Niños terminan en el hospital tras dejarse picar por una araña para tener superpoderes

Publicado por: diana.garcia el Mié, 27/05/2020 - 10:54
Share
Los menores bolivianos buscaban imitar la situación que les planteaba la película de Spider Man, pero resultaron con síntomas graves en un centro médico.
Tres niños terminaron en el hospital tras dejarse picar por una araña para tener superpoderes

El jefe de Epidemiología del Ministerio de Salud de Bolivia, Virgilio Pietro, al final del reporte diario sobre el coronavirus en el país, contó la historia de tres niños que salieron al campo a cuidar cabras y acabaron en el hospital en su intento de imitar al Hombre Araña (Spider Man), al hacerse picar por una viuda negra.

Las arañas viudas negras no son agresivas y no tienen el instinto de morder a cualquier otro ser vivo, por lo general son tímidas, sedentarias y solitarias. Son llamadas así debido a que generalmente la hembra se come al macho después del apareamiento.

Los niños de 12, 10 y 8 años salieron a mientras su mamá iba a por leña para la cocina el pasado 14 de mayo en Chayanta (Potosí), cuando en el camino vieron una pequeña araña negra y creyeron que su picadura los convertiría en superhéroes como en el comic.

Los menores decidieron probar para ver si la picadura les daba poderes mágicos, por lo que el mayor se hizo picar "estimulándola con un palo", luego los otros dos, de acuerdo al relato del epidemiólogo.

Después de poner en práctica lo visto en la película, los niños comenzaron a sentir los síntomas pocos minutos después, la madre se asustó al verlos llorar y los llevó a un centro de salud de Chayanta, pero al ver que no mejoraban con las medicinas que les dieron, fueron trasladados a distintos hospitales.

Los infantes resultaron en el Hospital del Niño en La Paz, con dolores musculares, sudoración, fiebre y temblores generalizados y tras aplicarles un suero contra picaduras fueron mejorando hasta recibir el alta el pasado día 20.

El funcionario contó la historia para que los padres "tengan cuidado", puesto que "para los niños todo es real, las películas son reales, los sueños pueden ser reales, y ellos son la ilusión de nuestra vida".

Los niños suelen imitar la mayoría de acciones que ven en su cotidianidad y por ello es necesario prestarles contante atención para que en un futuro situaciones como la de los tres niños bolivianos no pasen a mayores y terminen perdiendo su vida.