es tu decisión, no la de otros.

Procura no tomar algunas decisiones en tu vida, basadas en el consejo de personas que no se responsabilizan por el resultado de sus propias acciones. Tampoco te dejes influir por el resentimiento, envidia, miedo o el interés de los demás.

Si logras aprender a desprenderte de lo que te sobra, con seguridad podrás atraer todo lo que te falta, descubriendo que la mejor y más amable compañía, está en uno mismo.

La enfermedad del alma comienza al desactivar la conexión espiritual a través de la mentira y los secretos. De ahí que la mentira se apodera de las intenciones y oscurece la transparencia de ese vínculo con el Creador, que impiden ejercer el derecho natural a vivir plenamente sin el excesivo uso de las máscaras y las manipulaciones.

Por: Armando Martí

KienyKe Stories