Así puede identificar que su perro está pasando por la adolescencia

Publicado por: felipe.lopez el Jue, 13/08/2020 - 17:06
Share
Si siente que su perro actúa raro con usted o muestra un comportamiento tenso, puede ser que esté pasando por la adolescencia.
perro

La pubertad y adolescencia es un tema de complejidad para algunos padres, pero también es un tema con el que los dueños de un perro se pueden identificar, expertos afirmarón que los perros también atraviesan por estas etapa en las que pueden volverse insoportables debido a sus cambios emocionales y físicos.

Según la veterinaria Lucy Asher, los “perrhijos” como son llamados por ella, empiezan a los 8 meses a tener comportamientos de rebeldía, las personas empiezan a sentir frustración al pensar que se está fallando en algo al momento de educarlos, lo que lleva a que los regañen fuertemente, nos le presten la suficiente atención y en el peor de los casos, los abandonen.

Al evidenciar conductas que no son del agrado para los dueños, estos creen que no tienen remedio, pero en realidad se equivocan, al pasar los meses los canes superan la etapa. La veterinaria y un grupo de científicos realizaron pruebas en 70 perros teniendo tres aspectos para evaluar: primero atención, segundo apego y por último, separación con sus dueños.

Las pruebas buscaban responder: ¿Cuánto tiempo duraban sentados al lado de una persona?, ¿Cómo se relacionaba con su dueño? y ¿Qué se evidenciaba cuando este se quedaba solo en casa?, los investigadores concluyeron que los perros de 5 meses fueron los que empezaron la etapa de la pubertad.

 

 

Por otro lado, es más notable que u perro esté atravesando la adolescencia cuando experimentan una relación tensa con la persona a cargo de cuidarlos, de tal modo que no llegue a tener un desarrollo correcto. Asher comentó en la investigación que la etapa adecuada para empezar a entrenarlos es cuando finalicen su edad de emociones fuertes, pues dejan de ser rebeldes y caprichosos.

Por lo tanto, los expertos recomiendan que si desean tener un can en la familia tengan la misma paciencia como si fuera un niño, pues ellos también atraviesan por la adolescencia que es cuando se evidencian cambios temperamentales. Cabe reiterar que es temporal y pasa más rápido que el de un humano, para que no se afane y no decidan abandonarlo puesto que es algo de meses, completamente momentáneo.