Juan Manuel Santos anunció que se retira de la política

6 de agosto del 2018

En su última alocución como presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón hizo un llamado a los colombianos a seguir luchando por la paz y dejar de lado los rencores que afectan a la sociedad. Además, Santos anunció su retiro de la actividad política pero subrayó que seguirá trabajando desde otros ámbitos por las víctimas […]

Juan Manuel Santos anunció que se retira de la política

En su última alocución como presidente de la República, Juan Manuel Santos Calderón hizo un llamado a los colombianos a seguir luchando por la paz y dejar de lado los rencores que afectan a la sociedad.

Además, Santos anunció su retiro de la actividad política pero subrayó que seguirá trabajando desde otros ámbitos por las víctimas y por la paz del país.

Destacó que un año y medio se han dado avances importantes en la implementación de los acuerdos que en cualquier otro proceso de paz similar en el mundo. Aunque, resaltó que “falta mucho, por supuesto. Ninguna paz es perfecta, ni fácil de consolidar, y menos en nuestro país, afectado por tantas formas de violencia”.

El presidente Santos también señaló que el mayor dolor con el que deja la Presidencia son los asesinatos de líderes sociales, y que la sociedad colombiana “debe levantarse para protegerlos y para rechazar estos ataques”.

“Les pido, los invito a que actuemos y pensemos con moderación. A no dejarnos llevar por los extremos, siempre dañinos, siempre polarizantes. A que tramitemos nuestras diferencias siempre con respeto por el otro, por el que piensa diferente”, indicó el presidente Santos.

Además, señaló que falta camino por recorrer en la erradicación de la pobreza y la disminución de las brechas entre ricos y pobres. Pero, aseguró terminar su gobierno con “serenidad” por haber hecho lo que consideró correcto.

Por último el saliente presidente, a su sucesor, el presidente Iván Duque, “le deseo lo mejor: todos los éxitos posibles, por el bien de nuestra patria. Yo seguiré la regla dorada, que ha marcado el camino de las grandes filosofías y religiones, tratar a los demás como uno quisiera ser tratado. Por eso, cumpliré, si me permiten, mi promesa de no molestar, de no intervenir, de no ser un aguijón en la nuca de mi sucesor. Cada presidente manda en su tiempo. Y el mío termina mañana”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO