Día del Clima: Greenpeace alerta sobre emergencia climática

Publicado por: lizeth.piza el Vie, 26/03/2021 - 09:37
Share
Creado Por
Greenpeace – Tatiana Céspedes.
Greenpeace aprovechó el Día Mundial del Clima para invitar a los ciudadanos a cambiar su rol y costumbres ante la crisis climática.
Día del Clima

Ante la emergencia climática que atraviesa Colombia, como ciudadanos, en el Día Mundial del Clima tenemos la oportunidad de asumir nuestro rol como agentes de cambio para mitigar esta crisis. Y, quienes vivimos en grandes ciudades tenemos una responsabilidad aún mayor, ya que en el mundo las ciudades son responsables del 70% de las emisiones basadas en el consumo. 

Bogotá es responsable de generar más de 11 millones de toneladas de gases de efecto invernadero, y se estima que para el 2050 podría llegar a las 20 millones de toneladas. Incluso, la Tercera Comunicación Nacional de Cambio Climático de Colombia advirtió que es la ciudad capital más vulnerable ante la emergencia climática. 

Es por esto que ante la declaratoria de la emergencia climática ratificada por el Consejo y la Alcaldía en Bogotá, como ciudadanos podemos ser veedores del cumplimiento de los objetivos pactados y comenzar a tomar medidas urgentes. Contribuyendo desde nuestro lugar para que la ciudad sea más segura y resistente a la crisis climática.  

En nuestra posición, como miembros de la comunidad las soluciones son tangibles.  El 80% de la población total de Bogotá vive con déficit de áreas verdes. Podemos exigir medidas para la generación de áreas verdes, aprovechando espacios con una alta potencialidad de ser usados como zonas de disfrute y que actualmente no son tenidos en cuenta por el distrito de la ciudad. Lugares recientemente recuperados pero que aún no hacen parte del sistema de parques ni de zonas de preservación y manejo ambiental.

Por otro lado, en Bogotá la contaminación del aire por el PM 2.5 fue responsable de la pérdida estimada de 5.400 vidas durante el pasado año. Necesitamos medidas que trabajen para una movilidad limpia y así disminuir la emisión de contaminantes provenientes de los carros y camiones y atenuar los gases de efecto invernadero. Mientras tanto, viene bien sacar la bici, caminar y hacer uso del transporte público, antes que sacar el carro.  

Como colombianos también es importante reclamar por una soberanía alimentaria para fortalecer y apoyar modelos agrícolas más sustentables que permitan reducir la huella ambiental, la degradación de los ecosistemas y la pérdida de biodiversidad. Nuestro país importa cerca de 12 millones de toneladas de alimentos como el maíz, el trigo, y el azúcar de caña. Esto significa que el 30% de los alimentos consumidos por los colombianos no son locales. 

De la mano de la alimentación sustentable, podemos hacer un gran aporte si consumimos productos locales y libres de plásticos de un solo uso, redefinir nuestros hábitos y transformarlos en una práctica mejor y más segura.  Los malos hábitos de consumo, desmesurados, llevan a que el 54% de los plásticos que adquirimos en Colombia sean para empaques, paquetes y envases de productos alimenticios, de higiene y aseo.

Cifra que va en aumento y que como ciudadanos debemos reducir, pero también exigir al gobierno regular a la industria para que disminuyan el uso de plástico y su circulación innecesaria. 

Las herramientas para mitigar la crisis climática deben ser los cimientos sobre los cuales se construyen nuestras ciudades de ahora en adelante: como ciudadanos ya estamos listos y creemos que la transición hacia ciudades resilientes para mitigar el cambio climático es urgente.

Tenemos el derecho a vivir en un ambiente sano. Atendamos la emergencia climática desde nuestro rol como ciudadanos y exijamos el cumplimiento de los objetivos propuestos según la declaratoria de la emergencia climática.