Colombia Humana recibirá su personería jurídica en diez días

Publicado por: sebastian.alvira el Lun, 11/10/2021 - 16:10
Share
La Corte Constitucional estableció el plazo para que el CNE le entregue la personería jurídica a la Colombia Humana de Gustavo Petro

La Corte Constitucional estableció un plazo de diez días contados a partir de este lunes 11 de octubre para que el Consejo Nacional Electoral (CNE) le entregue la personería jurídica a la Colombia Humana que lidera el senador y precandidato presidencial Gustavo Petro.

De acuerdo con el fallo, una vez sea reconocida la personería del movimiento, el nombre y símbolo de dicha organización registrados en el CNE, deberá ajustarse a lo previsto en el artículo 5º de la Ley 130 de 1994. Es decir, según lo previsto por la Corte, excepcionalmente y de forma transitoria, para el caso de las elecciones a la Cámara y al Senado en 2022, el CNE deberá inscribir temporalmente los nombres y símbolos originales de Colombia Humana. Sin embargo, luego de ello, la Unión Patriótica y Colombia Humana deberán acordar los términos y condiciones de su separación y/o escisión, incluida la regulación de uso del nombre o signo distintivo para las elecciones, previendo mecanismos que permitan evitar la confusión del electorado. 

Del mismo modo, el CNE deberá verificar que no se otorguen duplicidad de garantías al mismo partido político, teniendo en cuenta la existencia a la fecha del partido político
Colombia Humana – Unión Patriótica. 

 

Vale la pena señalar que, después de varios años de disputas judiciales, el pasado 16 de septiembre, la Corte Constitucional le otorgó la personería jurídica a la Colombia Humana. Esta decisión traduce a varios beneficios para la fuerza opositora que recibió más de ocho millones de votos en las elecciones presidenciales de 2018.

La ponencia del magistrado Alejandro Linares solicitaba avalar la personería jurídica a este movimiento, respaldando los planteamientos de una tutela que interpuso Petro contra el CNE en 2018. Su postulado apelaba a que por la vía del Estatuto de la Oposición se debía reconocer a la Colombia Humana como un partido político, puesto que recibió más de ocho millones de votos en las presidenciales de 2018.

La Corte señaló que existe un vacío en el acceso a la personería jurídica para aquellos casos en que candidatos independientes que participan en las elecciones a la Presidencia inscritos por grupos significativos de ciudadanos, movimientos sociales o agrupaciones políticas sin personería, en el sentido de que se les reconoce un escenario de representación en el Congreso pero no el conjunto de garantías y derechos consagrados en el artículo 112 de la Constitución y en la Ley Estatutaria 1909 de 2018, siempre que decidan constituirse en partidos o movimientos políticos y declararse en oposición al Gobierno.

En este caso concreto, a partir de los hechos probados, Petro contó con un respaldo que superó los ocho millones de votos. Lo cual, denota la importancia de que la agrupación política a la que pertenece el candidato derrotado cuente con personería jurídica, pues, sin duda, sus programas de gobierno representan un contenido ideológico y programático que fue objeto de ese significativo apoyo ciudadano, reflejado en la adopción de los estatutos del movimiento político.

 

¿Qué beneficios trae la personería jurídica para Colombia Humana?

La fuerza política de Petro recibirá presupuesto del Estado para campañas, factor muy importante de cara a elecciones, porque no tendrá la necesidad de buscar respaldo económico en empresas o demás sectores que financien su candidatura. 

Por ejemplo, el año pasado se destinaron 35 mil millones de pesos entre los partidos con personería jurídica bajo varias fórmulas. Un porcentaje se distribuye en partes iguales, y el restante dependiendo de la cantidad de curules en el Congreso de la República, Asambleas y Concejos. Además, tendrá espacios en televisión y en radio. En el último año el Polo Democrático tuvo 30 espacios en televisión nacional, y otras colectividades más grandes como el Partido Liberal tuvo más de 100. 

Un beneficio no menos importante es la oportunidad de presentar listas al Senado y Cámara, entregar avales y no estar obligado a hacer coalición con otros movimientos. Y ya no requiere de la recolección de firmas, lo cual significa un camino más tranquilo que le puede significar tiempo y recursos para la construcción de su proyecto político.

En términos políticos, es una nueva arma para presumir la importancia de su movimiento, que había luchado por la personería jurídica durante varios años sin recibir un concepto favorable. Ahora, está de igual a igual con partidos tradicionales, naturalmente de la coalición de Gobierno, y esto traduce a una competencia más pareja.