El reactor nuclear más alto del mundo estará en Bolivia

Publicado por: christian.sandoval el Mar, 27/07/2021 - 15:08
Share
Este lunes el presidente de Bolivia, Luis Arce, inauguró las obras del que será el reactor nuclear más alto del mundo. La instalación es financiada y será dirigida por la compañía Rosatom.
El reactor mas alto del mundo estará en Bolivia.
Créditos:
EFE/Martin Alipaz

Bolivia dio inicio al primer vaciado de hormigón para la construcción del reactor nuclear de investigación de la compañía rusa Rosatom. El anuncio se dio en el marco del reinicio de las obras del Centro de Investigación y Desarrollo en Tecnología Nuclear (CIDTN), en la ciudad de El Alto, aledaña a la ciudad de La Paz, por parte del presidente boliviano, Luis Alberto Arce. 

Con esta infraestructura científicos bolivianos y extranjeros podrán realizar estudios nucleares sin precedentes a 4 mil metros sobre el nivel del mar, que nos ayudarán en diversos rubros como la minería, recursos hídricos, agrícolas y un sinfín de estudios al servicio de los bolivianos y toda la humanidad”, dijo en la ceremonia el mandatario, citado en un comunicado del gigante nuclear ruso. 

Las obras del complejo de investigaciones se encontraban paralizadas desde 2019 por cuenta de la pandemia y los graves enfrentamientos políticos que se vivieron en Bolivia tras la salida de Evo Morales. En el acto, presidido también por el primer vicedirector general y director de la Unidad de Desarrollo y Negocios Internacionales de Rosatom, Kirill Komarov, Arce volvió a agradecer a la comunidad alteña por haber dado su voto de confianza para llevar a cabo el proyecto en su territorio. 

“Estamos contentos de ver cómo se están avanzando las obras de este importante proyecto que fue paralizado en el gobierno golpista, como ustedes son testigos, los golpistas no sólo se contentaron con paralizar la economía nacional, sino también impidieron la continuidad de obras que se habían iniciado en los 14 años de nuestro proceso de cambio”, aseguró Arce. 

Según el jefe de Estado boliviano, ya hay dos partes del CIDTN que están próximas a entrar en operación: el Complejo Ciclotrón Radiofarmacia Preclínica y el Complejo Multipropósito de irradiación gamma. Instalaciones que, según el comunicado del Gobierno, “permitirán producir medicamentos necesarios para enfermos de cáncer” y procesar productos agrícolas para extender su vida útil.

¿Por qué Bolivia?

 

Al finalizar la ceremonia de inauguración de las obras, el presidente Arce y Komarov hicieron una visita al lugar donde estará ubicado el futuro reactor. Una alianza tanto sorpresiva como curiosa para todos aquellos que aún logran determinar las razones por las que una compañía nuclear rusa escogería a Bolivia como sede para poner su tecnología. 

“Su construcción hará una importante contribución para el desarrollo de la ciencia, la medicina, la agricultura y la educación de Bolivia y también creará más de 500 puestos de trabajo altamente calificados para los habitantes de El Alto y La Paz”, asegura Rosatom, citado en un comunicado de su compañía.

El costo total de las instalaciones que construirá Rosatom es de 300 millones de dólares. De acuerdo con la compañía, tan solo los avances que serán entregados próximamente lograrán progresos muy importantes para la salud en Bolivia. Algo que va en línea con lo expresado por el Gobierno, que ha asegurado que la urgencia de construir el CIDTN parte de los grandes aportes que traerá para este y otros rubros como la minería, recursos hídricos y agrícolas. 

No obstante, más allá de aquellos atractivos de I+D y de los consecuentes beneficios económicos, Rosatom ha demostrado en varias ocasiones gran interés por los recursos naturales bolivianos. Así se puede evidenciar, por ejemplo, con el ofrecimiento de tecnología para la extracción de litio en los Salares de Bolivia. 

Este país latinoamericano es uno de los más ricos del mundo en litio, razón por la cual se sospecha que está en camino a convertirse en el primer país productor de este mineral industrial. No obstante, carece de tecnología para explotarlo de forma eficiente, y por lo tanto, para convertirlo en motor para la reactivación del país. 

Este año, precisamente, la empresa Yacimientos de Litio Bolivianos lanzó una convocatoria para que empresas tecnológicas del mundo presentaran sus propuestas de tecnología para la explotación del mineral. Aunque aún no se conocen todas las firmas que participaron, Rosatom confirmó que fue una de las que presentó una propuesta. 

En ese sentido, podría llegar a esperarse que la buena relación de Rosatom con el Estado de Bolivia pueda llegar a influir en que se acepte su participación y que, al tiempo que contribuye en el campo de la investigación, se convierta en parte estructural del crecimiento económico boliviano. 

Foto reactor Bolivia 1.

Obreros bolivianos preparan la maquinaria para el vaciado de cemento de la plataforma donde operará el reactor nuclear de investigación más alto del mundo en El Alto (Bolivia). EFE/Martin Alipaz.

Foto reactor Bolivia 1.

El presidente boliviano, Luis Arce, junto al primer vicedirector de Desarrollo y Negocios Internacionales de Rosatom, Kirill Komarov, y autoridades de bolivia oprimen el botón de inicio para comenzar el vaciado de cemento de la plataforma donde operará el reactor nuclear de investigación. EFE/Martin Alipaz.

Foto reactor Bolivia 3.

Obreros bolivianos preparan la maquinaria para el vaciado de cemento de la plataforma donde operará el reactor nuclear de investigación. EFE/Martin Alipaz.

Foto reactor Bolivia 4.

Obreros bolivianos preparan la maquinaria para el vaciado de cemento de la plataforma. EFE/Martin Alipaz. 

Foto reactor Bolivia 5.

"No existe un reactor de estas características a esta altura sobre el nivel del mar", enfatizó en el presidente boliviano, Luis Arce, en un discurso en el acto de "vaciado" del primer hormigón del reactor nuclear de investigación. EFE/Martin Alipaz.

Foto reactor Bolivia 6.

La inauguración de las obras fue presidida por el presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce y el primer vicedirector general y director de la Unidad de Desarrollo y Negocios Internacionales de Rosatom, Kirill Komarov. EFE/Martin Alipaz.