¡Entre lágrimas! El difícil momento que vivió Michael Jordan después de ganar con los Bulls

Publicado por: german.alarcon el Lun, 11/05/2020 - 16:24
Share
En el séptimo capítulo de la serie documental 'The last dance', ESPN y Netflix revelan uno de los momentos más difíciles y emocionantes que vivió MJ.
padre de Michael Jordan Chicago Bulls
Créditos:
@chicagobulls

Detrás de cada título hay una historia que mezcla sacrificio, valentía y sufrimiento. En la vida de Michael Jordan esas facetas no fueron la excepción antes de llegar a la cima. 

El exjugador de los Chicago Bulls no hubiera sido el jugador más importante de todos los tiempos sin la ayuda de una persona que día y noche lo formó para ser el mejor del mundo. 

 

 

Su padre, James Jordan, lo guió por el camino correcto y apoyó 100 % en el deporte. Sabía que las condiciones de su hijo traerían frutos en su carrera profesional. 

En nueva entrega de la serie documental 'The last dance', ESPN y Netflix revelaron un archivo que pocos habían visto. Uno de los momentos más dramáticos y de sentimientos encontrados. 

En 1993, Michael perdió toda motivación de seguir jugando baloncesto después de tres títulos consecutivos. Su padre falleció en un brutal asesinato cometido por dos jovencitos de 17 y 18 años, en ese entonces, Larry Martin Demery y Daniel Andre Green. Superó a Magic Jhonson y Larry Bird y se cansó de la prensa y su vida. 

Ese primer retiro trajo un desequilibrio en los Bulls. Los triunfos no volvieron a ser la mismo, al igual que las estadísticas. Después de una temporada jugando béisbol, Michael regresó para continuar con su legado. 

En 1995 se preparó y sacó fuerzas de las críticas que recibía al escuchar que ya no era el de antes. Cambió el '45' por el mítico '23' y volvió a ser el mismo. Ese empuje y valentía lo llevaron a sumar su cuarto anillo con los Chicago Bulls. 

Aquel día, en Estados Unidos se celebraba el Día del Padre, una fecha que para Michael fue más que devastadora. 

Chicago ganó 4-2 la serie final ante Seattle SuperSonics, Michael corrió hacia el camerino y se derrumbó en el piso. Una imagen difícil de observar en quien siempre ha estado en la cima. 

Las lágrimas tenían nombre y apellido: James Jordan, su padre y mentor en la vida.