Debate por arancel a las importaciones de confecciones

Publicado por: sebastian.alvira el Sáb, 13/03/2021 - 08:58
Share
Inicia la discusión por el decreto que modificaría “parcialmente” el arancel de aduanas para la importaciones de confecciones en Colombia.
Debate por arancel a las importaciones de confecciones

El decreto en el que trabaja el Gobierno Nacional para modificar los aranceles a las importaciones de confecciones ha generado debate entre quienes consideran que la medida protegería al sector textil colombiano y entre los que estiman que los aranceles desincentivarán el consumo de dichos productos.                                                                   

Hace unos días se conoció el borrador del decreto que modifica el publicado en febrero de 2020, y que pretende aplicar un arancel del 40% a prendas de vestir de 10 dólares o menos; y del 15% más 1.5 dólares por kilo si el valor de la importación es mayor a 10 dólares.

Varios congresistas del partido Centro Democrático celebraron la medida que aplicaría el Gobierno Nacional para modificar parcialmente el arancel de aduanas para la importación de confecciones, según dicen, es una iniciativa que beneficiará al sector textil en Colombia. 

"Agradecemos al Gobierno Nacional por acoger nuestra propuesta de proteger la industria textilera nacional, este borrador promueve la recuperación económica y cuida de empleos formales principalmente mujeres. Gran acierto del Ministerio de Comercio y del presidente Iván Duque", expresó el senador Gabriel Velasco.

 

Mientras que, el representante a la Cámara por el Valle del Cauca, Christian Garcés, afirmó: "Junto a Bancada del Centro Democrático  logramos que el Gobierno aplique un arancel del 40% a prendas de vestir de 10 dólares o menos; y del 15% más 1.5 dólares por kilo si el valor de la importación es mayor a 10 dólares. Importante apoyo al sector textil y confecciones". 

No obstante, no todo son aplausos para el Gobierno de Iván Duque, la Federación Nacional de Comerciantes (FENALCO), se mostró en contra del decreto, a su juicio es "preocupante e inoportuno", pues desincentivaría aún más el consumo y golpeará el bolsillo de los colombianos.

"Una medida de esta magnitud en estos momentos impactará negativamente el bolsillo de los colombianos y generará mayor desempleo, informalidad y contrabando", manifestó Jaime Alberto Cabal, presidente del gremio.

¿Por qué la preocupación?

Fenalco señaló que la preocupación de los comerciantes se basa en que consideran que esta modificación obedece más a razones políticas, que a sólidos argumentos económicos y que vuelve a surgir en época preelectoral por iniciativa de la bancada del Centro Democrático.

Además, detallaron que el año pasado el comercio organizado sufrió la mayor depresión de la historia, con una caída del 15,1% en 2020 y cerca de 1.500.000 empleos perdidos.

 

"La mayor parte de prendas afectadas por el incremento de aranceles no producidas en Colombia, con lo cual el impacto en el precio final a los consumidores, será en promedio de un 25% más", dijo Fenalco. 

Como también explicaron que ha habido un encarecimiento en las importaciones por cuenta de la devaluación del peso frente al dólar, las importaciones en el año 2020 cayeron en un 40,8% para el caso del capítulo 61, (tejidos de punto), y en el del capítulo 62 cayeron un 45,9%.

De acuerdo con las cifras del DANE, de las 19 categorías investigadas del comercio detallista, 13 decrecieron en el 2020, de las cuales la segunda de mayor desplome fue la de prendas de vestir, con una caída del 28% en todo el año.

"El desestímulo a la compra de prendas de vestir traerá como consecuencia menos áreas en establecimientos comerciales dedicadas a este segmento y por consiguiente menos estímulos a la expansión y generación de empleo", manifestó Fenalco. 

Finalmente expresaron que esta medida traería inmediatamente consecuencias de aumento de contrabando e informalidad en esos productos, lo que obviamente impactará en las cifras de empleo. Por ello, el gremio anunció estar en disposición de proponer fórmulas más equitativas y programas de estímulo a las compras nacionales por parte del comercio, como se ha hecho en el pasado y llegar a un sano equilibrio.