¿Las mujeres ocuparán el Congreso en 2022?

Publicado por: sebastian.alvira el Dom, 19/12/2021 - 09:08
Share
Pese a que hay avances en materia de paridad de género, las listas al Congreso quedaron conformadas en un 60% por hombres y 40% por mujeres.

Las elecciones legislativas de 2022 son una nueva oportunidad para impulsar la participación política de las mujeres en el Congreso de la República. Aunque el Nuevo Código Electoral establecía la paridad de género en las listas a Senado y Cámara, la Corte Constitucional no emitió concepto al respecto y los listados no fueron conformados 50% por hombres y 50% por mujeres. Sin embargo, hay avances que podrían marcar un precedente en las próximas elecciones. 

De acuerdo con un informe de Transparencia por Colombia, las listas preliminares al Senado quedaron conformadas con el 40% mujeres y las de Cámara de Representantes con el 41,2%, lo que significa un avance frente a las elecciones de 2018, donde el porcentaje de mujeres en las listas a Senado fue del 33% y a Cámara de Representantes el 36%. Así mismo, se pueden resaltar algunos ejemplos donde han quedado conformadas de manera paritaria y donde se incentivó la participación de mujeres.

Es el caso de la lista al Senado de Pacto Histórico, la cual cumple con los principios de paridad y alternancia; o en el caso de la lista al Senado del Partido Liberal con el 56% de mujeres, Cambio Radical conformada por el 47% de mujeres. De igual forma, se resaltan las listas al Senado encabezadas por mujeres como la del Nuevo Liberalismo. No obstante, se encuentran otros casos donde la inclusión política de las mujeres no ha sido destacada, es el caso de la lista del Senado de la Coalición Centro Esperanza, la coalición entre los partidos MIRA y Colombia Justa Libres, Partido Conservador y el Centro Democrático.

 

¿Cuál es la perspectiva de acuerdo a elecciones anteriores?

Según la Registraduría Nacional del Estado Civil para las elecciones legislativas de 2018 solo el 21% de las mujeres fueron elegidas para el Senado y el 19% para Cámara de Representantes. Esta poca representación de las mujeres en la política también se relaciona con el acceso desigual de los recursos de financiación para las campañas políticas para las mujeres.

Por ejemplo, Transparencia por Colombia en el informe "Análisis sobre el acceso a recursos para la inclusión efectiva de las mujeres en la política" de 2019 logró identificar que por cada millón de pesos de ingresos de una candidata al Senado, un candidato contó con 1.5 millones para financiar su campaña. Mientras que, para las elecciones de Cámara, hubo una diferencia más amplia, por cada millón de pesos de una candidata, el candidato contó con 1.7 millones, situación que deja en evidencia la brecha para la financiación de las campañas de mujeres.

"El panorama se repite al analizar las elecciones territoriales, como lo es el caso de elecciones para los concejos municipales de Barranquilla, Cali y Medellín, donde el gasto que debe realizar una mujer para salir electa es seis veces más que lo que invierte una candidata que no fue elegida, por el contrario, un hombre debe invertir tres veces más que un candidato no elegido", señala en documento. 

¿Cuánto invierten los partidos políticos en la inclusión de la mujer?

Según los datos recopilados a través del aplicativo Cuentas Claras para el periodo de 2016 –2020, los partidos y movimientos políticos no estarían cumpliendo con lo dispuesto en el artículo 18 de la Ley 1475 de 2011 frente a la destinación de recursos de mínimo el 15% en los centros de pensamientos e investigación, la formación política y electoral, y la inclusión efectiva de mujeres, jóvenes y minorías étnicas. De hecho, en el 2016 solo 8 partidos cumplieron con este porcentaje; en el 2017, 11 partidos; en el 2018,8 partidos; en el 2019, 9 partidos al igual que en el 2020.

Incluso cuando se estudia en detalle la destinación de ese 15% se encuentra que solo el 2,4% de los recursos estatales fueron invertidos en acciones encaminadas a promover la participación política de las mujeres a través de actividades como estrategias de comunicación, formación política, electoral, publicaciones y otros gastos relacionados con la inclusión de las mujeres. "La situación se vuelve más desalentadora cuando dentro de este pequeño porcentaje se encuentran gastos que no guardan concordancia con su objetivo inicial, por ejemplo, celebraciones del día de la mujer, flores, adornos de navidad, pagos de salarios, entre otros", expone Transparencia.

 

¿La oportunidad de participar es real?

A pesar de que la reforma al Código Electoral promovió la paridad de género, esta norma aún no ha logrado entrar en vigencia y, por lo tanto, resulta necesario fortalecer las acciones que garanticen una inclusión efectiva en la práctica. Por ejemplo, en las elecciones al Concejo Distrital de Barranquilla de 2015, tres candidatas afirmaron que entraron a formar parte de la lista del Movimiento Alternativo Indígena y Social, MAIS para completar el 30% que obliga la ley. También sucedió en las Asambleas de Cesar y Sucre para el 2019.

"En estos casos las candidatas fueron objeto de instrumentalización por parte de las organizaciones políticas sin recibir ningún apoyo económico ni de capacitación para la campaña, logrando evidenciar los esfuerzos insuficientes para aumentar significativamente la participación y representación de las mujeres", indica el informe.

Para Sandra Martínez, Directora Programática de Iniciativas con Sistema Político y Estado, "es necesario que los partidos y movimientos políticos cumplan de manera efectiva con la destinación de los recursos para la inclusión de las mujeres en el ejercicio político, promoviendo acciones más contundentes para el fortalecimiento del liderazgo de las mujeres que permitan eliminar las barreras de acceso a los recursos de financiación de las campañas políticas. Esto garantizará que la competencia electoral se haga en condiciones de igualdad".

"Desde Transparencia por Colombia hacemos un llamado a las organizaciones políticas a que la inclusión no sea sólo desde el discurso, sino que se tomen acciones concretas para impulsar los liderazgos de las mujeres, a través del acceso a recursos de financiación de campañas en igualdad de condiciones, herramientas de inclusión como las listas cremallera, el acompañamiento y capacitación electoral durante los procesos electorales, así como la rendición de cuentas de las campañas", concluyen. 

KienyKe Stories