Meditación ambiental: un movimiento desde el amor y no la agresividad

Publicado por: lizeth.piza el Jue, 01/07/2021 - 11:17
Share
La Fundación Saving The Amazon realiza sesiones de meditación ambiental para cambiar la perspectiva de estas luchas sociales.
Meditación ambiental
Créditos:
Saving The Amazon

Cuidar el medio ambiente ha planteado estrategias de concientización, políticas públicas y demás. Por eso, la organización Saving The Amazon lanzó un movimiento de meditación ambiental con el fin de generar una conciencia global desde el amor y no del odio.

KienyKe.com tuvo la oportunidad de hablar con el director de la organización, Daniel Gutiérrez Patiño, un joven que fue condecorado como uno de los 100 líderes de la sociedad por la revista Gerente y en 2020 ganó el premio Cemex-Tec, un galardón internacional dirigido a emprendedores sociales de todo el mundo.

Con respecto al movimiento, este consiste en un espacio de meditación para empoderar a la humanidad en la lucha contra la crisis climática. La idea surgió desde el mismo Gutiérrez, quien explica que está muy relacionada con su filosofía de vida. “La movida ambientalista se ha manifestado mucho desde la agresividad – explica el director –. Yo creo que, como decía Martin Luther King, la oscuridad no nos puede llevar a la luz”.

De esta forma el principio básico que proyectan estas meditaciones es la conciencia desde el amor. “Sólo la luz puede llevar a que nos unamos”, añade el líder ambiental.

P/: ¿Cómo sirve esta meditación para el medio ambiente?

R/: La meditación ayuda a conectarse con uno mismo y en ese sentido, con la exterioridad. Las grandes luchas que necesita la humanidad de una gran transformación en nuestra cultura tienen que empezar desde nosotros mismos desde cómo cambiamos nosotros desde el interior.

P/ ¿Cómo se realiza?

R/: La idea es que sea un espacio en el que cualquier persona pueda participar. Lo que hacemos es reunirnos al frente de la institución climática del lugar en el que vivimos. Por ejemplo, si yo vivo en Bogotá, entonces me voy al frente del Ministerio de Ambiente.

Todos nos conectamos en el mismo momento, a las 09:00 a.m. hora Colombia. Yo como el vocero de la Fundación hago un Instagram Live y guío una sesión de meditación que es de alrededor de 10 a 15 minutos. Esto es un símbolo hacia todos los sectores de la humanidad de la construcción de una conciencia planetaria.

Este movimiento inició el pasado 15 de mayo en Bogotá y ahora están presencialmente en Medellín y Cartagena. Desde la virtualidad se han conectado más personas a lo largo del país y también del exterior, “países como Canadá y Perú hacen parte de nuestra red”, agrega el ambientalista.

Teniendo en cuenta que estamos en una época de pandemia, presencialmente no superan más de 20 personas, pero desde el Instagram Live han llegado a ser 140 personas meditando simultáneamente. Los días que han tenido más participaciones son aquellos en los que asisten influencers tales como Catalina García, la vocalista de Monsieur Periné.

P/: Si bien han invitado a influencer, ¿han pensado incluir a políticos o gestores ambientales en estas meditaciones?

R/: Sí, eso hace parte de nuestro cronograma de trabajo. En este momento estamos empezando a organizar todo el contenido que queremos para hacer toda la investigación pertinente con los distintos voluntarios del movimiento. Ya cuando terminemos esa etapa, pues ya pasaremos a hablar por con los distintos políticos.

Conexión ancestral

Desde hace más de 8 años la fundación Saving The Amazon viene trabajando de la mano con distintas comunidades indígenas para la protección y conservación de toda la Amazonía. Si bien no han llegado con esta terapia ambiental a estas zonas de Colombia pues ha estado más en las ciudades que en las zonas rurales, Gutiérrez reconoce que este ejercicio está muy ligado con el conocimiento ancestral.

“Esto es algo que viene desde el pensamiento indígena y estoy seguro de que estas meditaciones también tienen mucho de eso”, aseguró el director frente a la perspectiva que han adquirido con estas poblaciones. “Tenemos algo de ese sentido de naturaleza que tienen las comunidades”, agregó.

Siga a KIENYKE en Google News