Alerta por extinción de especies de tortugas en Colombia

Publicado por: lizeth.piza el Lun, 29/03/2021 - 08:29
Share
El Instituto Humboldt alerta sobre la situación de las tortugas en Colombia y los riesgos que afronta. 10 de 34 especies están en peligro de extinción.
Tortugas en Colombia
Créditos:
Felipe Villegas (Instituto Humboldt).

La biodiversidad de Colombia no deja de sorprender cuando se habla de tortugas, pero los riesgos que afrontan estos animales ponen en alerta al país. Por eso, el Instituto Humboldt revela la historia y principales características de las tortugas continentales más cercanas a la extinción.

El grado de amenaza del animal es superior al 58%, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). De las 34 especies que alberga Colombia, 10 están un alto riesgo de extinción: dos están Peligro Crítico (CR); tres En Peligro (EN) y cinco son Vulnerables (VU).

Ante las estadísticas y los riesgos que afronta la especie, el director del Instituto Humboldt, Hernando García explicó que generar conciencia colectiva asociada a la problemática es un gran reto.

De los riesgos más grandes que afrontan las tortugas están: las acciones que generan una mayor contaminación de los ecosistemas, el desarrollo económico sin una planeación y manejo adecuados, el tráfico ilegal de fauna silvestre y el calentamiento global.

El papel de las tortugas en el medio ambiente lo resaltó García. “Son consumidoras de semillas y ayudan a la dispersión y propagación de las especies vegetales de gran interés ecológico”, dijo el director del Instituto, sin contar con la ayuda que generan a las comunidades indígenas en Colombia.

Estas son las especias de tortugas que están en peligro de extinción: La charapa (Podocnemis expansa) y la tortuga del río Magdalena (Podocnemis lewyana), están en Peligro Crítico; mientras que la terecay (Podocnemis unifilis), la carranchina (Mesoclemmys dahli) y la inguensa (Rhinoclemmys diademata), están en Peligro.

 En la categoría de vulnerable a la extinción están la chipiro (Podocnemis erythrocephala), la cabeza de trozo (Kinosternon dunni), la hicotea (Trachemys callirostris), el morrocoy (Chelonoides carbonarius) y la swanka (Kinosternon scorpioides albogulare).

Estos animales están considerados como uno de los grupos de vertebrados más amenazados en el mundo, ya que más de la mitad de las especies sobrevivientes está en vía de extinción.

Los esfuerzos por la preservación

En 2002, el Ministerio de Ambiente publicó el ‘Programa nacional de conservación de tortugas marinas y continentales en Colombia’ que incluyó el plan de acción para la conservación de las tortugas continentales y arrojó estrategias como la hoja de ruta para el manejo de la hicotea en el Caribe.

Nueve años después, la Asociación Colombiana de Herpetología, la Universidad de Antioquia, el Instituto Humboldt y otras instituciones, se unieron para estructurar la primera fase del plan de conservación para las tortugas continentales.

Carlos A. Lasso, investigador del programa de ciencias de la biodiversidad del Instituto Humboldt explicó el proceso que se llevó a cabo. “Cerca de 30 investigadores nacionales trabajamos en generar información sobre las tortugas continentales”, explicó el experto.

La información recolectada incluye la historia evolutiva, biogeografía acuática continental, filogenia, biología y ecología de los individuos, anidación, desplazamientos, genética de las poblaciones, distribución geográfica y amenazas.